SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.70 número3DETECCIÓN DE COLESTEATOMA MEDIANTE RESONANCIA MAGNÉTICA DE DIFUSIÓN PONDERADA NO-ECO PLANARPRESBIACUSIA, VITAMINA B12 Y FOLATO EN EL ADULTO MAYOR índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello

versión On-line ISSN 0718-4816

Rev. Otorrinolaringol. Cir. Cabeza Cuello v.70 n.3 Santiago dic. 2010

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-48162010000300017 

Rev. Otorrinolaringol. Cir. Cabeza Cuello 2010; 70: 287-288

Revista de Revistas

ADENOAMIGDALECTOMÍA Y DESARROLLO DE SOBREPESO

Adenotonsillectomy and the development of overweight

Wijga A, Scholtens S, Wieringa M, Kerkhof M, Gerritsen J, Brunekreef B, Smit H.

Pediatrics 2009; 123; 1095-101.


 

Muchos estudios demuestran la ganancia de peso acelerada después de una amlgdalectomía y/o adenoldectomía en los pacientes pediátricos. Esto ha sido atribuido a la mejoría del apetito, aumento de Ingreso calórico y disminución del gasto energético, y a la elevación de los niveles de insulin-like growth factor} o a su proteína de transporte (IBP-3) después de la cirugía. Este efecto es visto como beneficioso en muchos niños con bajo peso antes de la cirugía, sin embargo, también ocurre en pacientes con peso normal y sobrepeso, pudlendo tener un rol en el desarrollo de sobrepeso en el futuro. Hasta el momento, el antecedente de (adeno) amlgdalectomía no ha sido estudiado como un factor de riesgo para sobrepeso en la población general.

En el presente estudio, se utiliza una cohorte pediátrica holandesa [Dutch Prevention and Incidence of Asthma and Mite Allergy Birth Cohort). Se consideran los datos de peso, talla, antecedente de amlgdalectomía y/o adenoldectomía, género, peso al nacer y antecedentes maternos (sobrepeso, tabaquismo, nivel educacional, lactancia materna), que se obtienen desde cuestionarlos anuales que se realizan a los padres. El peso y la talla fueron medidos por los Investigadores a todos los pacientes cuando cumplían 8 años.

En el estudio participan 4.146 niños nacidos entre 1996 y 1997 en 3 reglones de Holanda, teniendo 5% de pérdida de seguimiento (N final =3.963), y 2.214 (63%) participan en el registro antropométrico a los 8 años. La Incidencia total de adenoldectomía fue de 12%, y de (adeno) amlgdalectomía, 15%; mayorltarlamente entre los 2 y 5 años de vida, siendo discretamente más frecuente en el género masculino. Se excluye del estudio a los pacientes operados después de los 7 años, por tener menos de un año de seguimiento posqulrúrglco. Se realiza ajuste estadístico por las demás variables mencionadas.

La prevalence de sobrepeso en el grupo control (no operado) fue de 11,9%, en el grupo adenoldectomlzado de 14,8%, OR 1.26 IC 95% (0.91-1.74); y en el grupo (adeno) amlgda-lectomlzado, 19%, OR 1.61 IC 95% (1.23-2.10). La prevalence de obesidad fue de 1,9%; 4.5% (OR 1.94 (1.02-3.70)) y 5,8% (OR 2.36 (1.41-3.97)), respectivamente (p <.01). Se analizó también la asociación del estado nutrlclonal a los 2 años, y la Incidencia posterior de (adeno) amlgdalectomía, sin encontrar diferencias entre los grupos estudiados (OR ajustado 0.98 IC 95% (0.68-1.41), sugiriendo que la asociación entre cirugía y sobrepeso no se explica por la preexistencia de sobrepeso.

Los datos longitudinales anuales del peso y la talla registrados antes y después de la cirugía sugieren que la (adeno) amlgdalectomía forma un punto de Inflexión entre un período de bajo crecimiento pondo-estatural, y una rápida recuperación posterior, que podría explicar el riesgo de desarrollo de sobrepeso en el posoperatorlo alejado.

Este estudio concluye que los niños operados de (adeno) amlgdalectomía tienen mayor riesgo de desarrollar sobrepeso en el largo plazo. La consejería permanente en la dieta y los estilos de vida saludables, así como el control periódico del peso y la talla permitirían mantener las curvas de crecimiento dentro de los límites normales.


Dr. Rodrigo Cabezón A.

Hospital Clínico
Pontificia Universidad Católica de Chile