SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.69 número1Diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la hidatidosisCarta al Editor acerca de: «Theodor Billroth: pionero de la cirugía, intérprete, compositor y crítico musical» índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista chilena de cirugía

versão On-line ISSN 0718-4026

Rev Chil Cir vol.69 no.1 Santiago fev. 2017

http://dx.doi.org/10.1016/j.rchic.2016.09.005 

CARTAS AL EDITOR

 

Ácido tranexámico: evidencia científica y su traducción en la práctica clínica

Tranexamic acid: Scientific evidence and its results in clinical practice

 

José Caballero a,b,* , J. Jaime Miranda c, d

a Departamento de Emergencia y Cuidados Críticos, Hospital Regional Docente de Trujillo, Trujillo, Perú
b Escuela de Posgrado, Universidad Privada Antenor Orrego, Trujillo, Perú
c CRONICAS Centro de Excelencia en Enfermedades Crónicas, Universidad Peruana Cayetano Heredia, Lima, Perú
d Facultad de Medicina, Universidad Peruana Cayetano Heredia, Lima, Perú

Correspondencia a:


 

El trauma es considerado una pandemia, y constituye la primera causa de muerte, en personas menores de 45 años, a nivel mundial, siendo los accidentes de tránsito y la violencia ciudadana sus causas más importantes1. La Organización Mundial de la Salud estima que cada 5 s fallece una persona en el mundo a causa de una lesión traumática, ascendiendo a más de 5,8 millones de víctimas al año o 10% de las muertes en el mundo, siendo un 32% más que la suma de las muertes que causan la malaria, la tuberculosis y el VIH/sida juntos2.

Muchas de estas muertes son provocadas por hemorragia y coagulopatía subsiguiente, causas prevenibles más frecuentes en pacientes con trauma dentro de las primeras 24 h3. En el último quinquenio muchos cambios en el manejo de la hemorragia significativa traumática han sido documentados, por ejemplo, el uso del ácido tranexámico, la razón balanceada de hemocomponentes para transfusión, o la resucitación de control de daños4.

El estudio CRASH-2, publicado en el 2010, constituye el ensayo clínico pragmático más grande que se haya realizado en pacientes con trauma. El estudio demostró que la administración precoz del ácido tranexámico reduce de manera segura la mortalidad en un 32% si se administra dentro de la primera hora, y en un 21% dentro de las 3 primeras horas y adicionalmente ha probado ser costo-efectiva5,6. En diferentes países, este hallazgo se está investigando y aplicando lentamente en entornos civiles y militares, tanto en la atención pre e intrahospitalaria7.

A pesar de que el CRASH-2 resulta ser la mejor evidencia disponible en este ámbito, y que este compuesto se comercializa hace muchos años, es accesible y barato, no hay una aplicación efectiva de este aporte científico en la práctica clínica relacionada a la atención de pacientes con trauma.

En él último quinquenio, América Latina ha sido escenario de generación de nuevas evidencias y como parte de iniciativas multicéntricas de nivel internacional. Sin embargo, la falta de una política de implementación de las nuevas evidencias generadas así como la débil regulación desde el nivel nacional y regional no han contribuido a que estas nuevas evidencias sean utilizados por los clínicos y salubristas que toman las decisiones para la salud pública e individual.

A nivel de lo individual, existen adicionalmente otras barreras que disminuyen la adherencia a la aplicación de nuevas evidencias, tales como el tiempo invertido en la actualización, actitud y disponibilidad por parte del prestador de la atención de salud, así como de las instituciones de salud del país. Esto se refleja en la falta de estandarización y uso de la mejor evidencia disponible en las prácticas de atención de salud. Estas demoras repercuten en el incremento de riesgo de complicaciones y de mortalidad innecesarias y evitables.

Por lo tanto, es imprescindible que las entidades gubernamentales de salud generen e implementen políticas y prácticas basadas en evidencia científica de manera eficiente, como el uso del ácido tranexámico que contribuye con la reducción de la mortalidad en pacientes con hemorragia postraumática. Existen, además, otros hallazgos científicos que podrían tener un impacto beneficioso en otros escenarios clínicos, si se lograra rápidamente incorporarlos en la práctica clínica a través del esfuerzo conjunto de las autoridades sanitarias e investigadores.

 

Bibliografía

1. Assael LA. Managing the trauma pandemic: Learning from the past. J Oral Maxillofac Surg Off J Am Assoc Oral Maxillofac Surg. 2003;61:859-60.         [ Links ]

2. Gupta S, Wong EG, Nepal S, Shrestha S, Kushner AL, Nwomeh BC, et al. Injury prevalence and causality in developing nations: Results from a countrywide population-based survey in Nepal. Surgery. 2015;157:843-9.         [ Links ]

3. Perkins JG, Cap AP, Weiss BM, Reid TJ, Bolan CD, Bolan CE. Massive transfusion and nonsurgical hemostatic agents. Crit Care Med. 2008;36 Suppl 7:S325-39.         [ Links ]

4. Etxaniz A, Pita E. Management of bleeding and coagulopathy following major trauma. Rev Esp Anestesiol Reanim. 2016;63:289-96.         [ Links ]

5. Shakur H, Roberts I, Bautista R, Caballero J, Coats T, Dewan Y, et al., with CRASH-2 trial collaborators. Effects of tranexamic acid on death, vascular occlusive events, and blood transfusion in trauma patients with significant haemorrhage (CRASH-2): A randomised, placebo-controlled trial. Lancet Lond Engl. 2010;376:23-32.         [ Links ]

6. Roberts I, Shakur H, Afolabi A, Brohi K, Coats T, Dewan Y, et al., with CRASH-2 collaborators. The importance of early treatment with tranexamic acid in bleeding trauma patients: An exploratory analysis of the CRASH-2 randomised controlled trial. Lancet Lond Engl. 2011;377:1096-101.         [ Links ]

7. Ausset S, Glassberg E, Nadler R, Sunde G, Cap AP, Hoffmann C, et al. Tranexamic acid as part of remote damage-control resuscitation in the prehospital setting: A critical appraisal of the medical literature and available alternatives. J Trauma Acute Care Surg. 2015;78 Suppl 1:S70-5.         [ Links ]

 


Financiamiento

Los autores declaran no haber recibido ninguna financiación para la realización de este trabajo.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses con la publicación de este artículo.

* Correspondencia: José Caballero
jcaballeroa2@upao.edu.pe

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons