SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.59 número1DESCOMPRESION DUCTAL PRECOZ VERSUS MANEJO CONSERVADOR EN PANCREATITIS BILIAR CON OBSTRUCCION AMPULAR. ESTUDIO PROSPECTIVO Y ALEATORIO índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de cirugía

versión On-line ISSN 0718-4026

Rev Chil Cir v.59 n.1 Santiago feb. 2007

 

Rev. Chilena de Cirugía. Vol 59 - Nº 1, Febrero 2007; págs. 92-96

 

CRÓNICA


Luego de una larga enfermedad ha fallecido el Dr. Carlos Azolas Sagristá.

El Dr. Azolas trabajó en el Servicio de Urgencia y en el Departamento de Cirugía del Hospital Clínico de la Universidad de Chile. Fue nombrado Profesor Titular de Cirugía en 1996 y Presidente de nuestra Sociedad el año 2000. Durante el Congreso Anual de Cirugía realizado en Pucón en Noviembre del año 2005, el Dr. Azolas fue nombrado Maestro de la Coloproctología, especialidad a la que dedicó su vida. En el nombre de la Sociedad de Cirujanos de Chile, expresamos a su distinguida familia y a sus colegas, discípulos y colaboradores nuestro pesar por su desaparición.

 

La Revista Chilena de Cirugía puede ser obtenida en su formato electrónico desde Internet en las siguientes bases de datos:

ScieLO - LILACS - SISIB
www.cirujanosdechile.cl

 

PREMIOS Y DISTINCIONES

Durante el último Congreso Chileno de Cirugía fue distinguido como Maestro de la Cirugía Chilena el Dr. Attila Csendes J.

Además fueron distinguidos: como Miembro Emérito el Dr. Rolando Palacios R. y como Miembros Honorarios los Drs. Federico Hernández F., Alejandro Murúa B., Alarico Escauriaza G. y Mario Caracci L.

En la sesión de Clausura se entregaron los premios a los mejores trabajos publicados en la Revista durante el año pasado:

1. Premio: "SOCIEDAD DE CIRUJANOS DE CHILE": Al mejor Trabajo Quirúrgico:
"ADRENALECTOMIA LAPAROSCOPICA: LECCIONES APRENDIDAS EN 110 PACIENTES CONSECUTIVOS".
Drs.: Octavio Castillo C., Oscar Cortes O., Marcelo Kerkebe L., Iván Pinto, Leonardo Arellano, Int. Moises Russo.
(Unidad de Endourología y Laparoscopía Urológica, Clínica Santa María, Departamentos de Urología y Anatomía Patológica. Facultad de Medicina. Universidad de Chile).
2. Premio: "DAVID BENAVENTE": Al mejor Trabajo de Investigación Experimental.
"MICROANASTOMOSIS CON LUPA O MICROSCOPIO: ESTUDIO EXPERIMENTAL PROSPECTIVO Y ALEATORIO"
Drs.: Patricio Andrades, Susana Benítez, Stefan Danilla, Andrea Hasbún, Cristian Erazo, Hernán Arancibia O., Carlos Carvajal H.
(Laboratorio de Microcirugía Experimental. Hospital del Salvador. Facultad de Medicina Universidad de Chile).
3. Premio: "CESAR GARAVAGNO": Al mejor Trabajo Quirúrgico realizado en un Centro no Universitario.
"RESULTADOS QUIRURGICOS DE LA HERNIOPLASTIA DE LICHTENSTEIN DE URGENCIA".
Dr.: Marcelo Beltrán S., E.U. Karina S. Cruces, Drs.: Tito F. Tapia Q., Alfonso Vicencio.
(Servicio de Cirugía y Unidad de Emergencias, Hospital de Ovalle).
4. Premio: "PAQUITA LAMOLIATTE": Al mejor Trabajo de las Afecciones Torácicas.
DESIERTO

 

HOMENAJE POSTUMO AL DR. RAÚL R. RAMÍREZ MORENO (1921-2006)1

Dr. Lorenzo Cubillos Osorio2

 

Dr. Raúl R. Ramírez Moreno. (1921-2006)

Señor Presidente de la Sociedad de Cirujanos de Chile, apreciada familia del Dr. Raúl Ramírez Moreno, estimados colegas, señoras y señores

Agradezco al Directorio de la Sociedad de Cirujanos de Chile la oportunidad que me ha brindado para rendir un homenaje a un distinguido colega y ex Presidente de esta Corporación, el Dr. Raúl Rodolfo Ramírez Moreno (Q.E.P.D.). Esta misión enaltece a nuestra Sociedad, al reconocer los valores humanos y la generosidad de todos aquellos que, a través del tiempo y con su esfuerzo, han contribuido a desarrollar y engrandecer nuestra institución quirúrgica. Además, este recorrido biográfico nos recuerda que nuestros logros no sólo son personales, sino que interactúan con el oportuno apoyo y orientación de nuestra familia, de los centros de enseñanza, de diversos miembros de esta gran corporación quirúrgica y de otras instancias sociales, lo que compromete nuestra gratitud hacia todas ellas.

El Dr. Raúl Ramírez nació en Santiago el 6 de marzo de 1921. Su padre fue el distinguido profesor de inglés del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, Don Raúl Ramírez Jorquera, y su madre, la Señora Blanca Moreno Torrealba. Tuvo dos hermanas, Gabriela y María Eugenia, las que más tarde desposaron con médicos; la primera con el Dr. Gonzalo Sepúlveda Dagnino, cardiólogo, y la segunda, con el Dr. Héctor Barros Díaz, traumatólogo. Así, el Dr. Ramírez pasó a formar parte de una familia de distinguidos profesionales de la salud. En mayo de 1953, contrajo matrimonio con la Señora Aída del Río León. Ese año, viajaron a Alemania, donde nació Bárbara, su primera hija. Más tarde, siguieron Carmen, Leonor y los mellizos Raúl y Rodolfo, estos últimos nacidos en Sewell.

El Dr. Ramírez perteneció a una generación de cirujanos de la segunda mitad del siglo XX, heredera de una sólida formación clínica, que pronto asistió a la increíble revolución científico-tecnológica, que cambió el modus operandi de la Medicina.

Siguiendo la orientación anglosajona de su padre, realizó sus estudios básicos y medios en la Deutsche Schule de Santiago, lo que influyó en su inclinación por la cultura germana y permitió su dominio del idioma alemán, junto al inglés y a su lengua materna. Sus estudios profesionales los efectuó en la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile.

Realizó su internado quirúrgico en el Hospital de San Vicente de Paul, en la Cátedra de Cirugía del Profesor Alfredo Velasco Sanfuentes. Este dirigió su Tesis de Licenciatura, que versó sobre "El empiema pleural agudo no tuberculoso, tratado por punción y penicilina local". El 29 de Octubre de 1947 obtuvo el título de Médico-Cirujano de la Universidad de Chile.

Inicialmente y por poco tiempo, trabajó como médico en la Compañía Sudamericana de Vapores. Su real pasión era la Medicina de Urgencia y por ello trabajó en Santiago, en la Asistencia Pública "Dr. Alejandro del Río" en dos períodos (1949-1959 y 1965-1969), en la época que el Dr. Mariano Bahamonde era su Director) y el Dr. Emilio Salinas era Jefe de Turno. Prestó servicios, como Interno en el antiguo Hospital Militar, bajo la dirección de los Drs. Jorge Castro Guevara, Emilio Salinas Donoso y Rafael Urzúa Casas-Cordero. También colaboró en el Hospital de San Juan de Dios (1956 - 1957) y en el Hospital del Salvador (1957-1959); en este último, en la época de los Drs. Jorge Castro Guevara e Ignacio González Ginouves.

En 1947, viajó a España, donde siguió un Curso de Medicina General en la Universidad de Madrid, bajo la dirección del afamado Profesor Dr. Carlos Jiménez Díaz. En 1948, visitó centros hospitalarios de U.S.A., en New York y Washington . En 1953, gracias a una beca del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD), visitó Alemania y permaneció como Asistente huésped en el Servicio de Cirugía del Prof. Dr. Karl Heinz Bauer de la

Universidad de Heidelberg (6 meses). Otros 6 meses, estuvo con el Prof. Dr. Karl Emil Frey de la Universidad de München. En 1974 y nuevamente con una beca del DAAD, visitó al Prof. Dr. Hermann Franke de la Universidad Libre de Berlin. Además, participó en Cursos de postgrado en el extranjero, como el de Cirugía Cardiopulmonar, en la Universidad de Groningen, (Holanda, 1954 ) y el de "Fisiopatología Quirúrgica"(Buenos Aires), lo mismo que en otros cursos nacionales.

El Dr. Ramírez, desde su infancia estuvo marcado por la impronta germana. Era una persona sencilla, "un colorín simpático", como alguien lo definió . Correcto, tranquilo, alegre, sociable, querido y respetado por toda la gente, en particular por sus pares y pacientes. Dotado de buen humor, le gustaba dar un segundo nombre a las personas. No ambicionaba el poder. Era ordenado y metódico, por lo cual solía chocar con colegas más jóvenes, menos formales y ansiosos por resolver apresuradamente los problemas. Se caracterizó por el afán al estudio, la constancia, la generosidad para enseñar y la permanente disposición a servir, especialmente a los más necesitados. Amaba entrañablemente a su familia y profesaba gran admiración por su padre. Tenía clara la idea de que " la mente sana debe estar en un cuerpo sano. "Por ello, sus aficiones deportivas juveniles: atletismo, esquí, equitación y fútbol -hincha de la "U"de Chile- las conjugó con su inclinación por la música clásica, en particular por la de Mozart y la de Beethoven.

Don Rosauro Martínez Labbé, yerno de nuestro colega, dijo en sus exequias: "La trilogía que caracterizó a Don Raúl Ramírez fue el profundo cariño por su familia, por sus amigos y muy especialmente por la comunidad. Su familia era su baluarte. Sus amigos y colegas eran su energía, y la comunidad era su inspiración y a ella entregó sus mejores años de labor profesional… en Don Raúl había una auténtica vocación y compromiso hipocrático". En un plano espiritual más profundo y trascendente, se debe destacar que el eje de su vida fue su Fe católica, unida a su fidelidad a los valores cristianos, los que, junto a su esposa, inculcaron a sus hijos, nietos y a toda su familia.

En la década del 60 (1963-1970), trabajó en el Servicio de Cirugía del Hospital de Sewell de la Braden Copper Co., dirigido por el Dr. Enrique Hrdalo L. Esta época fue una de las más productivas de su vida profesional, como lo reflejan sus numerosas publicaciones.


Figura 2. Equipo quirúrgico en "moderna" Sala de operaciones del Hospital de Sewell, en los años 60. Aparecen, de izquierda a derecha: Dr. Fernando Castro A. (cirujano), Dr. Luis Moya E. (anestesiólogo), Sra. María Parra P. (arsenalera) y Dr. Raúl Ramírez M. (cirujano). Gentileza del Dr. Samuel Barros R., anestesiólogo del Hospital FUSAT- Rancagua.

La última etapa de su trayectoria médica en Santiago (1969-1980), transcurrió en el Sanatorio de Tuberculosos "El Peral", más tarde Hospital "Dr. Sótero del Río".

Se incorporó al Servicio de Cirugía, dirigido por el Dr. Juan Pefaur Ojeda y allí lideró el Equipo de Cirugía Digestiva Alta. También contribuyó a la formación del Servicio de Urgencia de ese importante Centro Asistencial del área Sur-oriente de Santiago, y fue su Jefe hasta su jubilación, el año 1981. Durante su administración, luchó por mejorar la planta asistencial y los recursos materiales de ese Servicio.

El año 1967, el Hospital "Dr. Sótero del Río" estableció un convenio con al Facultad de Medicina de la P. Universidad Católica de Chile y pasó a ser Unidad Docente Asociada de dicha Facultad. En este contexto, el Dr. Raúl Ramírez fue nombrado Profesor de Medicina de Urgencia, lo que le permitió realizarse en plenitud como docente. En 1981, después de jubilar en Santiago, se trasladó a Cauquenes de la Región del Maule y, durante 2 años, contribuyó con su experiencia al Servicio de Cirugía del Hospital y a las Postas de Urgencia de esa localidad.

En su época, el Dr. Ramírez fue el clásico Cirujano General, que abordaba patologías de diversos aparatos o sistemas. Fue un buen profesional, minucioso y exigente en la técnica quirúrgica. Poseía una caja con los más variados instrumentos, cada uno de ellos adecuado para afrontar situaciones anatómicas específicas.

Con el tiempo, fue polarizando su atención a las enfermedades del aparato digestivo, especialmente de las vías biliares, del estómago y del intestino, dando mayor énfasis a los aspectos de urgencia. Su labor fue fundamentalmente asistencial, pero realizó cerca de 30 trabajos de investigación clínica, que dio a conocer en congresos quirúrgicos y publicó en revistas nacionales Tuvo particular interés por la patología quirúrgica del retroperitoneo, especialmente neoplásica y también de las glándulas suprarrenales.

El Dr. Ramírez ingresó a la Sociedad de Cirujanos de Chile el 15 de Abril de 1953, con el trabajo "Accidentes quirúrgicos de las vías biliares", demostrando su inquietud por la prevención de la iatrogenia en cirugía. Sus méritos profesionales fueron reconocidos por su pares , que lo eligieron Vicepresidente de esa Sociedad en 1977 y Presidente, en 1978. Como miembro del Directorio de dicha Corporación, tuvo especial inquietud por la creación de Capítulos Regionales, particularmente de la VI y de la VII Región. Como Presidente de la Sociedad de Cirujanos de Chile, le correspondió organizar y presidir el 51 Congreso Chileno de Cirugía, que se realizó en Valdivia en 1978. Lamentablemente, este evento fue opacado por la atmósfera de beligerancia chileno-argentina, generada por la disputa de las islas del canal del Beagle, antes que SS Juan Pablo II mediara felizmente en dicho conflicto. A pesar de las dificultades, dicho evento científico fue exitoso.


  Figura 3. El Dr. Raúl Ramírez M. saluda al Dr. Emilio Salinas D., Maestro de la Cirugía Chilena, después de su discurso homenaje , en el 52. Congreso Nacional e Internacional de Cirugía, organizado por la Sociedad de Cirujanos de Chile (Santiago, 1979).

En 1979, en el Congreso Nacional e Internacional de Cirugía, presidido por el Dr. Antonio Yuri Padua, el Dr. Emilio Salinas Donoso fue nombrado Maestro de la Cirugía Chilena. En esta ocasión, el discurso homenaje estuvo a cargo del Dr. Raúl Ramírez M., discípulo del Maestro, quien refiriéndose al Dr. Salinas, expresó: "Sus destacadas cualidades de eximio clínico y de excelente cirujano se han proyectado con singular eficacia en su labor docente, en la que ha sabido transmitir a sus discípulos su colosal sabiduría clínica"… "Resulta evidente que para ser Maestro de Cirugía es cualidad secundaria la capacidad de brillar con elocuente palabra en un auditorio de alumnos bisoños: lo fundamental es la pericia certera en el examen del enfermo, la exactitud en el diagnóstico, la seguridad y la serenidad en el sagrado acto de la operación quirúrgica, que tanto contribuyen a la transmisión práctica de esta ciencia a los discípulos, que nos escuchan y nos ven actuar".

El Dr. Ramírez compartió y se identificó plenamente con la mística del Dr. Salinas, acuñada en su clásica definición de "El Médico de Urgencia". De ella extraigo algunos párrafos, que tienen plena validez actual:

"En Urgencia no hay títulos ni pergaminos. Hay un enfermo, cuya vida o salud y el bienestar de otras van a depender de la decisión , de la acción o del consejo que con él se tome o a él se le dé en un momento determinado… Buen criterio, inteligencia, conocimientos, experiencia y condiciones humanas son los dones más preciados en un Médico de Urgencia… El Médico de Urgencia está para servir; está para facilitar sus servicios, no para tramitar o poner inconvenientes".

Concluido su período como Presidente, la Sociedad de Cirujanos de Chile reconoció los méritos del Dr. Ramírez y lo nombró Miembro Honorario.

Dentro de los numerosos colegas que supieron valorar la calidad humana y profesional del Dr. Ramírez, se destaca el Dr. Fernando Castro Avaria, que compartió con él las labores quirúrgicas en el Hospital Militar y en el Hospital de Sewell. El Dr. F. Castro se honra en ser uno de sus discípulos, lo mismo que los Drs. Rolando Palacios, Vicente Irarrázabal, Francisco Martínez , Ricardo Ríos, entre otros.

Después de la Medicina, la segunda vocación del Dr. Ramírez fue la Agricultura. Esta cristalizó al dedicarse a la administración del fundo "La Laguna" de Cauquenes, propiedad de su esposa, en el cual pasó los últimos años de su vida. Su interés por el tema agrario lo llevó a ocupar la presidencia de la Sociedad de Agricultores de Cauquenes. No obstante, nunca renunció a su vocación médica y, por algunos años, colaboró activa y generosamente en funciones asistenciales del Hospital de Cauquenes. Además, su permanencia en esa Región del Maule le permitió fortalecer y disfrutar de la vida familiar y gozar con fruición del contacto con la naturaleza, que amó desde niño. Sin embargo, la felicidad que le brindó esta nueva vida, fue tronchada por un accidente vascular encefálico, cuyas secuelas, a través de 16 años, lo invalidaron progresivamente. Esta difícil etapa la afrontó con entereza de cristiano, apoyado por su familia y especialmente por la Señora Aída, su abnegada esposa. El Domingo 4 de Junio de 2006, después de recorrer un largo vía crucis y con la Paz del hombre justo y fiel, el Dr. Raúl Ramírez cerró sus ojos para siempre y entregó su alma al Señor, dejando a las generaciones futuras un modelo de vida sencilla, correcta, generosa y servicial, impregnada de las más puras virtudes cristianas.

Hoy, la Sociedad de Cirujanos de Chile, en un gesto solidario con el duelo que invade a la Familia del Dr. Raúl Ramírez Moreno, junto con reconocer los valores humanos de tan distinguido colega, eleva de profundis una plegaria a Dios Todopoderoso, por el perenne descanso de su alma y el consuelo de sus seres queridos:

Muchas gracias.

 

1 Rendido en la sesión N° 904 de la Sociedad de Cirujanos de Chile. Clínica Alemana de Santiago el 13 de septiembre de 2006.
2 Profesor Titular de Cirugía de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Santiago, Chile.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons