SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.58 número5Resultados quirúrgicos de la hernioplastía de Lichtenstein de urgenciaDilatación de la estenosis benigna de la anastomosis colo-rectal mediante bujías de Savary-Gilliard índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de cirugía

versión On-line ISSN 0718-4026

Rev Chil Cir v.58 n.5 Santiago oct. 2006

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-40262006000500010 

 

Rev. Chilena de Cirugía. Vol 58 - Nº 5, Octubre 2006; págs. 365-370

TRABAJOS CIENTÍFICOS

 

Evaluación mediante score Baros de los resultados del bypass gástrico en el tratamiento de la obesidad mórbida*

Evaluation of gastric bypass surgery using the Baros score

 

Drs. JULIO FERNANDO GONZÁLEZ P.1, GONZALO GÓMEZ C.1, GENARO ARRIAGADA P.1

1Servicio y Cátedra de Cirugía del Hospital Dr. Eduardo Pereira, Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso. Chile

Correspondencia a:


RESUMEN

El sistema de evaluación mediante el score BAROS (Bariatric Analysis and Reporting Outcome System) se ha validado como el mejor sistema de evaluación integral y objetivo de los beneficios de la cirugía bariátrica, ya que considera distintas variables como la pérdida de sobrepeso, corrección de las enfermedades asociadas a la obesidad severa, morbimortalidad del procedimiento a corto y largo plazo, y sobre todo incorpora la evaluación de la calidad de vida postoperatoria. El objetivo del presente trabajo fue aplicar el score BAROS en una serie de pacientes operados, por un mismo cirujano, y comparar los resultados con los de otras publicaciones recientes. De 57 pacientes obesos mórbidos operados en el Hospital Dr. Eduardo Pereira entre 1999 y mediados del 2004 con técnica abierta de bypass gástrico, se revisó la ficha y se entrevistó a 31 pacientes que tenían más de 12 meses de evolución con buen control médico-quirúrgico. El promedio de edad fue 42 años (rango 18 a 60), el IMC promedio fue 49 kg/m2. El porcentaje promedio de exceso de sobrepeso perdido fue un 67%. Las comorbilidades mayores mejoraron en un 94%. La calidad de vida de acuerdo al test de Moorehead - Ardelt mejoró en todos los pacientes. La evaluación con el score BAROS fue excelente en el 58,1%, muy bueno en el 22,6%, bueno en el 16,1%, y 3,2% regular. Los resultados quirúrgicos fueron excelentes y son comparables con las mejores series publicadas en otros centros. Dado lo fácil de su aplicación, en nuestra opinión el score BAROS debería ser ampliamente usado para la evaluación de los resultados de la cirugía bariátrica.

PALABRAS CLAVE: Obesidad mórbida, calidad de vida, BAROS, cirugía bariátrica.


SUMMARY

Background: Bariatric Analysis and Reporting Outcome System (BAROS) is an integral system to report the results of bariatric surgery. It incorporates the concept of weight loss, improvement in co-morbid conditions, complications of surgery and the quality of life after the surgery. Aim: To evaluate the results of gastric bypass surgery using the BAROS score. Material and methods: Medical records of 31 patients (27 females, age range 18 to 60 years) subjected to gastric bypass with more than 12 months of follow up, were reviewed. These patients were contacted and the BAROS score was applied to them. Results: The mean percentage loss of excess weight was 63 ± 13%. Complications of morbid obesity improved in 94%. Quality of live according to the Moorehead-Ardelt test, improved in all patients. Conclusions: The results of bariatric surgery according to the BAROS score in this group of patients, were excellent and similar to those reported abroad.

KEY WORDS: Bariatric surgery, Baros score, quality of life, morbid obesity.


 

INTRODUCCIÓN

La terapia quirúrgica se ha consolidado como la terapia más efectiva en el tratamiento de los pacientes portadores de Obesidad Mórbida1. El bypass gástrico abierto o laparoscópico y el banding laparoscópico son las dos operaciones más practicadas en la actualidad2, habiendo desplazado totalmente al bypass yeyunoileal, que ocasionaba mucha morbilidad postoperatoria3, y a las gastroplastías que no eran muy efectivas4. El valor terapéutico de los distintos procedimientos técnicos empleados se mide por la potencialidad en disminuir el exceso de peso de los pacientes en forma significativa, por su morbimortalidad postoperatoria y por la capacidad en mejorar las enfermedades asociadas a la obesidad5.

Los factores económicos de evaluación costo-beneficio y especialmente de calidad de vida experimentada por los pacientes, si bien siempre fueron considerados, no habían sido cuantificados adecuadamente hasta hace pocos años, impidiendo con ello evaluar integralmente los beneficios de cada uno de los procedimientos en cada tipo de pacientes6,7. Recientes trabajos demuestran que la cirugía bariátrica tiene una buena relación costo efectiva, es mucho más eficaz y mantenida en el tiempo que los procedimientos no quirúrgicos, mejora la calidad de vida y permite reintegrar a labores productivas a un número importante de pacientes obesos que ya no podían trabajar8,9.

En nuestro medio, las publicaciones sobre cirugía bariátrica han hecho hincapié en aspectos técnicos de los procedimientos10-12, en información acerca de la morbimortalidad postoperatoria13, en el buen control obtenido en términos de descenso ponderal de los pacientes y en la mejoría de afecciones asociadas a la obesidad mórbida, pero no evalúan objetivamente la calidad de vida experimentada por sus pacientes14-16.

El sistema de evaluación BAROS (Bariatric Analysis and Reporting Outcome System), propuesto por Oria en 199817, ha sido reconocido como una herramienta de gran valor para analizar integralmente los resultados que se logran con la cirugía bariátrica y se ha comenzado a aplicar de rutina en los resultados de cirugía bariátrica más recientes18,19.

Con el fin de mejorar nuestra evaluación de lo que hacemos en cirugía bariátrica se diseñó este trabajo con el objetivo de aplicar el score BAROS en una serie de pacientes obesos mórbidos, sometidos a bypass gástrico por vía abierta, lo que permitirá además, apreciar su factibilidad y evaluar objetivamente nuestros resultados comparándolos con los obtenidos en Chile y en el extranjero.

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio de corte transversal a pacientes operados de bypass gástrico por Obesidad Mórbida en el Hospital Dr.Eduardo Pereira, entre Diciembre 1999 y Diciembre 2004, a los que se evaluó aplicándoles el score BAROS.

De 57 pacientes operados por un solo cirujano (autor principal), que habían estado en el Programa Multidisciplinario de Obesos Mórbidos del Hospital Dr.Eduardo Pereira y que habían sido evaluados en el preoperatorio por anestesista y médico intensivista, se excluyeron 16 pacientes que tenían menos de 12 meses de evolución postoperatoria y no se entrevistaron 9 pacientes por no ser ubicados telefónicamente. En la serie total no hubo mortalidad postquirúrgica pero sí falleció un paciente varón al año de operado, luego de una excelente evolución, a consecuencia de una obstrucción intestinal alta, diagnosticada tardíamente y operada en el Servicio de Urgencia con peritonitis por perforación de asa y que por lo tanto no entró en la evaluación BAROS.

Todos los pacientes fueron operados con técnica de bypass gástrico vía abierta, mediante confección de reservorio gástrico de 15 a 25 cc y anastomosis gastroyeyunal manual, con Y de Roux retrogástrica y transmesocólica, de 140 cm (+ 20 cm) de largo y con boca anastomótica de 15 mm, según lo descrito entre nosotros por Guzmán y colaboradores11.

A los otros 31 pacientes (postoperatorio entre 12 y 60 meses) se les solicitó su consentimiento informado y se les entrevistó en los meses de Marzo/Abril 2005 para efectuar la evaluación BAROS. Fueron 27 mujeres y 4 hombres. Con edad promedio de 42 años (rango 18 a 60 años). Todos tenían controles médicos periódicos y exámenes de laboratorio al día.

Las variables contempladas por el score BAROS17 son:

a) Porcentaje de sobrepeso perdido (PSP): a 12, 24, 36, 48 o 60 meses, según correspondiera al tiempo postoperatorio del paciente.

b) Comorbilidades: presencia o ausencia de patologías mayores o menores asociadas a la obesidad al momento de la entrevista (Tabla 1).

c) Test de Moorehead-Ardelt: test específico de evaluación de calidad de vida posterior a la cirugía bariátrica, incorporado al score BAROS que considera autoestima, bienestar físico, relaciones sociales, desempeño laboral y sexualidad.

(Disponible en http://drmoorehead.com).


Las complicaciones postoperatorias precoces o tardías se revisaron en la ficha y fueron corroboradas en la entrevista.

El análisis estadístico de los datos se realizó en STATA 8.1 con un intervalo de confianza de 95%. Se definió una p significativa como <0.05. Las tablas y los resultados se expresaron en promedios + desviación estándar.

RESULTADOS

De acuerdo a estimación de los pacientes el tiempo de evolución de su obesidad fue de 21 años (8 años a 39 años). El IMC promedio al momento de la cirugía fue 49 Kg/m2 (38 Kg/m2 - 83 kg/m2), 30% de ellos tenía un IMC mayor de 50 kg/m2. El exceso de sobrepeso promedio era de 72 kg (44 kg - 170 kg).

Al año de operados todos los pacientes habían tenido un descenso ponderal significativo: el IMC promedio fue 33 kg/m2 (p<0.001) y la pérdida de sobrepeso promedio de 63%.

Tomando en conjunto la información de 12 a 60 meses el IMC logrado fue 31 kg/m2 y el PSP de 67%. El 90,3% de los pacientes logró un PSP >50%. Las comorbilidades mayores mejoraron en el 94% de los enfermos (Tabla 2).


Hubo un paro cardiorrespiratorio intraoperatorio, recuperado sin secuelas. La complicación precoz más importante fue una dehiscencia del extremo superior del reservorio gástrico, que obligó a reintervención precoz para drenaje con re-sutura y días más tarde a un drenaje percutáneo de absceso subfrénico residual. Hubo además dos infecciones leves de la herida operatoria y tres cuadros de insuficiencia respiratoria postoperatoria. No tuvimos mortalidad postoperatoria en toda la serie.

En la evolución tardía se presentó una obstrucción intestinal alta por hernia interna, que se reoperó oportunamente con éxito. Además apareció colelitiasis en 4 pacientes que no la tenían previamente, una hernia incisional y un caso de alopecía importante.

Según el test de Moorehead-Ardelt la calidad de vida mejoró notablemente en el 54,8% de los casos, mejoró parcialmente en el 38,7% y mejoró en forma mínima en el 6,5%. De los aspectos evaluados por el test la mayor ganancia fue en autoestima, luego en mejoría de sus relaciones sociales, bienestar físico y desempeño laboral y un poco menos en normalización de su sexualidad. No hubo evaluación negativa del procedimiento quirúrgico.

El resultado de la cirugía de bypass gástrico, de acuerdo al score BAROS, fue excelente en el 58,1% de los pacientes, muy bueno en el 22,6%, bueno en el 16,1%, y 3,2% regular. No hubo una mala evaluación de la cirugía (Tabla 3).


DISCUSIÓN

El Instituto de la Salud Norteamericano (NIH) en 1991, consideró la cirugía como el procedimiento idóneo en el tratamiento de la obesidad mórbida afirmando, que sus resultados y beneficios superaban el riesgo intrínseco de la intervención5. Existen descritas más de treinta técnicas bariátricas distintas, ya sean restrictivas, mal absortivas o mixtas20. La determinación del tipo de cirugía a realizar a un paciente, debe ser llevada a cabo por un equipo quirúrgico bien entrenado en la técnica quirúrgica, escogiendo la cirugía según sus riesgos y beneficios, y apoyándose en el conocimiento y experiencia desarrollada por el equipo21. La técnica de bypass gástrico representa el 30% de las cirugías bariátricas a nivel mundial22, siendo además una de las intervenciones que mejores resultados tiene en cuanto a PSP, resolución de comorbilidades y mejoría en la calidad de vida9.

Debido a la falta de unanimidad de criterio en la evaluación de los resultados obtenidos por las distintas técnicas bariátricas, el score BAROS permitió a partir de 1998 comparar diferentes series quirúrgicas entre sí y cumplir con la demanda de la NIH de considerar, además de la pérdida de peso, la mejoría en la patología asociada y los cambios en la calidad de vida del paciente intervenido23.

En nuestra serie el promedio de exceso de peso inicial, el IMC prequirúrgico, el IMC a 12 meses, el PSP a 12 meses y el claro predominio del sexo femenino, es similar a lo publicado en otra serie nacional14.

Nos parece interesante el largo tiempo de evolución de la obesidad de los pacientes, hasta el momento de la cirugía. Este periodo es suficiente para que se desarrollen varias de las comorbilidades asociadas a la obesidad que son principalmente derivadas del síndrome de resistencia a la insulina24.

La calidad de vida, medida con el test Moorehead-Ardelt, resultó ser un método muy sencillo y fácil de realizar en la práctica. No es necesario explicárselo al paciente porque visualmente es muy fácil de responder. De los resultados obtenidos del test el que más impacto tuvo en los pacientes fue la mejoría de la autoestima, no así la sexualidad de que mejoró solo en la mitad de los casos. Esto podría explicarse debido a que la sexualidad en los obesos está en estrecha relación a la autoestima e imagen corporal y a la relación de pareja previa a la cirugía. Se ha reportado que hasta un 12% de los pacientes operados puede empeorar su sexualidad o incluso sufrir el rechazo de la pareja en el 10% de los casos25.

Se revisó la literatura nacional y extranjera. Se encontraron pocas publicaciones relacionadas al score BAROS aplicado al bypass gástrico. Al comparar lo reportado con la técnica de derivación biliopancreática y con la técnica de banda gástrica ajustable, los resultados obtenidos de nuestra serie son mejores (Tabla 4). En una serie reciente de bypass gástrico con gastrectomía subtotal se reportó un 96,6% de resultados muy buenos y excelentes, cifra cercana a la alcanzado en nuestro centro26.


La evaluación BAROS resultó ser un instrumento simple, objetivo y rápido de aplicar, teniendo la gran ventaja de que es reproducible en cualquier centro o técnica bariátrica.

Finalmente nos parece interesante destacar que la dispepsia, esteatorrea e intolerancia a los carbohidratos, que prácticamente son relatadas por todos los pacientes, no están consideradas en la evaluación BAROS. Esto podría sobreestimar los resultados positivos respecto a calidad de vida del test de Moorehead-Ardelt. Sin embargo está en fase de validación una modificación que incorpora la evaluación de las molestias gastrointestinales27, lo que permitiría objetivar de mejor forma los resultados posteriores a la cirugía bariátrica.

En conclusión los resultados quirúrgicos del bypass gástrico, evaluados con el score BAROS, fueron excelentes y son comparables con las mejores series publicadas en otros centros. Dado lo fácil de su aplicación, en nuestra opinión el score BAROS debería ser ampliamente usado para la evaluación de los resultados de la cirugía bariátrica.

REFERENCIAS

1. Clegg AJ, Colquitt J, Sidhu MK, Royle P, Loveman E, Walker A. The clinical effectiveness and cost-effectiveness of surgery for people with morbid obesity: a systematic review and economic evaluation. Health Technol Assess 2002; 6: 1-153.         [ Links ]

2. Buchwald H, Buchwald JN. Evolution of operative procedures for the management of morbid obesity 1950-2000. Obes Surg 2002; 12: 705-717.         [ Links ]

3. González R, Rossi G, González F. Obesidad mórbida: experiencia con el by-pass yeyunoileal en seis pacientes. Rev Med Chile 1986; 114: 29-35.         [ Links ]

4. Awad W, Loehnert R, Jirón V. Obesidad Mórbida. Tratamiento quirúrgico: gastroplastías. Rev Chil Cir 1993; 45: 407-412.         [ Links ]

5. NIH CONFERENCE: Gastrointestinal surgery for severe obesity. Consensus Development Conference Panel. Ann Intern Med 1991; 115: 956-961.         [ Links ]

6. Craig BM, Tseng DS. Cost-effectiveness of gastric bypass for severe obesity. Am J Med 2002; 113: 491-498.         [ Links ]

7. Van Gemert WG, Adang EM, Kop M, Vos G, Greve JW, Soeters PB. A prospective cost-effectiveness analysis of vertical banded gastroplasty for the treatment of morbid obesity. Obes Surg 1999; 9: 484 -491.         [ Links ]         [ Links ]

9. Carrasco F, Klaassen J, Papapietro K, Reyes E, Rodríguez L, Csendes A, y cols. Propuesta y fundamentos para una norma de manejo quirúrgico del paciente obeso. Año 2004. Rev Méd Chile 2005; 133: 693-698.         [ Links ]

10. Awad W, Loehnert R. Gastroplastía laparoscópica. Técnica y resultados preliminares en pacientes con obesidad mórbida. Rev Chilena de Cirugía 1997; 49: 64-68.         [ Links ]

11. Guzmán S, Ibáñez l, Manrique M, Moreno M, Raddatz A, Boza C, y cols. Rev. Obesidad mórbida: morbilidad, mortalidad y resultados iniciales con el by pass gastroyeyunal. Rev Chil Cir 2000; 52: 24-30.         [ Links ]

12. Pérez G. Bypass gástrico laparoscópico: desarrollo de la técnica y resultados precoces en 151 pacientes consecutivos. Rev. Chilena de Cirugía 2005; 57: 131-137.         [ Links ]

13. Guzmán S, Boza C. Reflexiones sobre la cirugía de la obesidad mórbida. Rev Chil Cir 2001; 53: 129-134.         [ Links ]

14. Csendes A, Burdiles P, Jensen C. Resultados preliminares de la gastroplastía horizontal con anastomosis en Y de Roux como cirugía bariátrica en pacientes con obesidad severa y mórbida. Rev Méd Chile 1999; 127: 953 -960.         [ Links ]

15. Csendes A, Burdiles P, Díaz JC, Maluenda F, Burgos A, Recio M y cols. Resultados del tratamiento quirúrgico de la obesidad mórbida. Análisis de 180 pacientes. Rev Chil Cir 2002; 54: 3-9.         [ Links ]

16. González JF, Vera R, Troncoso F, Salas J. El aporte de la cirugía bariátrica en el tratamiento del Síndrome de Pickwick. Rev Chil Cir 2003; 55: 9-13.         [ Links ]

17. Oria H, Moorehead M. Bariatric Analysis and Reporting Outcome System (BAROS). Obes Surg 1998; 8: 487-499.         [ Links ]

18. Wolf A, Falcone A, Kortner B, Kuhlmann H. BAROS: an effective system to evaluate the results of patients after bariatric surgery. Obes Surg 2000; 10:445-450.         [ Links ]

19. Baltasar A. On BAROS. Bariatic Analysis and Reporting Outcome System. Obes Surg 1999; 9: 288.         [ Links ]

20. Lujan J. Calidad de vida en pacientes con obesidad. Cir Esp 2004; 75: 232-235.         [ Links ]

21. Lujan J, Parrilla P. Selección del paciente candidato a cirugía bariátrica y preparación preoperatorio. Cir Esp 2004; 75: 232-235.         [ Links ]

22. Buchwald H, Buchwald J. Evolution of operative procedures for the management of morbid obesity 1950-2000. Obes Surg 2002; 12: 705-717.         [ Links ]

23. Leruite L. Tratamiento quirúrgico de la obesidad mórbida. Rev And Pat Digest 1999; 22: 49-53.         [ Links ]

24. Richardson D, Vinik A. Metabolic implications of obesity: before and after gastric bypass. Gastroenterol Clin North Am 2005; 34: 9-24.         [ Links ]

25. Kinzl JF, Trefalt E, Fiala M, Hotter A, Biebl W, Aigner F. Partnership, sexuality, and sexual disorders in morbidly obese women: consequences of weight loss after gastric banding. Obes Surg 2004; 14: 788-795.         [ Links ]         [ Links ]

27. Moorehead MK, Ardelt-Gattinger E, Lechner H, Oria HE. The validation of the Moorehead-Ardelt Quality of Life Questionnaire II. Obes Surg 2003; 13: 684-692.         [ Links ]

28. Moneghini D, Mittempergher F, Terraroli C, Di Fabio F. Bariatric Analysis and Reporting Outcome System (BAROS) following biliopancreatic diversion. Ann Ital Chir 2004; 75: 417-420.         [ Links ]

29. Victorzon M, Tolonen P. Bariatric Analysis and Reporting Outcome System (BAROS) following laparoscopic adjustable gastric banding in Finland. Obes Surg 2001; 11: 740-743.         [ Links ]

30. Marinari GM, Murelli F, Camerini G, Papadia F, Carlini F, Stabilini C et al. A 15-year evaluation of biliopancreatic diversion according to the Bariatric Analysis Reporting Outcome System (BAROS). Obes Surg 2004; 14: 325-328.         [ Links ]


Correspondencia: Dr. Julio Fernando González Pardo. Tongoy 57 n°3 Recreo, Viña del Mar. Chile.
e mail: juliofdomd@hotmail.com

*Recibido el 22 de diciembre de 2005 y aceptado para publicación el 16 de Marzo de 2006.