SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.67 número3DESTINO FINAL: EL HÍGADO índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de cirugía

versión On-line ISSN 0718-4026

Rev Chil Cir vol.67 no.3 Santiago jun. 2015

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-40262015000300001 

EDITORIAL

 

DESARROLLO DESCENTRALIZADO DE LA SOCIEDAD DE CIRUJANOS DE CHILE… DEBER Y NECESIDAD

Decentralized development of the Society of Surgeons of Chile... Duty and necessity

 


 

Para nadie resulta un misterio que vivimos en un país centralizado, en que todo o prácticamente todo, se hace, decide y ejecuta en Santiago, nuestra gran capital.

La cirugía no está ajena a esta situación, ya que por razones lógicas, la gran demanda y los mayores centros de salud se encuentran también en la ciudad principal.

No resulta extraño entonces entender porque la Sociedad de Cirujanos también establece su sede en la capital y desarrolla la mayor parte de sus actividades bajo el alero de los diferentes establecimientos existentes en la Región Metropolitana.

Por muchos años el gran congreso anual se realizó de manera sistemática en Santiago teniendo como única alternativa para los cirujanos de regiones, viajar a la capital para recibir sus beneficios académicos. Surge así la necesidad de extender su difusión al resto del país, creándose diferentes capítulos regionales que en la actualidad totalizan 6. El congreso, luego de alternar la sede con regiones, pasa a realizarse de manera sistemática en una ciudad fuera de la capital, involucrando en su organización al grupo quirúrgico local; acercándolo de manera real a los cirujanos regionales.

Resulta imprescindible en este contexto, que cada capítulo trabaje activamente en su zona y logre transmitir y entusiasmar a los cirujanos locales a pertenecer a la Sociedad y entregar sus aportes a ésta.

De parte de la Sociedad, cada departamento deberá pensar en difundir sus actividades a lo largo del país para mantener las buenas relaciones que tanto enriquecen el quehacer quirúrgico.

En los tiempos que corren, en que, el conocimiento está literalmente al alcance de la mano, los objetivos de nuestra sociedad deben necesariamente migrar a otras instancias de la cirugía; como por ejemplo, la formación del cirujano, velar por un adecuado entorno laboral, equipamiento mínimo laboral necesario para una cirugía segura y otras instancias gremiales que nos permitan mantener en forma digna nuestra bella profesión.

Bastante se ha hecho ya en lo académico a lo largo de los años, en forma destacada y sistemática. Esto lo debemos mantener y seguir potenciando a la par con el desarrollo tecnológico. Así, en la actualidad, las diferentes sesiones se transmiten vía streaming a todo el país, de manera que todos podemos tomar parte en una reunión efectuada en Santiago. Debemos seguir enriqueciendo la página web de manera que se transforme en una herramienta útil, de alta consulta por parte de nuestros socios.

En cuanto a los capítulos, debemos estimular su formación, crecimiento y desarrollo de manera que la sociedad tenga presencia efectiva en todo el país, permitiendo un vínculo más cercano con Santiago y así lograr cada día una mayor participación de cirujanos regionales.

En lo formativo me parece fundamental que la sociedad tenga un rol protagónico, definiendo los estándares en mínimos necesarios para crear e impartir un programa de especialización en cirugía, de manera que todas las universidades cumplan con los requisitos necesarios e indispensables para formar, de manera adecuada e idónea a un cirujano y así favorecer el control y regulación de la especialización en el país.

Cada capítulo debería velar para que los cirujanos regionales tengamos un entorno laboral adecuado, con condiciones de trabajo e implementación necesarias para llevar a cabo nuestra profesión en forma segura y digna. Desde la directiva central se establecerán los canales necesarios para negociar la correcta valorización de cada prestación y ojalá lograr revertir la subvaloración existente en la actualidad de las intervenciones quirúrgicas, tanto públicas como privadas.

El desafío es grande, pero creo que nos encontramos en el momento adecuado para propulsar estos cambios, beneficiar a nuestros socios y lograr que en un futuro cercano ningún cirujano se plantee la opción de no ser miembro de la Sociedad de Cirujanos de Chile para ejercer de manera segura, correcta y ética esta maravillosa especialidad.

 

Dr. Carlos Cárcamo I.
Vice-presidente, Sociedad de Cirujanos de Chile.

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons