SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.69 número3Análisis epidemiológico de la patología otorrinolaringológica ambulatoria en el Hospital San Juan de DiosNasoangiofibroma juvenil: Nuestra experiencia en los últimos 10 años y revisión de la literatura índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello

versión On-line ISSN 0718-4816

Rev. Otorrinolaringol. Cir. Cabeza Cuello v.69 n.3 Santiago dic. 2009

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-48162009000300005 

Rev. Otorrinolaringol. Cir. Cabeza Cuello 2009; 69: 233-242

ARTICULO DE INVESTIGACIÓN

 

Aplicación de potenciales evocados de estado estable como examen auditivo en una población de jóvenes con diferentes niveles de audición

Application of evoked steady-state responses as auditory test on subjects with different auditory degrees

 

Pamela Fernández E1, Lisette Marincovich S1, Virginia Olivares R1, Romina Paredes S1, Cristián Godoy B2.

1 Tesistas de la carrera de Fonoaudiología de la Universidad de Valparaíso.
2 Fonoaudiólogo del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Dr. Sótero de Río.

Dirección para correspondencia


RESUMEN

Introducción: Los potenciales evocados auditivos de estado estable (PEAEE) son respuestas cerebrales frente a estímulos auditivos continuos modulados en amplitud y/ o frecuencia (AM/FM). Este examen puede determinar objetivamente umbrales por frecuencia específica.

Objetivo: Conocer el manejo y describir los resultados de la aplicación de los PEAEE en sujetos con distintos niveles auditivos.

Material y método: Estudio exploratorio y transversal en sujetos de 10 a 30 años con audición normal o pérdida auditiva (55 oídos). El estímulo consistió en un tono puro (0,5, 1,2y4 kHz) a 46HzAM/FM.

Resultados: Se obtuvo alta correlación entre la audiometría y PEAEE, tanto en el promedio (r =0,980) como en cada frecuencia evaluada. Los umbrales de PEAEE fueron superiores a los audiométricos y la diferencia promedio fue 23 dB HL en normoyentes y 13 dB HL en hipoacúsicos.

Conclusiones: Los umbrales de PEAEE en sujetos hipoacúsicos fueron más cercanos a los audiométricos que en normoyentes. Dada la alta correlación entre la audiometría y PEAEE, éste podría incorporarse en la evaluación clínica, siendo un complemento en la detección y estudio de patologías auditivas.

Palabras clave: Potencial evocado auditivo de estado estable, frecuencia de modulación, umbral electrofisiológico de PEAEE, umbral audiométrico estimado.


ABSTRACT

Introduction: Auditory steady-state responses (ASSR) correspond to brain responses evoked by continuous auditory stimuli, modulated in amplitud and/or frequency (AM/FM). This test can objectively determined specific frequency thresholds.

Aim: To understand the procedures and to describe the results of the ASSR test application on subjects with different auditory degrees.

Material and method: Exploratory and transversal study in 10-to-30-years subjects with normal hearing or hearing loss (55 ears). The stimuli were pure tones (0.5, 1, 2y4 kHz) at 46-Hz AM/FM.

Results: A high correlation coefficient was obtained between audiometry and the ASSR as well in the average (r =0.980) as in each evaluated frequency. The ASSR thresholds presented higher values than the audiometrical thresholds. The average difference were 23 dB HL in normally hearing subjects and 13 dB HL in hearing-impaired subjects.

Conclusion: The ASSR threshold in the hearing-impaired group were closer to the audiometrical thresholds than in the normally hearing group. Due to the high correlation between audiometry and ASSR, it can be considered its incorporation in the clinical evaluation, bestowing a complementary value in the detection of auditory pathologies.

Key words: Auditory steady-state responses, frequency of modulation, electrophysiological ASSR thresholds, estimated audiometrical thresholds.


 

INTRODUCCIÓN

En la actualidad, el método más utilizado en la evaluación objetiva de la audición es el registro de las respuestas de latericia corta de tronco cerebral mediante un estímulo die (PEATC). Este examen es aplicado a pacientes que no pueden responder a la audlometría convencional. Sin embargo, el estímulo del PEATC es de breve duración y abarca un espectro de frecuencias muy amplio y poco específico; entre 2 y 4 kHz1. Lo anterior determina la necesidad de Investigar nuevas técnicas que permitan evaluar los umbrales auditivos en un mayor rango de frecuencias y de manera más específica. El potencial evocado auditivo de estado estable (PEAEE) aparece como una alternativa frente a las desventajas que presenta el PEATC. Los PEAEE son respuestas electroflslológlcas evocadas por un estímulo acústico continuo, el cual es modulado por una frecuencia distinta a la de estimulación. Dicha respuesta posee dos componentes; amplitud y fase, los cuales permanecen constantes en el tiempo2. El estímulo continuo es un tono puro denominado frecuencia portadora (Fe) y representa a las frecuencias de prueba específica, que van desde 125/ 250 a 8.000 Hz3. Adlclonalmente, la frecuencia portadora es modulada a una cierta tasa, la cual se conoce como frecuencia de modulación (Mf) y puede seleccionarse dentro de un rango de 4 a 110 Hz4. Un tono continuo puede ser modulado en amplitud (AM), en frecuencia (FM) o en ambas (MM)2. La modulación mixta (MM) genera respuestas de mayor amplitud que la modulación AM5. Las células ciliadas realizan una rectificación del estímulo acústico que cancela los componentes de alta frecuencia. Esto permite que las neuronas alejadas de la cóclea puedan ser más activas a la frecuencia de modulación.

La detección de la respuesta de estado estable se basa en la Identificación de una onda desde la actividad eléctrica cerebral de base, mediante la transformada rápida de Fourier (FFT), que convierte los componentes del dominio del tiempo al dominio de la frecuencia. Se observa así, en el espectrograma, un peak que representa la periodicidad de la respuesta de estado estable y que puede ser Identificado fácilmente con métodos estadísticos que lo diferencian del ruido basal del EEG. De esta manera, la Identificación es automática y objetiva6. Uno de los estadígrafos más utilizados es la coherencia de fase (PC), cuyo principio básico es que la latericia de la respuesta estado-estable se corresponde con la Mf. Las respuestas obtenidas por los PEAEE pueden variar según diversos factores. La frecuencia de modulación y edad son parámetros que Influyen directamente. Se plantea que con el uso de bajas Mfs (40 Hz) en adultos despiertos y altas Mfs (sobre 70 Hz) en bebes sedados o dormidos, se obtienen umbrales más cercanos a los audlométricos78. Aunque no se ha estudiado en forma acabada, se observa que tanto el ruido ambiental como el tiempo de registro de PEAEE pueden Influir en la obtención de respuestas. En la actualidad, no existe un consenso sobre las condiciones óptimas en el procedimiento clínico de los PEAEE9. En resumen, el PEAEE es una técnica doblemente objetiva, tanto en la obtención como en el análisis de la respuesta, que permite obtener umbrales auditivos específicos para cada frecuencia. La aplicación de PEAEE permitiría conocer el grado de pérdida por frecuencia específica en hipoacuslas severas y profundas para una temprana rehabllltaclon auditiva210. La principal desventaja de este examen consiste en la gran variabilidad de los resultados en adultos normoyentes, especialmente en la frecuencia 500 Hz.

Debido a la escasez de estudios publicados en Chile que exploren el manejo de los PEAEE y a la potencial ventaja que presenta este examen dentro de la evaluación audlológlca, el presente estudio tiene por objetivo conocer el manejo, funcionamiento y respuesta al examen potencial evocado auditivo de estado estable en una población de jóvenes con diferentes niveles de audición.

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio de tipo exploratorio, descriptivo y de corte transversal. La selección de la muestra fue de modo no probabllístlco, de tipo Informal y arbitrarla. En una primera etapa se exploraron las condiciones Ideales de aplicación del examen PEAEE y el comportamiento del sistema GSI Audera. En base a un estudio piloto con 11 sujetos jóvenes normoyentes, no Incluidos en los resultados, se creó una pauta de aplicación de PEAEE que permitió evaluar a los sujetos de la muestra en forma homogénea.

La muestra se conformó de 29 sujetos entre 10 y 30 años (16 hombres y 13 mujeres) con un total de 55 oídos evaluados pertenecientes a Internos normoyentes y pacientes con diagnóstico de hlpoacusla sensorloneural del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Sótero del Río.

A cada Individuo se le presentó un consentimiento Informado y luego se aplicó una anamnesis para obtener los antecedentes auditivos. Se realizó también una otoscopía e ¡mpedanclometría (equipo Madsen, Zodiac 901) para descartar patologías que comprometan al oído medio. Luego se obtuvo umbrales pslcoacústlcos aéreos para las frecuencias 0.5, 1, 2 y 4 kHz, mediante una audlometría (audiómetro Madsen, Mldlmate 602). En esta Investigación se consideró el promedio de las frecuencias evaluadas para determinar si el paciente presentaba audición normal (entre 0 y 20 dB HL) o hlpoacusla (>20dBHL)11.

Como medida objetiva de la audición se utilizaron PEATC y PEAEE (sistema GSI Audera, Grason-Stadler). Para la aplicación de tales exámenes se procedió a limpiar la piel para lograr una adecuada ¡mpedancla (<5 KQ). Los electrodos se ubicaron según la siguiente configuración: electrodo positivo (+) en frente alta, electrodos negativos (-) derecho e Izquierdo en mastoldes ¡psllaterales y electrodo común o tierra sobre el puente de la nariz.

En la evaluación mediante PEAEE se utilizó un estímulo modulado en amplitud y frecuencia (AM/ FM) a una tasa de 46 Hz, con 100% de profundidad en AM y 10% en FM. Las frecuencias portadoras fueron 1 kHz, 4 kHz, 0,5 kHz y 2 kHz presentadas en este orden en forma monoaural mediante fonos de Inserción. Para la búsqueda de umbrales de PEAEE se utilizó el método descendente. Se obtienen así dos valores, uno correspondiente al umbral electroflslológlco (U.E PEAEE) y otro al umbral audlométrlco estimado (U.A.E.) dado sólo por el sistema GSI Audera.

El análisis estadístico de los datos fue realizado con el software SPSS 12.0 (Statistical Package for the Social Sciences) utilizando las pruebas no paramétrlcas Test-T y correlación de Pearson. Se consideró un nivel de significancia estadística de *p<0,05y **p<0,01.

RESULTADOS

La evaluación audlológlca de los sujetos normoyentes arrojó resultados dentro de parámetros de normalidad. Los resultados en sujetos hlpoacú-slcos fueron: presencia de antecedentes audlológlcos, otoscopía e ¡mpedanclometría normales, audlometría y PEATC concordantes con pérdida auditiva sensorloneural.

Se presentan los valores en forma Independiente para el grupo de sujetos con audición normal y con pérdida auditiva. En la Tabla 1 se observa el promedio ± desviación estándar (D.E.) de umbrales audlométrlcos, electroflslológlcos y estimados en normoyentes (n =38 oídos). Los valores promedios ± D.E. del grupo de hlpoacúslcos (n =17 oídos) se observan en la Tabla 2.



Se relacionaron los umbrales de la audlometría y los umbrales electroflslológlcos de PEAEE mediante la prueba de Pearson, donde se obtuvo una correlación significativa para normoyentes e hlpoacúslcos. Sin embargo, en el grupo de hlpoacúslcos el valor de correlación (r =0,908) fue mayor que en normoyentes (r =0,336) (Figura 1 A y B). Al analizar la relación entre los umbrales audiométricos y umbrales audiométricos estimados se observa un fenómeno similar. La correlación entre el umbral audiometrico y umbral audiometrico estimado de PEAEE indica una estrecha relación en el grupo de hipoacúsicos, siendo ésta mucho menor en normoyentes (Figura 1 C y D).

Se evaluó además, la correlación por frecuencia de umbrales audiométricos y electrofi-siológicos para el grupo de normoyentes e hipoacúsicos (Tabla 3). Se observa que en normoyentes no hay correlación en ninguna de las frecuencias. Por el contrario, en los sujetos hipoacúsicos, se obtuvo una alta correlación para todas las frecuencias (p <0,01) (Tabla 3). Al analizar las variables umbral audiometrico y umbral audiometrico estimado de PEAEE se observa también una alta correlación en el grupo de hipoacúsicos en todas las frecuencias evaluadas.


En la Tabla 4 se exponen los umbrales audiométricos y electrofisiológicos de PEAEE en el grupo de normoyentes (n =38 oídos) y las diferencias entre ambos umbrales. La diferencia entre los umbrales audiométricos y de PEAEE, tanto en el promedio como en cada frecuencia, es estadísticamente significativa (p <0,01).


En el grupo de hipoacúsicos, la diferencia entre el umbral electrofisiológico y el umbral audiometrico no es significativa (Tabla 5).


En la Tabla 6 se reportan los umbrales psicoacústicos y los umbrales estimados dados por el sistema GSI Audera para el grupo de normoyentes. Los valores de umbrales estimados fueron significativamente mayores que los umbrales audiométricos en el promedio (p <0,05). Sin embargo, en las frecuencias 0,5 y 4 kHz no se encontró una diferencia significativa entre ambos umbrales (Tabla 6).


En el grupo de hipoacúsicos la diferencia promedio entre umbrales estimados y psicoacústicos fue de 8,75 dB HL. Este valor no representa una diferencia estadísticamente significativa (p =0,392), tendencia que se repite en el análisis por frecuencia (Tabla 7). Además, se observó una alta dispersión de los datos representada por una desviación estándar mayor que el promedio tanto en normoyentes como en hipoacúsicos (Tabla 6 y 7).


DISCUSIÓN

Con el fin de identificar las variables que pudieran influir en el examen de PEAEE se realizó un estudio piloto a partir del cual se propuso un protocolo de aplicación de PEAEE. En esta primera aproximación se observó que el ruido ambiental, ruido de artefactos eléctricos, tensión muscular y estado de conciencia del sujeto, producirían una actividad electroencefalográfica aumentada, dificultando la identificación de las respuestas de estado estable.

El ruido ambiental actuaría como enmascarante sobre el estímulo, disminuyendo la amplitud de la respuesta y dificultando su registro desde el EEG12. Se observó también, respuestas más estables al utilizar una tasa de modulación de 46 Hz, mientras el paciente se mantuviera despierto. Estos hallazgos corroboran lo planteado por diversos investigadores13,17, donde un estímulo de PEAEE modulado a baja frecuencia activaría generadores neurales sensibles al estado de vigilia. La identificación de estas variables permitió determinar las capacidades o limitaciones propias del examen y los parámetros a seguir al momento de evaluar mediante un protocolo de aplicación.

En sujetos con audición normal se obtuvo umbrales de PEAEE similares a estudios previos, tanto en el promedio como en cada frecuencia evaluada12,18,19. En presencia de pérdida auditiva se observó una tendencia a umbrales mayores en frecuencias más agudas. Este hecho concuerda con el tipo de curva audiométrica descendente, propia de las hipoacusias sensorioneurales.

Para determinar el grado de adaptabilidad del examen de PEAEE se realizó un análisis de correlación entre los umbrales psicoacústicos entregados por la audiometría y los umbrales de PEAEE. Esto debido a que la audiometría, además de ser un método ampliamente utilizado, entrega umbrales auditivos por frecuencia específica al igual que el PEAEE.

Al comparar los umbrales audiométricos con los umbrales electrofisiológicos de PEAEE, nuestros resultados indican que los pacientes con pérdida auditiva presentan mayor correlación que los normoyentes. Otras investigaciones plantean respuestas similares, sugiriendo que el PEAEE es menos confiable en normoyentes4,10,20,22. Sin embargo, debe considerarse la variable ruido ambiental, la cual dificultaría la percepción del estímulo en individuos normoyentes o con pérdidas auditivas leves. Por otra parte, los umbrales de pacientes hipoacúsicos mostraron una alta correlación en todas las frecuencias evaluadas, siendo éstas semejantes entre sí. Según antecedentes previos10,16,23,24y los aportados en este estudio no existirían variaciones por frecuencia en los PEAEE. En contraste, se han reportado investigaciones donde la frecuencia 0,5 kHz posee menor correlación que otras frecuencias estudiadas. Esta situación se explicaría por el modelo de activación más amplio en la membrana basilar, así como por el tiempo de viaje aumentado hacia la región apical de la cóclea, donde se detectan los sonidos graves. Además el ruido ambiental puede producir un efecto de enmascaramiento en las frecuencias más bajas4,25,30. La frecuencia de modulación (Mf) también podría ser un factor que influye en la respuesta de PEAEE. Se ha observado que estudios con bajas correlaciones para 0,5 kHz, utilizaron estímulos modulados a alta frecuencia. Por el contrario, se han reportado correlaciones similares entre frecuencias al estimular con baja Mf. En forma particular, se plantea que una Mf 40 Hz aumentaría la agudeza en la obtención de umbrales en frecuencias bajas, por ejemplo, en 0,5 kHz31. Dadas las diferencias metodológicas entre estos estudios, se deben desarrollar investigaciones enfocadas en la Mf y su influencia sobre la respuesta de estado estable.

Se analizó, también, la relación entre umbrales audlométrlcos y umbrales estimados de PEAEE que entrega el sistema GSI Audera, donde se mantiene la tendencia de una baja correlación para el grupo de normoyentes y una alta correlación en hipoacúslcos.

En nuestros resultados se aprecia que los umbrales electroflslológlcos de PEAEE son mayores que los umbrales audlométrlcos. Al Igual que en las respuestas de PEATC, existiría una dificultad para detectar potenciales electroflslológlcos de baja amplitud desde el EEG en presencia de ruido32. Al analizar las diferencias entre los umbrales electroflslológlcos de PEAEE y los audlométrlcos en el grupo de normoyentes, se observó una diferencia significativa entre ambos valores. Por el contrario, no se obtuvo diferencias en el grupo de hlpoacúslcos, tanto en el promedio como en cada una de las frecuencias evaluadas. Esta similitud entre ambos umbrales concuerda con los altos índices de correlación descritos anteriormente para el mismo grupo y se corresponde con Investigaciones previas6,23,31. En el grupo de normoyentes se observaron diferencias mayores que las planteadas por otros autores20,24,29,33. Esta discrepancia se puede argumentar por la limitación en el control del ruido ambiental al no realizar el examen de PEAEE en una cámara sonoamortlguada, variable que afectaría en mayor grado a sujetos con mejor nivel auditivo.

Los umbrales estimados que entrega el PEAEE corresponden a un valor promedio, dado por una ecuación de regresión en base al umbral electroflslológlco del mismo examen. Esta estimación del umbral audlométrlco será más precisa mientras mayor sea la pérdida auditiva23. Nuestros hallazgos Indican que los valores de umbrales audlométrlcos estimados son cercanos a los umbrales audlométrlcos reales en presencia de hlpoacusla. SI bien, la desviación estándar en hlpoacúslcos (12,85) fue mayor que en el grupo de normoyentes (5,71), se debe considerar que los sujetos presentaban pérdidas auditivas de diversos grados. Por esto se requieren futuros estudios que consideren los grados de pérdida auditiva en relación a la estimación de umbrales audlométrlcos mediante PEAEE. Es Importante señalar que son escazas las Investigaciones que analizan en profundidad los valores del audiograma estimado del sistema Audera, ya que los equipos más utilizados para el registro de PEAEE no ofrecen esta alternativa.

CONCLUSIONES

En relación a los parámetros y condiciones de aplicación del examen de PEAEE, es necesario considerar las características propias del equipo y del sujeto a evaluar. En Individuos adultos con un estado de alerta vigil, se obtienen respuestas más estables con una Mf de 46 Hz al evaluar las frecuencias 0,5,1, 2 y 4 kHz.

Umbrales electroflslológlcos de PEAEE y audlométricos presentan una alta correlación en todas las frecuencias evaluadas. Los valores de umbrales electroflsiológicos son mayores que los umbrales audiométrlcos y esta diferencia disminuye en presencia de pérdida auditiva. Los resultados obtenidos en este estudio corroboran lo descrito por otras Investigaciones.

Los umbrales audiométrlcos estimados son más cercanos a los umbrales pslcoacústicos en presencia de hlpoacusia, de esta forma el audiograma estimado entregado por el sistema GSI Audera podría utilizarse como una guía en la estimación del nivel de pérdida auditiva. Sin embargo, se requieren estudios en la población chilena para determinar algoritmos específicos por frecuencia que extrapolen los valores en forma más certera.

Este estudio refleja que la técnica de PEAEE, como Instrumento clínico de evaluación, ofrece un valor complementarlo Importante dentro del conjunto de pruebas audiológicas, ya que puede acercarse objetivamente a la configuración, grado y tipo de hipoacusia.

Como examen objetivo, la mayor aplicación clínica del examen de PEAEE apunta a pacientes en los que no es posible determinar el nivel auditivo mediante pruebas subjetivas. En el caso de neonatos con deficiencia auditiva, la detección e Intervención temprana es esencial para el desarrollo del lenguaje y el habla.

BIBLIOGRAFÍA

1. Lehnhardt E. Práctica de la Audlometría. Madrid. Editorial Médica Panamericana S. A. 1992; 6a Edición.        [ Links ]

2. Martínez A, Alañón MA, Ayala L, Alvarez AB, Miranda MT, Sainz M. Comparative study between auditory steady-state responses, auditory brain-stem responses, and llmlnar tonal audlometry. Acta Otorrinolaringol Esp 2007; 58: 290-5.        [ Links ]

3. Ménard M, Gallego S, Berger-Vachon C, Collet L, Thai-Van H. Relationship between loudness growth function and auditory steady-state response In normal-hearing subjects. Hear Res 2008;235:105-13.        [ Links ]

4. Martinez-Beneito P, Morant A, Pitarch MI, Garcia FJ, Marco J. Potenciales evocados auditivos de estado estable a multlfrecuencla como técnica de determinación de umbrales auditivos. Acta Otorrinolaringol Esp 2002; 53: 707-17.        [ Links ]

5. John MS, Purcell DW, Dimitrijevic A, Picton TW. Advantages and caveats when recording steady-state responses to multiple simultaneous stimuli. J Am Acad Audiol 2002; 13: 246-59.        [ Links ]

6. Canale A, Lacilla M, Cavalot AL, Albera R. Auditory steady-state responses and clinical applications. Eur Arch Otorhinolaryngol 2006; 263: 499-503.        [ Links ]

7. Tomlin D, Rance G, Graydon K, Tsialios I. A comparison of 40 Hz auditory steady-state response (ASSR) and cortical auditory evoked potential (CAEP) thresholds In awake adult subjects. Int J Audiol 2006; 45: 580-8.        [ Links ]

8. Cabello P, Caro J. Audlometría de Estado Estable. Steady state audlometry. Rev otorrinolaringol Cir Cab Cuello 2007; 67:162-6.        [ Links ]

9. Luts H, Wouters J. Hearing assessment by recording multiple auditory steady-state responses: the Influence of test duration. Int J Audiol 2004; 43: 471-8.        [ Links ]

10. Ahn JH, Lee HS, Kim YJ, Yoon TH, Chung JW. Comparing pure-tone audlometry and auditory steady state response for the measurement of hearing loss. Otolaryngol Head Neck Surg 2007;136:966-71.        [ Links ]

11. Garantías Explícitas en Salud. Guía Clínica MINSAL. (2005). Hipoacusia Neurosensorial Bilateral del Prematuro. Disponible en http://www.supersalud.cl/documentaclon/569/artlcles-635_gula_cllnlca.pdf        [ Links ]

12. Kei J, Smith D, Joseph S, Stopa J, Kang S, Darnell R. Effects of ambient acoustic noise on the auditory steady-state response thresholds In normally hearing adults. Audiol Neurootol 2008;13:13-8.        [ Links ]

13. Cohen LT, Rickards FW, Clark GM. A comparison of steady-state evoked-potentlals to modulated tones In awake and sleeping humans. J Acoust Soc Am 1991; 90: 2467-79.        [ Links ]

14. Petitot C, Collet L, Durrant JD. Auditory steady-state responses (ASSR): effects of modulation and carrier frequencies. Int J Audiol 2005; 44: 567-73.        [ Links ]

15. Leigh-Paffenroth ED, Fowler CG. Amplitude-modulated auditory steady-state responses In younger and older listeners. J Am Acad Audiol 2006;17:582-97.        [ Links ]

16. Van der Reijden CS, Mens LHM, Snik AFM. Frequency-specific objective audlometry: Tone-evoked bralnstem responses and steady-state responses to 40 Hz and 90 Hz amplitude modulated stimuli. Int J Audiol 2006; 45: 40-5.        [ Links ]

17. Griskova I, Morup M, Parnas J, Ruksenas O, Arnfred SM. The amplitude and phase precision of 40 Hz auditory steady-state response depend on the level of arousal. Exp Brain Res 2007;183:133-8.        [ Links ]

18. Pérez-Abalo MC, Torres A, Savio G, Suárez EE. Los potenciales evocados auditivos de estado estable a múltiples frecuencias y su valor en la evaluación objetiva de la audición. Auditio: Revista Electrónica de Audiología 2003; 2: 42-50.        [ Links ]

19. Swanepoel D, Hugo R. Estimations of auditory sensitivity for young cochlear Implant candidates using the ASSR: preliminary results. Int J Audiol 2004; 43: 377-82.        [ Links ]

20. Herdman AT, Stapells DR. Thresholds determined using the monotlc and dlchotlc multiple auditory steady-state response technique In normal-hearing subjects. Scand Audiol 2001; 30: 41-9.        [ Links ]

21. Rance G, Briggs RJS. Assessment of hearing In Infants with moderate to profound Impairment: The Melbourne experience with auditory steady-state evoked potential testing. Ann Otol Rhinol Laryngol 2002; 111: 22-8.        [ Links ]

22. Rance G, Rickards F. Prediction of hearing threshold In Infants using auditory steady-state evoked potentials. J Am Acad Audiol 2002; 13: 236-45.        [ Links ]

23. Rance G, Rickards FW, Cohen LT, De Vidi S, Clark GM. The automated prediction of hearing thresholds In sleeping subjects using auditory steady-state evoked potentials, far Wear 1995; 16:499-507.        [ Links ]

24. Van Maanen A, Stapells DR. Comparison of multiple auditory steady-state responses (80 versus 40 Hz) and slow cortical potentials for threshold estimation In hearing-Impaired adults. Int J Audiol 2005; 44: 613-24.        [ Links ]

25. Lins OG, Picton TW, Boucher BL et al. Frequency-specific audlometry using steady-state responses, far Wear 1996; 17: 81-96.        [ Links ]

26. Pérez-Abalo MC, Savio G, Torres A, Martín V, Rodríguez E. Steady state responses to multiple amplitude-modulated tones: An optimized method to test frequency-specific thresholds In hearing-Impaired children and normal-hearing subjects, far Wear 2001; 22: 200-11.        [ Links ]

27. Picton TW, Durieux-Smith A, Champagne SC et al. Objective evaluation of aided thresholds using auditory steady-state responses. J Am Acad Audiol 1998; 9: 315-31.        [ Links ]

28. Dimitrijevic A, John S, Van Roon P, Purcell DW, Adamonis J. Estimating the audlogram using multiple auditory steadystate responses. J Am Acad Audiol 2002; 13: 205-24.        [ Links ]

29. Attias J, Buller N, Rubel Y, Raveh E. Multiple auditory steady-state responses In children and adults with normal hearing, sensorlneural hearing loss, or auditory neuropathy. Ann Otol Rhinol Laryngol 2006; 115: 268-76.        [ Links ]

30. D'Haenens W, Dhooge I, De Vel E, Maes L, Bockstael A, Vinck BM. Auditory steady-state responses to MM and exponential envelope AM2/FM stimuli In normal-hearing adults. Int J Audiol 2007; 46: 399-406.        [ Links ]

31.Tlumak Al, Rubinstein E, Durrant JD. Meta-analysls of variables that affect accuracy of threshold estimation via measurement of the auditory steady-state response (ASSR). Int J Audiol 2007; 46: 692-710.        [ Links ]

32. Barajas JJ, Zenker F. Potenciales Evocados Auditivos Continuos. Auditio: Revista Electrónica de Audiología 2002; 1: 20-4.        [ Links ]

33. Kaf WA, Sabo DL, Durrant JD, Rubinstein E. Reliability of electric response audlometry using 80 Hz auditory steady-state responses. Int J Audiol 2006; 45: 477-86.        [ Links ]

Dirección: Cristián Godoy B.
Lo Encalada 166 Dpto. 42 Nuñoa Santiago. E mail: cgodoybarrera@gmail.com

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons