SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.68 número1APENDICECTOMÍA LAPAROSCÓPICA VERSUS CLÁSICA EN PACIENTES OBESOSCOMPLICACIONES CARDIOPULMONARES ASOCIADAS A PROPOFOL VERSUS SEDACIÓN TRADICIONAL PARA PROCEDIMIENTOS ENDOSCÓPICOS DIGESTIVOS EN ADULTOS: REVISIÓN SISTEMÁTICA Y METAANÁLISIS DE ESTUDIOS CLINICOS RANDOMIZADOS (ECR) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de cirugía

versión On-line ISSN 0718-4026

Rev Chil Cir vol.68 no.1 Santiago feb. 2016

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-40262016000100009 

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN

PREVALENCIA DE INCONTINENCIA FECAL EN PERSONAS QUE ACUDEN A POLICLÍNICOSDE UN HOSPITAL UNIVERSITARIO*

Frequency of fecal incontinence in ambulatory patients

Drs. Antonella Sanguineti M.1, Katya Carrillo G.2, Günther Bocic A.1, Carlos Domínguez C.1, Javier Fernández M.2, Mario Abedrapo M.1, Rodrigo Azolas M.1, José Luis Llanos B.1, Mauricio Díaz B.1

1 Departamento de Cirugía.
2 Departamento de Dermatología.Hospital Clínico Universidad de Chile.Santiago, Chile.

Correspondencia a:


Abstract

Background: Fecal incontinence (FI) affects quality of life and is a cause embarrassment, hampering the collection of data about the problem. It is more common in older people and it is important to know risk the factors and scope of the problem. Aim: Determine the prevalence and risk factors associatedto FI in a population of patients consulting in a health center. Material and Methods: A self-appliedquestionnaire was answered by a randomly selected sample of 1136 ambulatory patients aged 50 ± 15years (59% females), excluding those who consulted in colorectal surgery and gynecology. Demographicvariables, obstetric history, history of anorectal surgery, anorectal symptoms, involuntary urine loss, andthe FI Wexner or Cleveland Clinic Fecal Incontinence scores were recorded. Results: Thirty one percent of respondents had some degree of FI. In multivariate analysis presence of anorectal pain, urinary incontinence and number of vaginal deliveries were significantly associated with FI. Conclusions: Prevalence of FI in this study is similar, though slightly higher, to data reported in national and internationalpublications.

Key words: Fecal Incontinence, urine incontinence, Wexner score.


Resumen

Introducción: La incontinencia fecal (IF) es una entidad que afecta la calidad de vida y produce vergüenza, esto hace difícil la obtención de datos fidedignos en cuanto a su prevalencia. Dado el aumento de la población mayor en nuestro país y su relación con la aparición de IF, es importante conocer los factores de riesgo y magnitud del problema, para así realizar prevención además de un diagnóstico y tratamiento precoz.Objetivo: Determinar la prevalencia y los factores asociados a IF en personas que acuden a un centro de salud por otra causa. Material y Método: Se realizó una encuesta autoaplicada en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile, entre mayo y junio de 2012. La muestra se seleccionó en forma aleatoria incluyendo pacientesmayores de 20 años que acudieron a diversos policlínicos, excluyéndose los policlínicos de coloproctologíay ginecología. Se registraron variables demográficas, antecedentes obstétricos, antecedentes quirúrgicosanorrectales, sintomatología anorrectal, pérdida involuntaria de orina, y la escala de incontinencia fecal de Wexner o CCFIS. Resultados: De un total de 1.136 individuos, 59,2% eran mujeres y la edad promedio fue de 50,53 ± 15,49 años. Un 31,07% presentaba algún grado de IF. En el análisis multivariado la presencia de dolor e incontinencia de orina, así como el número de partos presentaron una asociación significativa conla IF. Conclusión: Las cifras de prevalencia de IF en este estudio son algo mayores con respecto a datosnacionales e internacionales.

Palabras clave: Incontinencia fecal, incontinencia urinaria, score de Wexner.


 

Introducción

Aunque existen numerosos estudios basados en incontinencia fecal (IF), no existe una definición uniforme para ésta. En 1971, Duthie1 la definió como "un paciente que refiere un control analin adecuado en mayor o menor grado". En 1993,Jorge y Wexner2 definieron la IF como "la pérdida involuntaria de heces o el ensuciamiento, almenos dos veces al mes". Actualmente se puede considerar IF como "la incapacidad de postergarla defecación en forma voluntaria, produciéndoseuna pérdida recurrente e involuntaria de las heces(líquidas y/o sólidas) y/o gases a través del conducto anal"3.

A pesar de ser una enfermedad benigna, la IF resulta ser una entidad nosológica no solamente invalidante con alteraciones importantes en la calidad de vida4,8, sino también motivo de vergüenza, por lo que los pacientes habitualmente no la expresan demanera espontánea en la consulta médica9. Como consecuencia es probable que los datos publicados subestimen su prevalencia.

En la literatura internacional existe una gran variabilidad y discordancia con respecto al tema, dependiendo de la población y método de estudioutilizado, sin embargo, un rango entre 2 y 18% en población general es lo más aceptado410,17. Encontramos un estudio de Zárate et al., del año 2008, que presenta una prevalencia de IF a gases de un 20,5%y a sólidos y líquidos de un 2,7%18. Esta experiencia se realizó en una población de pacientes mayorese institucionalizados, por lo que probablemente no representa lo que ocurre en la población general.No existen otros reportes nacionales que evalúenla prevalencia de IF. El objetivo de este trabajo es determinar la prevalencia y los factores asociados aIF en personas que acuden a un centro de salud por motivos diferentes a dicha patología.

Material y Método

Corresponde a un estudio observacional transversal realizado en nuestro hospital entre mayo y junio del año 2012. Se definió un tamaño muestral mínimo de 1.057 personas para tener estadísticamente unerror de estimación de 3% y un intervalo de confianza de 95% (IC 95%).

La selección de pacientes se realizó de manera aleatoria, donde se incluyó a los mayores de 20años que acudían al policlínico del hospital. Fueronexcluidos de esta muestra aquellos que consultaban por patología coloproctológica y/o ginecológica,pues se estimó que en este grupo podría existir unsesgo ya que existía una posibilidad bastante altaque consultaran por IF.

El estudio se realizó mediante una encuesta autoaplicada. Se registraron variables demográficas, cirugías anorrectales, sintomatología proctológica, presencia de incontinencia urinaria; para evaluarla IF se utilizó el Score de Wexner (SW) o CCFIS(Cleveland Clinic Fecal Incontinence Score) (Figura 1), de manera adicional en las mujeres fueron evaluados los antecedentes obstétricos.



Figura 1. Score de Wexner (español).

Se definió como incontinencia urinaria a la pérdida involuntaria al menos una vez por semana e incontinencia fecal, como al escape de gases, deposiciones líquidas y/o sólidas de forma involuntaria por el ano con al menos un evento por semana.

Se explicó a los pacientes el tipo de encuesta y posteriormente se obtuvo el consentimiento informado. En cada caso en particular se aseguró el resguardo de la confidencialidad y el completo anonimatode los datos obtenidos, siendo utilizados únicamentepara los objetivos ya descritos.

El grupo de estudio fue dividido en aquellos que no presentaban IF y los que sí la tenían y estosúltimos se separaron según fuera a gases exclusivamente o a sólido-líquidos. Además se analizó los grupos con un SW mayor o igual a 9 puntos ya que éste representaría un punto de corte para un compromiso significativo de la calidad de vida como ha sido demostrado en estudios previos4.

En el análisis estadístico descriptivo, las variables cualitativas se representaron como porcentajes conun intervalo de confianza del 95% (IC 95%) y paralas variables cuantitativas se evaluó la normalidadmediante la prueba de Shapiro-Wilk, y se representó mediante promedio y desviación estándar o medianay rango intercuartil, según corresponda.

En el análisis estadístico se utilizó la prueba t de Student o test de Wilcoxon para variables cuantitativas según distribución, y test de Fisher o x2 para lasvariables cualitativas.

Para evaluar la magnitud de la asociación de las variables se realizó regresión logística univariada ymultivariada, determinándose el cálculo del OddsRatios con un IC 95%.

Se consideró un nivel de significancia del 0,05. El análisis estadístico se realizó con el programaSPSS® versión 20.0.0.

Resultados

Se presenta un total de 1.136 pacientes, de éstos 672 eran de sexo femenino (59,2%), la edad promedio de la muestra fue de 50,53 ± 15,49 años.

1. Del total de pacientes encuestados un 52,7% ha presentado IF a gases, líquidos o sólidos en alguna oportunidad y un 31,1% la presentó al menos una vez por semana, siendo este grupo el que seconsidera al realizar el análisis de este trabajo. Enla mayoría de los casos fue sólo a gases (89,9%) (Figura 2).



Figura 2. Gráfico de Venn. Distribución según tipo de IF.

2. Los individuos que presentaron IF tenían mayoredad, síntomas anorrectales, antecedentes quirúrgicos proctológicos (específicamente hemorroides y fístulas). No hubo diferencias por sexo (Tabla 1).



3. El promedio de SW en los individuos con IF fuede 5 ± 2,8 puntos, sin diferencias por sexo. Losmayores de 50 años obtuvieron un SW mayor encomparación con los menores de 50 años (5,25± 3,1 vs 4,63 ± 2,32; p = 0,038). Veintisiete pacientes obtuvieron SW mayor o igual a 9 puntos(7,64%), de éstos 66,6% fueron mujeres. La presencia de incontinencia urinaria se asoció significativamente al grupo con SW mayor o igual a9 puntos (70,4% vs 24,5%; p < 0,001 (Tablas 2 y 3).

4. En el análisis de regresión logística univariada,la presencia de IF mantuvo su asociación significativa con la edad (especialmente en los mayores de 40 años), la presencia de síntomas anorrectales(sangrado, prurito y/o dolor), los antecedentes quirúrgicos de hemorroides y fístula anal, y lapresencia de incontinencia de orina. Sin embargo, al someter estos valores al análisis multivariado, sólo la asociación con la presencia de dolor e incontinencia urinaria conservó significanciaestadística (Tablas 2 y 3).



5. Un total de 317 pacientes presentaron IF exclusiva a gases (27,9%), y 36 pacientes a sólido / líquidos (3,2%). Sólo la incontinencia de orina se asoció en el análisis multivariado a la IF a sólido/ líquidos, siendo además la única variable que seasoció en el análisis multivariado a un SW mayoro igual a 9 (Tabla 4).

6. Las mujeres nulíparas fueron un 22,9%, siendo este grupo significativamente de menor edad(41,1 ± 16,5 vs 51,4 ± 14,1 años; p < 0,001). Delas 518 mujeres que tuvieron al menos un parto,la mediana de partos vaginales fue 2 (RI: 0-3), el18,3% tuvo al menos un fórceps y un 24,9% tuvoun hijo de 4 kilos o más.


 

Tener al menos un parto no se asoció a la presencia de IF, sin embargo, una cantidad mayor o igual a 4 partos vaginales fue la única variable que seasoció a mayor prevalencia de IF. Además el uso defórceps se asoció a IF de tipo sólido/líquidos (32%vs 17,6%, p = 0,041) (Tabla 5).


Discusión

La IF resulta ser, sin duda, una entidad nosológica que está asociada a un desgaste sicológico muy significativo pues provoca una alteración en la calidad de vida del paciente y además resulta sersocialmente muy estigmatizada. Esto condiciona que poder obtener datos fiables sobre su prevalencia y/o factores asociados resulte ser bastante difícil ycomplicado9,10.

Los resultados de este trabajo coinciden con datos publicados a nivel mundial en que la edad,sobre todo en población mayor de 70 años, es unfactor importante en la aparición de la IF19,21. Estedato debe ser especialmente considerado en la saludpública nacional puesto que para el año 2015 estegrupo etario en nuestro país alcanzará el 4% del total de población según datos aportados por el InstitutoNacional de Estadísticas22.

En relación a las características específicas de esta patología la incontinencia a gases resulta sermucho más frecuente que a sólidos y líquidos, lo que es similar con otras experiencias reportadas como lade Zárate et al18.

Existe coincidencia en la literatura médica nacional e internacional que en la población femenina la menopausia, con el consiguiente déficit en niveleshormonales, ocasiona con una frecuencia muy altala presencia de una disfunción del piso pélvico. Poreste motivo, no resulta extraño que la presencia de IF, así como sus formas más graves, (sólido/líquidosy SW > 9 puntos) se asocie en esta población de manera importante a la presencia de incontinencia urinaria23,25 reflejando así un posible compromisoglobal del piso pélvico.

También en pacientes femeninas existe el factor asociado a la maternidad y su consiguiente trabajo de parto, esto último ha sido ampliamente analizado y estudiado26,27. En nuestra experiencia la IF serelacionó solamente con el número de partos, perono con el peso del neonato ni con el uso de fórcepslo que es coincidente con otras experiencias reportadas28, este último se asocia a formas más gravesde IF.

Pensamos, al igual que otros autores, que en este grupo poblacional la injuria obstétrica en realidades multifactorial y se debe tener en cuenta el tipo de episiotomía, característica de la lesión del esfínteranal, daño del nervio pudendo, etc., lo que sumadoal número de partos así como a la alteración del pisopélvico que se presenta posterior a la menopausia,sean la causa de la prevalencia significativa de IF en mujeres29.

De suyo resulta lógico esperar que la IF se relacionara con mayor frecuencia en pacientes que fueron sometidos a cirugía proctológica, lo que ennuestra experiencia resultó estar asociada a cirugía de fístula y hemorroides. Algunos tipos de fístulas pueden comprometer el aparato esfinteriano de manera muy compleja y su resolución quirúrgica debeestar en manos de un cirujano coloproctólogo, sinembargo, la realidad en nuestro país es que las operaciones de fístula no siempre las realiza un cirujanoexperto. En este punto, llama la atención que la cirugía de fisura no presente asociación con IF puestoque se reporta hasta un 15% de incontinencia a largoplazo posterior a la esfinterotomía lateral interna.

Respecto a la asociación de síntomas proctológicos y presencia de IF es difícil poder establecer si resultan ser causa o consecuencia. Es más lógico considerar la sintomatología referida por los pacientes como secundarias a la presencia de IF en mayoro menor grado y más significativos mientras másaños de evolución tenga ésta.

La alta prevalencia y estigma social de la IF ha llevado a algunos autores a denominarla como "la epidemia silenciosa"9 y esto es similar en nuestropaís. A la luz de los resultados encontrados en nuestra experiencia podemos establecer grupos de riesgo,así como recomendar una anamnesis muy dirigida acada paciente preguntando directamente por la presencia de IF logrando un diagnóstico y tratamiento precoz, mejorando la calidad de vida de nuestrospacientes y evitando las morbilidades asociadas.

Conclusión

La prevalencia de incontinencia fecal es similar con tendencia a ser mayor a lo reportado previamente, sugiriendo una condición subdiagnosticada ennuestra población. Existe un porcentaje no menor deformas severas con posible repercusión en la calidad de vida, lo que transforma esta entidad en un problema de salud. La fisiopatología de la incontinencia fecal es compleja, diversos factores asociados hansido descritos, algunos no modificables como laedad, sin embargo, la presencia de factores modificables (número de partos, cirugías, etc.) deben sersujetos de mayores estudios con el fin de disminuirla prevalencia de este problema.

Referencias

1. Duthie HL. Anal continence. Gut 1971;12:844-52.         [ Links ]

2. Jorge JM, Wexner SD. Etiology and management offecal incontinence. Dis Colon Rectum 1993;36:77-97.         [ Links ]

3. Norton C, Whitehead WE, Bliss DZ, Tries J. Conservative and pharmacological management of faecal incontinence in adults. En: Incontinence. Abrams P, Cardozo L, Khoury S, Wein AJ. Ed. USA, Health Publications: Plymouth 2005; 1521-63.         [ Links ]

4. Rothbarth J, Bemelman WA, Meijerink WJ, Stiggelbout AM, Zwinderman AH, Buyze-Westerweel ME, et al.What is the impact of fecal incontinence on quality oflife?. Dis Colon Rectum 2001;44:67-71.         [ Links ]

5. Nelson R, Norton N, Cautley E, Furner S. Commu-nity-based prevalence of anal incontinence. JAMA 1995;274:559-61.         [ Links ]

6. Deutekom M, Terra MP, Dobben AC, Dijkgraaf MG,Baeten CG, Stoker J, et al. Impact of faecal incontinence severity on health domains. Colorectal Dis. 2005;7:263-9.         [ Links ]

7. Deutekom M, Terra MP, Dobben AC, Dijkgraaf MG,Baeten CG, Stoker J, et al. Impact of faecal incontinence severity on health domains. Impact of faecalincontinence severity on health domains. Colorectal Dis.2005;7:263-9.         [ Links ]

8. Bordeianou LI, Rockwood T, Baxter N, Lowry A,Mellgren A, Parker S. Does incontinence severity correlate with quality of life? Prospective analysis of 502 consecutive patients. Colorectal Dis. 2008;10:273-9.         [ Links ]

9. Alimohammadian M, Ahmadi B, Janani L, Mahjubi B. Suffering in silence: a community-based study of fecal incontinence in women. Int J Colorectal Dis.2014;29:401-6.         [ Links ]

10. Cotterill N, Norton C, Avery KN, Abrams P, Donovan JL. A patient-centered approach to developing a comprenhensive symptom and quality of life assessment ofanal incontinence. Dis Colon Rectum 2008;51:82-7.         [ Links ]

11. Lim JW, Heng C, Wong MT, Tang CL. Prevalence offaecal incontinence in the community: a cross-sectionalstudy in Singapore. Singapore Med J. 2014;55:640-3.         [ Links ]

12. Patel HD, Kamara TB, Kushner AL, Groen RS. Estimating the prevalence of urinary and fecal incontinence ina nationally representative survey in Sierra Leone. Int JGynaecol Obstet. 2014;126:175-6.         [ Links ]

13. Dunivan GC, Heymen S, Palsson OS, von Korff M,Turner MJ, Melville JL, et al. Fecal incontinence inprimary care: prevalence, diagnosis, and health careutilization. Am J Obstet Gynecol. 2010;202(5):493.e1-6.doi:10.1016/j.ajog.2010.01.018. Epub 2010 Mar 12.         [ Links ]

14. Jerez-Roig J, Souza DL, Amaral FL, Lima KC. Prevalence of fecal incontinence (FI) and associated factorsin institutionalized older adults. Arch Gerontol Geriatr.2015;60:425-30.         [ Links ]

15. Roslani AC, Ramakrishnan R, Azmi S, Arapoc DJ, Goh A. Prevalence of faecal incontinence and its relatedfactors among patients in a Malaysian academic setting.BMC Gastroenterol. 2014;14:95. doi: 10.1186/1471-230X-14-95.         [ Links ]

16. Giebel GD, Lefering R, Troidl H, Blõchl H. Prevalenceof fecal incontinence: what can be expected?. Int J Colorectal Dis. 1998;13:73-7.         [ Links ]

17. Varma M, Brown J, Creasman J, Thom D, Van Den Eeden S, Beattie M, et al. Fecal Incontinence in Females Older Than Aged 40 Years: Who is at Risk?. Dis Colon Rectum. 2006;49:841-51.         [ Links ]

18. Zárate AJ, López-Kõstner F, Vergara F, Badilla N, Viviani P. Prevalencia de la incontinencia fecal en centros de salud y casas de reposo. Rev Med Chile 2008;136:867-72.         [ Links ]

19. Madoff RD, Parker SC, Varma MG, Lowry AC. Faecalincontinence in adults. Lancet 2004;364:621-32.         [ Links ]

20. Chassagne P, Landrin I, Neveu C, et al. Fecal incontinence in the institutionalized elderly: incidence, riskfactors, and prognosis. Am J Med 1999;106:185-90.         [ Links ]

21. Alessica P, Ouslander JG, Maldague S, Al-Samarrai NR, Saliba D, Osterweild W, et al. Incidence and costs ofacute medical conditions in longstay incontinent nur-sing home residents. J Am Med Dir Assoc. 2002;3:229-42.         [ Links ]

22. www.ine.cl/canales/chile_estadistico/estadisticas_socia-les_culturales/adultosmayores/pdf/mayorescenso2002.pdf.         [ Links ]

23. Ditah I, Devaki P, Luma HN, Ditah C, Njei B, Jaiyeoba C, et al, Prevalence, trends, and risk factors for fecal in-continence in United States adults, 2005-2010. Clinical Gastroenterology and Hepatology 2014;12:636-43.         [ Links ]

24. Aslan E, Beji NK, Erkan HA, Yalcin O, Gungor F. Theprevalence of and the related factors for urinary andfecal incontinence among older residing in nursinghomes. Journal of Clinical Nursing 2009;18:3290-8.         [ Links ]

25. Yip SO, Dick MA, McPencow AM, Martin DK, Ciarleglio MM, Erekson EA. The association betweenurinary and fecal incontinence and social isolation inolder women. Am J Obstet Gynecol. 2013;208(2):146.e1-7. doi: 10.1016/j.ajog.2012.11.010. Epub 2012 Nov15.         [ Links ]

26. Oberwalder M, Connor J, Wexner SD. Meta-analysisto determine the incidence of obstetric anal sphincterdamage. Br J Surg. 2003;90:1333-7.         [ Links ]

27. Dudding TC, Vaizey CJ, Kamm MA. Obstetric analsphincter injury: incidence, risk factors, and management. Ann Surg. 2008;247:224-37.         [ Links ]

28. Johnson JK, Lindow SW, Duthie GS. The prevalenceof occult obstetric anal sphincter injury followingchildbirth-literature review. J Matern Fetal Neonatal Med. 2007;20:547-54.         [ Links ]

29. Parés D, Iglesias M, Pera M, Pascual M, Torner A, Baró T, et al. Expression of estrogen and progesteronereceptors in the anal canal of women according to ageand menopause. Dis Colon Rectum 2010;53:1687-91.         [ Links ]


Correspondencia: Dra. Antonella Sanguineti M.
asanguineti@gmail.com

Dr. Gunther Bocic A. drbocic@yahoo.com

Los autores no refieren conflictos de interés.

*Recibido el 30 de enero de 2015 y aceptado para publicación el 30 de marzo de 2015.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons