SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.23 número41PATRIMONIO TERRITORIAL: UNA REVISIÓN TEÓRICO-CONCEPTUAL. APLICACIONES Y DIFICULTADES DEL CASO ESPAÑOL índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Urbano (Concepción)

versão impressa ISSN 0717-3997versão On-line ISSN 0718-3607

Urbano (Concepc.) vol.23 no.41 Concepción maio 2020

http://dx.doi.org/10.22320/07183607.2020.23.41.01 

Artículos

SITUAR EN EL DEBATE EL CONTEXTO URBANO. APROXIMACIONES BIBLIOMÉTRICAS DESDE EL META ANÁLISIS DE LA LITERATURA CIENTÍFICA

Laura Rodríguez Negrete1* 
http://orcid.org/0000-0002-0571-9992

Alex Paulsen Espinoza** 
http://orcid.org/0000-0002-6982-0651

Rodrigo Hidalgo Dattwyler*** 
http://orcid.org/0000-0001-6092-1547

*Doctora en Ciencias Humanas, mención discurso y cultura. Universidad Austral de Chile. Dra. en Ciencias Humanas Coordinadora de posgrado Facultad de Arquitectura y Artes, lrodrigeocultural@gmail.com

**Doctor © en Geografía, Pontificia Universidad Católica de Chile, Candidato a Doctor en Geografía, alexpaulsene@gmail.com

***Doctor en Geografia Humana, Pontificia Universidad Católica de Chile, Profesor titular del Instituto de Geografía, Facultad de Historia, Geografía y Ciencias Politicas, Pontificia Universidad Católica de Chile, rodrigohidalgogeo@gmail.com

RESUMEN:

¿Por qué es primordial, en un mundo de múltiples, complementarias y a veces divergentes significaciones, la concepción de “contexto urbano”? Aquel constituye el cuestionamiento central de este artículo que revisa las sucesivas definiciones de dicho concepto, emanadas de publicaciones científicas asociadas a disciplinas como arquitectura, estudios urbanos, entre otros.

Se propone una metodología basada en un análisis bibliométrico para examinar la presencia conceptual del contexto en las investigaciones de entre 1977 y 2017. Se constata que la utilización del vocablo, de uso frecuente, ha terminado por oscurecer el potencial de este término. Los resultados sugieren, además, que el contexto urbano ha sido empleado en la producción científica atendiendo a las realidades particulares de cada país, sin llegar a un acuerdo en sus variables. Además, se ha aplicado sin definir esas realidades particulares.

Palabras clave: contexto urbano; análisis bibliométrico; producción científica; estudios urbanos y ciudad.

INTRODUCCIÓN

Los conceptos utilizados en las diversas Ciencias Sociales traspasan un umbral en el cual su sentido, definición, aplicación, utilización y conceptualización, se vacían y se convierten en grandes cajones de recepción de una serie de ideas y concepciones. Con el transcurrir del tiempo, estas nociones dejan de ser objeto de debates y pasan a integrar el acervo común de las disciplinas que los tratan. Ello implica que las discusiones que se generan en investigaciones, congresos, seminarios, workshops, pueden estar constituidas de una serie de teorías preconcebidas acerca de los conceptos de los cuales se está hablando y escribiendo. En consecuencia, cada cierto tiempo, es necesario volver a realizar ejercicios que permitan re-mirar estos términos y constatar de qué estamos hablando o escribiendo cuando hacemos referencia a ellos.

En disciplinas como arquitectura, el concepto de “contexto” ha representado un espacio de discusión importante. Durante la década de 1950, se dio un profuso debate en torno a este, debido a las corrientes modernas en arquitectura, las cuales se encontraban otorgando gran atención al contexto de los proyectos urbanos. En este sentido, como señala Komez- Daglioglu (2016), durante la década de 1980, el contexto en arquitectura se comienza a relacionar principalmente con los entornos históricos de los proyectos urbanos. Lo anterior se fundamentó en los cambios paradigmáticos que se daban: del modernismo al posmodernismo en arquitectura (Komez-Daglioglu, 2016). El mismo autor concluye que, hoy en día, el “contexto” es un término que ha sido ignorado y sobre-utilizado en la teoría y práctica de este ámbito disciplinar.

En este escenario, el objetivo del presente artículo es contribuir a esta discusión por medio de una aproximación bibliométrica y operativa de “contexto urbano” en áreas como arquitectura, estudios urbanos, diseño, historia, antropología y sociología.

En tal sentido, se parte con una revisión teórica de los aspectos que se considera más importantes para entender y, sobre todo, para avanzar en una conceptualización. Se prosigue con una metodología de revisión bibliométrica, realizando un meta-análisis del contexto urbano, para concluir con algunas posibilidades de ajuste en esta definición. Conceptualización que, tal como se ha indicado, a pesar de exhibir un uso recurrente, no necesariamente expresa la complejidad ni aun la utilidad requerida para ser aplicada a los estudios sobre la ciudad contemporánea.

MARCO CONCEPTUAL

PONIENDO EN CONTEXTO EL CONTEXTO

“Contexto” es un término usado para referir a todo lo que rodea al fenómeno puesto en cuestión (Van Dijk, 2016). Tal grado de amplitud despliega un universo de ambigüedades que oscurecen la luminosidad de vocablo. Para Grădinaru (2013), “Esto significa que la noción se usa principalmente en un sentido bastante intuitivo y pre-teórico, es decir, como algún tipo de entorno sociocultural o político, para un evento o acción, y muy a menudo, más bien como condición que como consecuencia de tal evento” (2013, p. 119). La definición consensuada por diversas disciplinas permite, a grandes rasgos, saber, en términos coloquiales, a lo que nos estamos refiriendo cuando decimos contexto. Sin embargo, este consentimiento semántico denotativo, sin darlo por errado, debe ser ajustado a la profundidad del quehacer espacial contemporáneo. Sobre todo, porque permitiría comprender la naturaleza de los factores que componen, tal como de los que afectan el contexto; proporcionando un marco conceptual que facilite la evaluación del contexto urbano, dada la relevancia que tiene especialmente para los estudios territoriales (Acedo, Painho y Casteleyn, 2017).

En términos amplios, diremos que para interpretar el espacio urbano es necesario comprenderlo dentro de su contexto y ya que tanto el espacio y sus transformaciones son gobernados por este, el contexto urbano requiere una aproximación más ajustada al devenir de los procesos actuales de la ciudad latinoamericana. Esto, pese a que, como señala Van Dijk (2016), “El primer problema al que nos enfrentamos en esta teoría es que la noción de contexto es sumamente vaga y ambigua […] tal como se emplea en el discurso cotidiano, no técnico, el término contexto significa a menudo situación, ambiente, entorno, antecedente geográfico, histórico o político” (2016:16). Entonces, nuevamente surge la dificultad de entender a qué refiere el contexto urbano, ya que este abarca un espectro tan amplio, que dificulta su comprensión, como también la del rol que cumple.

El mismo Van Dijk establece que la interpretación del entorno espacial requerirá una atención selectiva que permita disminuir la complejidad. Grădinaru agrega -al revisitar la interpretación socio-cognitiva del contexto que hace Van Dijk- que los discursos imperantes “hacen una inversión comunicativa que se ajusta a la postura de relevancia: solo incluyen los aspectos que parecen lo suficientemente destacados” (2013, p. 122).

Esto último, basado en la premisa de que los individuos leen la ciudad como un sistema integrado de símbolos, que han sido construidos a lo largo del tiempo y, de manera similar al discurso, interactúan con el entorno en función de ciertas simples interpretaciones del espacio, efectuando lecturas del lugar de forma instantánea. Se trata de un recorrido pre-cognitivo, es decir, fuera de la conciencia, lo cual no quiere decir falto de procesos complejos, acumulativos de conocimientos (Thrift, 2008).

Por otro lado, de acuerdo con el Diccionario de Geografía Humana, editado por Derek Gregory et al. (2009), el contexto se origina con relación al lenguaje, donde el carácter situado en el tiempo-espacio de la vida social, contiene un doble significado, en términos de circunstancias y conexiones. Así, los autores establecen que “como el texto, el contexto es una metáfora derivada del latín texere, tejer, y en la tradición de la interpretación, contexto se refiere a la coherencia del texto, las conexiones entre las partes y el todo” (Gregory et al., 2009, p. 111). El término fue introducido a la Geografía por el sueco Torsten Hägerstrand, quien observó similares atributos que Gregory et al. (2009). Para Hägerstrand (1989), los objetos y eventos no podían partirse, sino que eran parte de un paquete de actividades que en conjunto formaban una red de trayectorias, formulando la idea de red, como un postulado de la aproximación contextual (Ellegård y Svedin, 2012). De esta forma, el efecto contextual, se define como “el impacto del medio ambiente local en las actitudes y las conductas de los individuos” (Gregory et al., 2009, p. 110), el cual, a diferencia del efecto composicional, que atribuye las actitudes y conductas de los individuos a posiciones no geográficas dentro de las sociedades -tales como la etnia, el género, la clase, entre otras-, reclama el carácter situado geográficamente de la sociedad (Suzuki et al., 2012). Según Gregory et al. (2009), “Estar en el mundo involucra ambos sentidos, uno profundo (ser miembro de un mundo significativo) y uno posicional (tener un lugar particular en el mundo definido por características tales como género, etnicidad, etc.)”2 (2009, p. 110).

Por otra parte, los diccionarios que han sido elaborados en periodos de cientos de años, desarrollando, a través de la práctica del ensayo y el error, la forma óptima de definir, en algunos casos, una palabra o un concepto, los cuales sufren modificaciones con el transcurrir del tiempo (Lauria, 2013); definen el contexto como un entorno (lo que rodea), sin lo cual no se podría entender apropiadamente el hecho. Lo anterior es discutido por Grădinaru (2013), cuando sostiene que muchas veces el contexto es usado en el sentido de ser una condición del fenómeno, escondiendo la posibilidad de ser una consecuencia de este. Bajo esta premisa, se abre un potencial de argumentación mucho mayor que solo reducir el contexto a una materia circunstancial. Desde ahí podemos entender la conexión multidimensional del contexto, pero donde el individuo solo prestará atención a algunos elementos, simplificando la lectura del conjunto. Al seleccionar esos elementos, se facilita entender el contexto urbano. Para Cairney y Weible (2018), el contexto en el que se estudia la elaboración de políticas cambia con el espacio y el tiempo, lo cual refrenda que, la variabilidad está dada por la mayor atención que prestan los individuos a algunos aspectos de tal contexto, apartando otros, por considerarlos irrelevantes.

Siendo el lenguaje, el factor de comunicación social más importante, es también una herramienta social de la construcción de la realidad (Berger, Luckmann, Zuleta, 1968).

Nuestro sistema conceptual es, en gran medida, metafórico, según plantea Lakoff y Johnsen (2003), por lo que el origen latino común, texere -como señalamos, tejido- viene a confirmar esta aseveración, representando el contexto en la imagen de un tejido, una red. Por definición entonces, sabemos que la red forma parte de nuestra realidad y contexto general, construida en base a la vida cotidiana. Para los mismos autores, “nuestro sistema conceptual juega así un papel central en la definición de nuestras realidades cotidianas” (2003:4). En la actualidad, solemos escuchar muy a menudo la palabra “red”: tal como en la modernidad el sistema funcionaba en torno a la metáfora de la producción en cadena, en la actualidad, una más acertada sería la producción en red, de acuerdo a lo establecido por Castell (2009). Este constructo mental asociado a la red, sin embargo, produce cierta confusión desestabilizadora; el mundo era más entendible a partir de esas metáforas de la producción en cadena, por ser estructuras lineales y organizadas jerárquicamente. Empero, un interesante trabajo de Schmidt di Friedberg (2018) acerca de las geografías de la desorientación, nos permiten acercarnos a la transgresión producida actualmente a través de las múltiples -organizadas o desorganizadas- estructuras que se están dando en el espacio y que responden a una perspectiva interrelacionada, subjetiva y confusa por momentos.

METODOLOGÍA

Se analiza, dentro de un corpus bibliométrico, las características de la producción científica asociada al contexto urbano. Este trabajo utiliza como caso de estudio la base de datos Web of Science -WoS- de reconocido prestigio en la comunidad científica. El análisis bibliométrico fue hecho con ayuda de los softwares especializados HistCite y VOSviewer, los cuales son fundamentales para obtener los resultados de este estudio. En los términos de búsqueda en la Web of Science, se utilizó la siguiente palabra clave: “urban context”, lo cual arrojó un total de 1.323 documentos, lo que representa la muestra. Estos fueron depurados a partir de los siguientes criterios y categorías: estudios urbanos, arquitectura, historia, antropología y sociología. En la primera disciplina se encontraron un total de 174 artículos, mientras que en la segunda 117; la que fue seguida de historia, con 61 textos, antropología, con 31, y sociología, con 41. Esto entrega un total de 424 publicaciones, de las que se seleccionaron solo artículos de investigación, lo cual dio un total de 391. Estos registros fueron guardados con todos los campos necesarios para su procesamiento en HistCite y VOSviewer, esto es: autores, afiliación institucional, titulo, revista, idioma, tipo de documento, palabras claves, resumen y bibliografía citada. El marco temporal que abarcó la selección fue desde 1977 hasta 2017 (Figura 1).

Fuente: Elaboración de los autores.

Figura 1: Flujo metodológico. 

RESULTADOS

EN LAS FRONTERAS DISCIPLINARES DEL CONTEXTO URBANO: REVISIÓN DE LITERATURA A PARTIR DE LA BIBLIOMETRÍA

En la literatura de disciplinas tales como la arquitectura, los estudios urbanos, el diseño urbano y la construcción, el concepto “contexto urbano” aparece asociado a una serie de características propias de la ciudad, sus dinámicas y relaciones con quienes las habitan. En el siguiente apartado se pretende dar cuenta de cómo la literatura científica ha analizado este concepto desde 1977 hasta el 2017. La revisión ha contemplado 391 artículos cuya publicación abarca un marco temporal de cerca de cuarenta años. Estos artículos fueron procesados bajo el software HistCite, el cual establece dos índices para su jerarquización. El primero de ellos tiene que ver con Local Citation Score -LCS-, el cual permite ver el impacto de un artículo por medio de su citación al interior de las 391 publicaciones seleccionadas. El segundo índice se refiere al mismo impacto por citación, pero por año -LCS/t- (Tabla 1).

Tabla 1: Terminología asociada a los análisis bibliométricos. 

Concepto Definición
Local Citation Score LCS Cantidad de citas dentro de la colección de 391 documentos seleccionados
Local Citation Score per year LCS/t Cantidad de veces que es citado al artículo en un año al interior de la colección de 391 documentos seleccionados

Fuente: Elaboración de los autores en base a Wulff (2007) y Garfield (2004).

En términos generales, se analizaron 391 artículos, 727 autores, 216 revistas, 13.594 referencias citadas, 1.685 palabras claves, la producción científica de 56 países de todo el mundo, 399 instituciones de diversa índole (universidades, organizaciones no gubernamentales, entre otros). La evolución del concepto en cuestión muestra una tendencia ascendente en lo que respecta a la cantidad de publicaciones entre 1977 y 2017. Esta tendencia aumenta considerablemente a partir de 2007 y 20163 (Figura 2).

Fuente: Elaboración de los autores.

Figura 2: Evolución producción científica. 

No obstante, el impacto en la producción científica en las 391 publicaciones -LCS y LCS/t- muestra variaciones importantes. En 2001, se producen investigaciones que tendrán una alta citación (5 de TLCS), casi igual al año 2004 (4 TLCS), impacto que descenderá considerablemente hacia 2005, con un TLCS de 2; 2007, con 1 TLCS, y 2009 y 2012, con 1 TLCS (Figura 3).

Fuente: Elaboración de los autores.

Figura 3: Impacto a nivel local (TLCS) de la producción científica entre 1977 y 2017. 

La producción científica se encuentra concentrada en países localizados en América del Norte, Europa, Oceanía, Asia y, en algunos casos, en Iberoamérica. Al momento de verificar cuáles son los países que producen investigaciones de mayor impacto, países como Estados Unidos, Japón, Países Bajos, Portugal e Inglaterra aparecen como aquellos en donde se produce investigación de alto impacto.

Con respecto al lugar de la publicación de los artículos abocados a este concepto, aparecen revistas orientadas a diversas perspectivas, tales como estudios urbanos, paisaje, planificación urbana, investigación regional, (Tabla 2). Se aprecia una diversificación de perspectivas, desde donde se están llevando a cabo las investigaciones sobre el “contexto urbano”, por lo que no solo estas se circunscriben a aspectos en los cuales tradicionalmente se habían estudiado este tipo de temas, sino que además aparecen revistas sobre educación, ecosistemas urbanos, entre otros.

Tabla 2: Producción científica de las principales revistas entre 1977 - 2017. 

Nombre de Revista N° de publicaciones
Urban Studies 15
Landscape and Urban Planning 13
International Journal of Urban and Regional Research 11
Cities 10
Urban Education 9
Prostor 8
Journal of Asian Architecture and Building Engineering 6
Open House International 6
World Heritage and Degradation: Smart Design, Planning and Technologies 6
Anthropology & Education Quarterly 5
Eure-revista latinoamericana de estudios urbano regionales 5
Journal of Urban Affairs 5
Urban Ecosystems 5
Urban Forestry & Urban Greening 5
Journal of Archaeological Science 4
Journal of Urban Technology 4
Revista 180 4
Ace-Architecture City and Environment 3
Africa 3
Archnet-ijar International Journal of Architectural Research 3

Fuente: Elaboración de los autores.

La revista que posee un alto impacto de citación en la literatura local (TLCS) es Anthropology & Education Quarterly (con 6), seguida de Urban Education (con 5), International Journal of Urban and Regional Research (con 2), Ecaade 2009: Computation: The New Realm of Architectural Design (con 1) y Housing Studies (también con 1). Por otra parte, dentro de los veinte primeros autores que han generado una producción considerable sobre este concepto, nos encontramos con los siguientes (Figura 4):

Fuente: Elaboración de los autores.

Figura 4: Producción científica por autores entre 1977 - 2017. 

Al momento de jerarquizar la producción científica de acuerdo con el impacto que tiene cada autor al interior de la colección local, es posible identificar cambios considerables, ya que Bernal llega al lugar 1 de la lista, es decir, si bien este es el autor publica solo un artículo sobre la problemática, sus publicaciones poseen mayor influencia sobre la literatura. De esta manera, quien pasa a tener un más alto índice de impacto sobre las investigaciones es el autor antes mencionado (junto a Solorzano), y le siguen Cammarota, Brayboy, Purcell y Balaban. Por lo tanto, si ordenamos estos autores según número anual de veces en que son citados por otros dentro de la colección local, se puede advertir los 10 artículos más influyentes dentro de la muestra. Dentro del primer lugar continúa Bernal y Solorzano (2001), con su estudio sobre el análisis de la resistencia a la transformación a través de un marco crítico de la raza, considerando a estudiantes chicanos y chicanas en un contexto urbano; seguido de Cammarota (2004) y su trabajo sobre el género y la racialidad de la juventud latina, luchas y resistencias en un contexto urbano, desde la perspectiva antropológica (Tabla 3).

Tabla 3: Matriz de registros ordenados según número anual de veces en que es citado por otros dentro de la colección seleccionada. 

Autores Año Título LCS/t
1 Bernal & Solorzano 2001 Examining transformational resistance through a critical race and latcrit theory framework - Chicana and Chicano students in an urban context 0.29
2 Cammarota J. 2004 The gendered and racialized pathways of Latina and Latino youth: Different struggles, different resistances in the urban context 0.29
3 Balaban 2012 Climate change and cities: a review on the impacts and policy responses 0.17
4 Brayboy B.M.J 2005 Transformational resistance and social justice: American Indians in Ivy League universities 0.15
5 Purcell, M 2003 Citizenship and the right to the global city: Reimagining the capitalist world order 0.13
6 Gil J, Montenegro N, Beirao JN, Duarte JP 2009 On the Discovery of Urban Typologies Data Mining the Multi-dimensional Character of Neighbourhoods 0.11
7 Sengupta U. 2007 Housing reform in Kolkata: Changes and challenges - The hindered self-help: Housing policies, politics and poverty in Kolkata, India 0.09

Fuente: Elaboración de los autores.

Como se aprecia en el cuadro anterior, los intereses que ostentan mayor impacto dentro del tópico “contexto urbano” se encuentran relacionados con ciertos análisis sobre tribus urbanas, género, racialidad, cambio climático y ciudades, justicia social, resistencias, ciudadanía, topologías urbanas, políticas de vivienda, pobreza, educación y diferencias de género, minorías étnicas, entre otros temas. Para descubrir de manera más clara los tópicos que se encuentran contenidos en esta temática, es necesario recurrir a las palabras claves. Al momento de aplicar un método de análisis de las co-ocurrencias de las palabras claves, se constatan claramente 6 clústers (Figura 5).

Fuente: Elaboración de los autores.

Figura 5: Co-ocurrencia de palabras claves de la muestra de “contexto urbano”. 

En el primer clúster es posible identificar palabras claves tales como: China, discurso, educación, etnicidad, crecimiento, vivienda, conocimiento, movilidad, políticas, pobreza, privatización, religión, contexto urbano, espacio urbano, urbanización, juventud. Este corpus de conceptos revela algunas áreas de estudio sobre fenómenos determinados en el contexto urbano, como etnicidad, crecimiento, vivienda, educación, pobreza, procesos de privatización y acontecimientos religiosos en el espacio urbano (Tabla 4).

Tabla 4: Co-ocurrencia de palabras claves (clústeres). 

N° clúster Co-ocurrencia palabras claves
1 China, discurso, educación, etnicidad, crecimiento, vivienda, conocimiento, movilidad, políticas, pobreza, privatización, religión, contexto urbano, espacio urbano, urbanización, juventud.
2 Comunidad, consumo, diseño, medioambiente, experiencia, salud, paisaje, modelo, naturaleza, planificación, regeneración, espacio, turismo, Reino Unido.
3 Desventajas, identidad, ingresos, barrios, perspectivas, raza, estudiantes, urbano, educación urbana.
4 Chile, cambio climático, genero, historia, mercado, modernidad, percepción, espacio público, ciudad inteligente, Estados Unidos.
5 Ciudades, democracia, energía, gobernanza, participación, estrategias, sistema, diseño urbano, desarrollo urbano.
6 Gentrificación, globalización, Londres, redes, lugar, polarización social, sociología, Estado, desarrollo urbano, urbanismo.

Fuente: Elaboración de los autores.

Como se constata en la Tabla 4, en cada clústers es posible generar asociaciones en los tópicos que se encuentran mencionados al interior de ellos. Por ejemplo, en el segundo clúster se evidencia que en Inglaterra el estudio del contexto urbano está relacionado al consumo, al medioambiente, al turismo, la regeneración, la naturaleza y la planificación.

Estas palabras claves se encuentran asociadas a instituciones desde donde se produce este conocimiento. En este sentido, la universidad con mayor cantidad de publicaciones es la Universidad Técnica de Delft (6), seguida de la University College de Londres (6), la Universidad de California (Berkeley) (6) y la Universidad Politécnica de Milán (5). Con respecto a la literatura predominante que se cita en la bibliografía de los 391 artículos, se evidenció que las fuentes utilizadas datan de la década de 1960 hasta inicios de los noventa (Tabla 5).

Tabla 5: Referencias con alto índice de citación en la colección local. 

Autor Nombre publicación Año
1 Lefebvre, H. The production of the Space 1991
2 Rose, M. The poor nad the City: the English poor law in its Urban Context 1985
3 Jacobs, J. The Death and Life of Great American Cities 1961
4 Florida, R. The rise of the creative class 2002
5 Harvey, D. From Managerialism to Entrepreneurialism: The Transformation in Urban Governance in Late Capitalism 1989
6 Wilson, W. Truly Disadvantaged 1987
7 Fordham, S. Blacked Out: Dilemmas of Race, Identity, and Success at Capital High 1996
8 Hillier, B. The Social Logic of Space 1984
9 Rogers, A. The Urban Context: Ethnicity, Social Networks and Situational Analysis 1995
10 Sassen, S. The global city 1991

Fuente: Elaboración de los autores.

Estas referencias constituirían el mainstream de la literatura referida al contexto urbano. Como se puede apreciar, éste se ha constituido sobre la base del acumulado de la producción científica en los autores que generan literatura científica reciente. Ello implica que, al interior de disciplinas como los estudios urbanos, arquitectura, historia, antropología y sociología, el contexto urbano es un concepto que se encuentra en construcción y reciente reflexión.

RESULTADOS EN DISCUSIÓN

EL CONTEXTO URBANO Y SUS CONTRADICCIONES

La noción de “contexto urbano”, de uso relativamente reciente en la producción científica, ocupa un lugar distinguible dentro de las ciencias sociales, especialmente en materias relativas a la territorialización de los fenómenos. Su carácter, situado en el espacio-tiempo, no es solo una condición relevante del fenómeno, sino también, como sostiene Grădinaru (2013), es una consecuencia de las variables en consideración. La utilización del concepto “contexto urbano”, como marco de aproximación a los fenómenos que se dan en la ciudad, obedece sobre todo a su potencia interpretativa; permite confrontar, a través de la construcción de una postura teórica, la coherencia de las conexiones urbanas. Por tanto, siendo el contexto urbano un marco interpretativo, el efecto contextual compromete la situacionalidad de la sociedad y la elección de dicho enfoque de interpretación es escogido por los investigadores para interrogar la profunda relación entre la geografía y los individuos.

Tal como se aprecia en los análisis de la producción científica, lo primero que se hace visible es que el “contexto urbano”se ha comenzado a emplear relevantemente en las disciplinas seleccionadas. Esto no debe resultar sorpresivo si consideramos que los procesos de urbanización se han intensificado en el mundo, principalmente en América del Norte, América Latina y Asia. Al verificar los clústeres (Tabla 4) que se producen a partir de la relación del concepto de “contexto urbano”con las diferentes realidades urbanas de cada caso, estos manifiestan situaciones distintas sobre este concepto. Por ejemplo, el primer clúster, que integra a China-Asia- como palabra clave importante, asocia el contexto urbano con pobreza, políticas, vivienda, urbanización, espacio urbano y crecimiento. Por su parte, el segundo clúster, en donde aparece Reino Unido -UK-, este se encuentra enlazado a palabras claves como comunidad, planificación, regeneración, naturaleza, diseño, medioambiente y paisaje. Finalmente, en el cuarto clúster, donde aparece Estados Unidos -junto a Chile-, el término se ve conectado a cambio climático, género, historia, mercado, ciudad inteligente y espacio público. Con lo anterior es posible concluir que el “contexto urbano”está vinculado primordialmente a temas emergentes.

En consecuencia, el concepto estudiado se encuentra relacionado a cuatro países -de diferentes continentes-, tal como a realidades diversas del fenómeno urbano. Mientras en Asia se describe un contexto que se caracteriza a partir de la pobreza y la urbanización, en Europa se aprecia interés por las condiciones del medio construido y su proyección en las comunidades. A su vez, en países del norte y sur de América, nos encontramos con una presencia del mercado y el contexto urbano. Esto hace que el término sea conceptualizado como ambiguo en la literatura (Komez-Daglioglu, 2016). Dicha contradicción no solo es un asunto de producción científica, sino que también de las formas en que circulan las ideas y cómo estas se imponen en el conocimiento.

Otra de las premisas que se pueden extraer a partir de los resultados obtenidos de la muestra, es que el conocimiento situado se ha visto obliterado por la hegemonía de la visibilidad científica que existe entre las bases de datos, tales como Web of Science y Scopus en el ámbito científico mundial. Somos conscientes que, al utilizar la base de datos de la WoS, nos exponemos a resultados que solo visibilizarán los temas, conceptos, teorías, metodologías, emanadas desde los lugares que los producen. No obstante, también se constata que los artículos que han servido de referencia (Tabla 3 y 5) del contexto urbano, pertenecen a pensadores que han escrito situados desde posturas occidentalizadas. Si bien aportes de figuras relevantes para entender la ciudad y su contexto -como son Jane Jacobs (2011), Kevin Lynch (2004), Bloomer K. et al. (1977), entre otros de singular valor-, han sido pilares para la arquitectura y los estudios urbanos, debemos circunscribir sus contribuciones a un conocimiento del “norte”, donde predomina un enfoque de la ciudad industrial y postindustrial, por sobre el de la abigarrada ciudad latinoamericana (Rama, 1984).

Por último, es prudente indicar que los componentes del “contexto” no son la totalidad de las variables que rodean al fenómeno en cuestión. El contexto se compone, mejor dicho, de aquellos aspectos a los cuales se decide prestar atención: existe una decisión orientada a la selección de algunos elementos. De esta manera, los factores que afectan el contexto también serán dependientes de las opciones tomadas. Por último, el hecho de que el vocablo se origine etimológicamente en el término “tejido”evidencia la estrecha relación que entabla con el lenguaje, como constructor de realidades. En resumen, su vigencia actual nos permite aseverar que tal como usamos determinados conceptos, estos guardan una estrecha relación con la forma en la cual entendemos el mundo.

CONSIDERACIONES FINALES

El debate sobre el contexto urbano no puede zanjarse aquí. Estos análisis bibliométricos solo son un aporte para abrir la discusión en las Ciencias Sociales en general y en las disciplinas que tratan el espacio y sus dinámicas en particular. La utilización de una base de datos como Web of Science (WoS) no es una variable que permita identificar las lógicas totalizantes de este término en la producción científica de forma global. Sin embargo, constituye una entrada que puede abrir el debate del “contexto urbano”como una variable importante para el desarrollo de la investigación y futuros proyectos en el espacio de la ciudad. Además de ello, puede representar un ejemplo para establecer metodológicas similares respecto a la revisión de literatura que involucra el “contexto urbano”en la producción científica latinoamericana.

El “contexto urbano”, en base a los resultados obtenidos, evidencia un incremento en su utilización, el que, sin embargo, no va acompañado de reflexiones sobre dicho uso; aparece, pues, como un concepto que construye epistemológicamente una realidad que se ha intensificado durante los últimos 40 años: la urbanización. En base a estos procesos, que han tenido diferentes expresiones en el mundo, esta noción se relaciona con las consecuencias que genera en el espacio urbano la urbanización en continentes como Asia, África y América Latina. En virtud de ello, es que las palabras claves que acompañan a las de “contexto urbano”pueden ser tan variadas e ir desde la regeneración, pasando por planificación, movilidad, etnicidad, hasta la polarización social, clima, raza, barrio, vivienda, espacio público, consumo, turismo, entre muchas otras. Y al parecer, su impacto se incrementó con el comienzo del siglo XXI en la producción científica. En definitiva, su amplitud es muestra de que la ambigüedad y vaciamiento del concepto lo han hecho ser empleado en asociación a diferentes procesos urbanos y sociales.

La construcción de una reflexión que contribuya a configurar el concepto de “contexto urbano”útil para su aplicación en nuestras ciudades, resulta esencial. Esto, dejando de lado las miradas que ya han servido para construir teóricamente este concepto y que provienen desde la década de 1960 y que no precisamente surgen desde nuestras realidades latinas y urbanas. A simple vista, es posible advertir trabajos que van en esta dirección (García, Carrasco y Rojas, 2014), pero es necesario profundizar en esta discusión y establecer teorías, metodologías, ontologías y resultados que integren miradas flexibles sobre el contexto urbano. Los alcances de estas consideraciones tratan de constatar que, al llevar a cabo un análisis de la literatura, en específico de un concepto, es posible entrar a cuestionarse las formas en que hemos estado utilizando términos que son apropiados y resignificados constantemente. Pero, además, visibilizan la importancia de comenzar a cuestionar nuestras propias formas de hacer ciencia y no solo seguir acumulándola entre términos que se han vaciado para la comunidad científica y aún más para la sociedad en general.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Acedo, A., Painho, M. y Casteleyn, S. (2017). Place and city: Operationalizing sense of place and social capital in the urban context. Transactions in GIS, 21(3), 503-520. DOI: https://doi.org/10.1111/tgis.12282 [ Links ]

Berger, PL. Luckmann, T. Zuleta, S. (1968). La construcción social de la realidad. Madrid: Amorrortu Editores. [ Links ]

Bloomer, K., Moore, C., Yudell, R. y Yudell, B. (1977). Body, Memory, and Architecture. New Haven: Yale University Press. [ Links ]

Cairney, P. y Weible, C. (2018). Las nuevas ciBencias de política pública: combinando la ciencia cognitiva de la decisión, las múltiples teorías del contexto y el análisis básico y aplicado. Ciencia Política, 13(26), 323-338. DOI: https://doi.org/10.15446/cp.v13n26.73461 [ Links ]

Castell. M. (2009). Comunicación y poder. Madrid: Alianza editorial. [ Links ]

Ellegård, K. y Svedin, U. (2012). Torsten Hägerstrand’s time-geography as the cradle of the activity approach in transport geography. Journal of Transport Geography, (23), 17-25. DOI: https://doi.org/10.1016/j.jtrangeo.2012.03.023 [ Links ]

García, C., Carrasco, J. y Rojas, C. (2014). El contexto urbano y las interacciones sociales: dualidad del espacio de actividades de sectores de ingresos altos y bajos en Concepción, Chile. EURE, 40(121), 75-99. [ Links ]

Garfield, E. (2004). HistCite. Bibliographic Analysis and Visualization Software. Recuperado de http://garfield.library.upenn.edu/histcomp/#ZLinks ]

Grădinaru, I. A. (2013). Communication, Knowledge and Discourse. Remarks on Teun Van Dijk’s Sociocognitive Interpretation of Context. Argumentum: Journal the Seminar of Discursive Logic, Argumentation Theory & Rhetoric, 11(1), 119-125. Recuperado de http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=ufh&AN=86040523&lang=es&site=ehost-liveLinks ]

Gregory, D., Johnston, R., Pratt, G., Watts, M. y Whatmore, S. (2009).The dictionary of human geography. London: Wiley-Blackwell. [ Links ]

Hägerstrand, T. (1989) What about people in regional science? Papers of the Regional Science Association, 66(1), 7-21. [ Links ]

Jacobs, J. (2011). Muerte y Vida de las Grandes Ciudades. Madrid: Capitán Swing. [ Links ]

Komez-Daglioglu, E. (2016). The context Debate: An Archaeology. Architectural Theory Review, 20(2), 266-279. DOI:10.1080/13264826.2016.1170058 [ Links ]

Lakoff G. y Johnsen M. (2003). Metaphors we live by. London: The university of Chicago press. [ Links ]

Lauria, D. (2013). Introducción: Tradición e innovación en la historia de la producción lexicográfica del español y del portugués en América del Sur. El diccionario como objeto de investigación: aportes desde distintas perspectivas teórico-metodológicas. Revista Argentina de Historiografía Lingüística, 5(2), 89-93. Recuperado de http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=asn&AN=95008009&lang=es&site=ehost-liveLinks ]

Lynch, K. (2004). La imagen de la ciudad. Barcelona: Gustavo Gili. [ Links ]

Rama, Á. (1984). La ciudad letrada. Hanover: Ediciones del Norte. [ Links ]

Schmidt di Friedberg, M. (2018). Geographies of Disorientation. Londres: Routledge. [ Links ]

Suzuki, E., Kashima, S., Kawachi, I. y Subramanian, S. V. (2012). Geographic inequalities in all-cause mortality in Japan: compositional or contextual? Plos One, 7(6), e39876. Recuperado de https://doi.org/10.1371/journal.pone.0039876 [ Links ]

Thrift, N. (2008). Non-representational theory space, politics, affect. Londres: Routledge . [ Links ]

Van Dijk, T. (2016). Sociedad y discurso. Cómo influyen los contextos sociales sobre el texto y la conversación. Barcelona: Editorial Gedisa. [ Links ]

Wulff, E. (2007). El uso del software HistCite para identificar artículos significativos en búsquedas por materias en la Web of Science. Documentación de las Ciencias de la Información, (30), 45-64. [ Links ]

2Traducción de los autores.

3El año 2017 fue considerado hasta el mes de agosto, por lo que muestra solo 12 publicaciones, por debajo de las 49 publicaciones de 2016.

1 Proyecto Fondecyt 1191555, “La producción de vivienda subsidiada en ciudades fluviales, marinas y lacustres en Chile: integración y sostenibilidad 2000 - 2017

42017 was only considered to August, as such it shows only 12 publications, below the 49 publications of 2016.

Recibido: 23 de Enero de 2020; Aprobado: 07 de Mayo de 2020

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons