SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.69 número1Ácido tranexámico: evidencia científica y su traducción en la práctica clínicaRadioterapia acortada paliativa en cáncer del recto: un estudio fase 2 índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista chilena de cirugía

versão On-line ISSN 0718-4026

Rev Chil Cir vol.69 no.1 Santiago fev. 2017

http://dx.doi.org/10.1016/j.rchic.2016.11.001 

CARTAS AL EDITOR

 

Carta al Editor acerca de: «Theodor Billroth: pionero de la cirugía, intérprete, compositor y crítico musical»

Letter to the Editor about: ‘Theodor Billroth: Pioneering surgery, performer, composer and music critic’

 

Julio César López-Valdés a,* , Alejandro Miranda-Hernández b, Jorge Enrique Barrón-Reyes c

a Facultad de Medicina de Tampico «Dr. Alberto Romo Caballero», Universidad Autónoma de Tamaulipas, Tampico, Tamaulipas, México
b Hospital Privado, Ciudad de México, México
c Centro Médico Nacional Hospital «20 de noviembre», ISSSTE, Ciudad de México, México

Correspondencia a:


 

Es una de las superficialidades de nuestro tiempo ver en la ciencia y en el arte dos lados opuestos. La imaginación es la madre de ambos.

Christian Albert Theodor Billroth (1829-1894)

 

Tras haber leído con interés el artículo firmado por Llanos-López, de título «Theodor Billroth: pionero de la cirugía, intérprete, compositor y crítico musical», recientemente publicado en la prestigiosa revista que usted dirige, y dado que hemos tenido la oportunidad de haber leído a profundidad sobre el tema en cuestión, nos dirigimos a usted a fin de consignar una serie de apreciaciones que han sido omitidas y consideramos necesaria su mención.

Si bien se sabe que el Dr. Christian Albert Theodor Billroth (1829- 1894) dedicó enteramente su primer semestre de educación universitaria formal al estudio de la música y su teoría, así como el evidente conocimiento que se tiene con respecto a la amistad con el prestigioso músico y compositor Johannes Brahms (1833-1897), el autor del ya nombrado texto no hace referencia al inexistente registro sobre las composiciones musicales por parte del afamado cirujano, quien al ser un rígido crítico, ocasionó que su propia obra sufriera los estragos propiciados por su perfeccionismo, habiendo decidido quemar la mayor parte, por lo cual son casi nulas1. Empero, dicha cualidad fue lo que ocasionó que floreciera una amistad entre ambos artistas de características colosales, y que perdurará por poco menos de tres décadas (1865-1894). Esta amistad, tan larga y fecunda, estaba cimentada en el mutuo enriquecimiento intelectual y artístico; así, Brahms enviaba a Billroth, dada la personalidad del cirujano, sus manuscritos originales para obtener su opinión mucho antes de su publicación, quien, al igual que en su forma efectiva de enseñar a los estudiantes de medicina y asistentes, estimulaba intelectualmente al músico para componer más obras. A su vez, Brahms apoyó a Billroth con su escrito Wer ist Musikalisch (1912)2. Es por esto que Torre-López3 expresó que:

Ningún otro tipo de afinidad entre las ciencias médicas y el arte musical ofrece tal grado de simbiosis y de enriquecimiento mutuos como el que se estableció entre estos seres excepcionales.

Cabe mencionar que, a lo largo de ese tiempo de amistad, Billroth y Brahms intercambiaron un total de 331 cartas, que fueron publicadas por vez primera como un compendio titulado Briefe von Theodor Billroth (1895), y que, tiempo después, Hans Barkan (1882-1960), un oftalmólogo originario de California, cuyo padre fue alumno de Billroth, se dio a la tarea de traducirlo a la lengua inglesa (Johannes Brahms and Theodor Billroth: Letters from a musical friendship, 1957)4,5. En la correspondencia que mantuvieron Brahms y Billroth existen innumerables ejemplos sobre la intensa actividad musical del cirujano.

Además, es posible inferir que las aptitudes artístico-musicales del cirujano fueron de características innatas, ya que sus abuelos maternos habían sido cantantes de ópera profesionales. Su abuela, Sophie Dorothea Willich, formó parte de la Compañía de Ópera de Berlín, y tuvo el honor de cantar «Fidelio» del maestro Ludwig van Beethoven (1770-1827) durante su primera interpretación, hecho que le valió el pronto acercamiento e inclusión dentro de los círculos musicales de la época durante su estadía en Berlín (1851)5. Ya en Zúrich, Billroth tuvo el honor de participar en la escritura de diversos artículos concernientes a la fisiología musical, los cuales fueron criticados por el profesor Eduard Hanslick (1825-1904), quien formó parte del «triunvirato» de Viena (Brahms-Billroth-Hanslick) y participó en los ensayos de las obras brahmsianas que tuvieron lugar en casa del cirujano, llegando a llamar a los mismos como ius primae noctis3,6,7. De igual manera, Hanslick fue el encargado de dar edición a la obra musical inédita de Billroth tras su deceso1.

No obstante, es de hacer notar que Billroth y Brahms compartieron una serie de cualidades que originaron una relación estrecha: ambos eran de origen protestante nórdico-alemán, y tuvieron una infancia decadente debido a las carencias económicas familiares; asimismo la diferencia de edades era casi nula (4 años), por lo cual compartieron vivencias análogas que fomentaron el nacionalismo concerniente a la época. Sin embargo, las ideologías sociopolíticas (guerra franco-prusiana) carecían de similitud, hecho que, más tarde que temprano, fragilizó la relación de amistad entre ambos personajes, sin llegar a mermar la misma8,9.

Habiendo dejado de lado esto, el binomio Brahms-Billroth representó una amistad de características sólidas, cuyos pensamientos musicales representaron un pilar de suma importancia para el periodo romántico. Al trasladarse Billroth y Brahms a Viena, convirtieron a la ciudad en el centro musical del mundo hasta finales del siglo XIX. Brahms simbolizó la máxima figura conservadora del llamado periodo romántico tardío (1850-1900); con ayuda de Billroth formó el corazón del movimiento conservador, compuesto por Joseph Joachim (1831-1907), Clara Schumann (1819-1896), y el conservatorio de Leipzig fundado por Felix Mendelssohn (1809-1847), en el movimiento conocido como «la guerra de los románticos», quienes se opusieron a las innovaciones de la nueva escuela alemana de música (Neudeutsche Schule), formada por Richard Wagner (1813-1883) y Franz Liszt (1811-1886)10,11.

Finalmente, aunque el autor hace referencia a las innumerables cualidades médico-artísticas que el cirujano poseía, es necesario hacer mención de ciertos eventos que tuvieron lugar en años más próximos a nuestra era. En 2007, durante la asamblea anual de la Sociedad de Médicos de Viena (Gesellschaft der Ärzte in Wien), en el edificio Billrothhaus fue interpretada «Todessehnsuch», compuesta por el famoso cirujano en 1885 a partir de un poema escrito por Georg Friedrich Rudolph Theodor Herwegh (1817-1875)12.

Por todo esto y más, hoy en día debemos agradecer al Dr. Billroth, no solo por su grandeza artística como cirujano, sino también como impulsor de una de las más grandes mentes musicales, al ser su crítico personal y haberlo influenciado para continuar su composición artística con una confección de características prolijas.

 

Bibliografía

1. Bussman DC. Theodor Billroth 1829-1894. Acta Chir Belg. 2006;106:743-52.         [ Links ]

2. Hadaschik BA, Hadaschik EN, Hohenfellner M. Billroth and Brahms: Personal encounter of medicine and music. Urologe A. 2012;51:245-51.         [ Links ]

3. Torre-López E. Afinidad de los médicos con la música. El paradigma de la amistad entre Billroth y Brahms. Rev Hematol Mex. 2016;17:73-6.         [ Links ]

4. Webster JP. Book reviews: Johannes Brahms and Theodor Billroth: Letters from a musical friendship. Edited and Traslated by Hans Barkan, 1957. J Hist Med Allied Sci. 1959;24:247-9.         [ Links ]

5. Barkan H. Johannes Brahms and Theodor Billroth, letters from a musical friendship. University of Oklahoma Press. 1957; 264.

6. Sunderman FW. Billroth as musician. Bull Med Libr Assoc. 1937;25:209-20.         [ Links ]

7. McLaren N, Thorbeck RV. Little-known aspect of Theodor Billroth’s work: His contribution to musical theory. World J Surg. 1997;21:569-71.

8. Strmeň J. Theodor Billroth, Theresa Heller a prvá úspešná resekcia žalúdka. Slov Chir. 2014;11:29-32.

9. Ahlsson A. Billroth och Brahms. En problemfylld vänskap mellan två ikoner. Läkartidningen nr. 2008;10:755-7.         [ Links ]

10. Wong LM. Music and medicine: Harnessing discipline and creativity. Virtual Mentor. 2014;16:648-51.         [ Links ]

11. Sumner-Lott M. At the intersection of public and private musical life: Brahms’s Op. 51 String Quartets (2012). Music Faculty Publications. Paper 66.

12. Gesellschaft der Ärzte in Wien-Billrothhaus. Theodor Billroth-Todessehnsucht (Video). Febrero 7, 2009 [consultado 1 Nov 2016]. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=pK44B6mVYvc&spfreload=10.         [ Links ]

 


* Correspondencia: Julio César López-Valdés
cerealkiller_zerocool@hotmail.com, jc.lopz@live.com

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons