SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.77 número2Nuevo método para evaluar el Test Subjetivo VerticalAnálisis de tiempos de espera en pacientes con cáncer de cabeza y cuello en el Hospital San Juan de Dios índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello

versión On-line ISSN 0718-4816

Rev. Otorrinolaringol. Cir. Cabeza Cuello vol.77 no.2 Santiago jun. 2017

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-48162017000200003 

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN

 

Detección temprana de la hipoacusia con emisiones acústicas

Early hearing loss detection through otoacoustic emissions

 

Silvia Borkoski B1, Juan Carlos Falcón G1, Cándido Corujo S1, Ángel Osorio A1, Ángel Ramos M1.

1 Unidad de Hipoacusia. Servicio de ORL y PCF Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, Las Palmas, Gran Canaria.

Correspondencia a:


RESUMEN

Introducción: La hipoacusia neonatal es considerada un problema de salud pública. Su diagnóstico precoz y rehabilitación adecuada previenen la consecuencia más importante de la hipoacusia infantil: crecer sin un lenguaje.

Objetivo: Analizar los resultados obtenidos en el Programa Universal de Detección Precoz de la Hipoacusia Infantil implementado en el Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria desde enero de 2007 hasta diciembre de 2013.

Material y método: Se estudiaron 44.597 recién nacidos, mediante otoemisiones acústicas en ambas fases del programa. La fase diagnóstica es llevada cabo en la Unidad de Hipoacusia del Servicio de Otorrinolaringología.

Resultados: Desde enero de 2007 y diciembre de 2013 nacieron 46.587 niños, se le practicaron el screening a 44.597, de los cuales, 41.621 presentan OEA positivas, 1.233 tienen OEA ausentes. En la segunda fase 8.193 presentaron otoemisiones positivas en ambos oídos, 649 no pasaron la segunda fase. Presentaron factores de riesgo para hipoacusia un total de 9.581 niños. La media de derivación a la fase diagnóstica fue de 5.69%, alcanzó una cobertura del 95,73%. 32 niños fueron diagnosticados entre los 6 y 8 meses ingresaron al Programa de Implantes Cocleares siendo intervenidos quirúrgicamente entre los 9 y 16 meses.

Conclusión: El programa es adecuado a nuestro funcionamiento, alcanzando el mismo un porcentaje de cobertura superiordel 95% valor ampliamente satisfactorio teniendo en cuenta las recomendaciones de la CODEPEH.

Palabras clave: Hipoacusia neonatal, detección precoz, sordera.


ABSTRACT

Introduction: Neonatal hearing loss is a public health problem early diagnosis and (re) habilitation adequate prevent the most important consequence of infant hearing loss: growing up without a language.

Aim: To analyze the results obtained in the Universal Program for Early Detection of Infant Hearing Loss implemented in the Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil, in Las Palmas de Gran Canaria, from January 2007 to December 2013.

Material and method: We studied otoacoustic emissions in both phases ofthe program for 44 597 newborns. The diagnostic phase was carried out at the Hearing Loss Unit, Department of Otorhinolaryngology.

Results: Between January 2007 and December 2013, 46,587 children were born, 44,597 underwent screening, of which 41,621 have positive otoacustic emissions and in 1233 these are absent. In 8,193 the secondphase gave positive otoacustic emissions in both ears and 649 failed the second phase. 9,581 newborns presented risk factors associated with hearing loss. The average referral to diagnostic phase was 5.69%, the program reacheda coverage of 95.73%. 32 children diagnosedbetween 6and8months entered the Cochlear Implant Program being operated on between 9 and 16 months.

Conclusion: The Program in our hospital has proved adequate, achieving a coverage rate above 95%, highly satisfactory value considering the recommendations of the CODEPEH.

Key words: Neonatal hearing loss, early detection, deafness.


 

INTRODUCCIÓN

La hipoacusia es una de las alteraciones sensoriales más frecuentes en el ser humano1. La audición es uno de los principales procesos fisiológicos que posibilita al ser humano el aprendizaje, siendo de importancia para el desarrollo neuropsicológico global, por lo que el diagnóstico precoz de la hipoacusia y su intervención temprana en la infancia permite un apropiado desarrollo intelectual, emocional y social2.

Además de tratarse de una enfermedad que cumple con todos los requisitos para ser sometida a tamizaje universal, la sordera es un trastorno cuya incidencia al momento de nacimiento es muy superior a la de otras enfermedades congénitas que en la actualidad se detectan a través de pruebas de screening bien implementadas en diversos países, como son la fenilcetonuria (0.1/1.000), el hipotiroidismo congénito (0.25/1.000) o la anemia de células falciformes (0.2/1.000)3.

La hipoacusia permanente en la infancia sigue siendo aún en la actualidad un problema de salud pública. Su incidencia es de 1/1.000 recién nacidos (RN) vivos si consideramos sólo a la hipoacusia neurosensorial congénita, profunda y bilateral y de 5/1.000 recién nacidos vivos si tenemos en cuenta todos los grados de hipoacusia4.

El sistema sanitario en general tiene una gran responsabilidad a la hora de detectar la pérdida auditiva durante la infancia porque el diagnóstico precoz y la (re)habilitación adecuada previenen la consecuencia más importante de la hipoacusia infantil: crecer sin un lenguaje5.

OBJETIVO

Actualmente, la detección precoz de la sordera neonatal se lleva a cabo en muchos de los Servicios de Salud de las diferentes comunidades autonómicas en España6, en este artículo el objetivo es analizar los resultados obtenidos en el Programa Universal de Detección Precoz de la Hipoacusia Infantil del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria desde su implementación en enero de 2007 y hasta diciembre de 2013.

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio observacional, descriptivo, longitudinal de cohorte retrospectiva. Se estudiaron todos los RN incluidos en el Programa Universal de Detección Precoz de la Hipoacusia Infantil, del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria, como así también los RN derivados a este programa desde centros concertados de la red del Servicio Canario de la Salud al Servicio de Neonatología del mismo complejo hospitalario, durante el período 1 de enero de 2007 y 31 de diciembre de 2013.

Los datos demográficos del RN y los resultados de las exploraciones realizadas en las fases del Programa, se registran por parte de enfermeros en la primera fase y de logopedas en la Unidad de Hipoacusia en la segunda fase, en un aplicativo informático desarrollado para el programa, desde donde se realiza el seguimiento, control y rescate de los pacientes incluidos en cualquiera de sus fases.

El Programa Universal de Detección Precoz de la Hipoacusia Infantil de la Comunidad Autónoma de Canarias está basado en un sistema de cribado poblacional universal en dos fases (Figura 1).

 

Figura 1. Flujograma utilizado en el Programa Universal de Detección
Precoz de la Hipoacusia Infantil del Complejo Hospitalario Universitario
Insular Materno-Infantil de Gran Canaria.
Test de Tanaka: Prueba audiológica infantil que busca reconocer las
 señales de alarma de un niño con discapacidad auditiva.

 

La primera exploración se realiza en la maternidad durante las primeras 48 hs de vida aprovechando la estancia hospitalaria de la madre. La técnica elegida es la detección de las otoemisiones acústicas (OEA) mediante dispositivos portátiles y automatizados (Echo-Screen®). El criterio para "pasar" el cribado es presentar OEA en ambos oídos, en este caso el RN es dado de alta del Programa.

Los RN sin factor de riesgo asociado a hipoacusia que presenten OEA negativas o bien pacientes que hayan "pasado" la primera fase pero presentan la asociación de algún factor de riesgo asociado a hipoacusia son derivados a la segunda fase del Programa. En esta segunda fase la técnica utilizada es la detección de las OEA mediante la utilización de los sistemas Inteligent Hearing Systems e Interacoustic.

El niño sin factor de riesgo (FR) asociado a hipoacusia que "pasa" esta segunda fase es dado de alta. Si "no pasa" ambos oídos como así también aquellos que "no pasan" y presentan factor de riesgo asociado son derivados a la Unidad de Hipoacusia para su diagnóstico y seguimiento.

A los niños que superan la segunda fase, se les hace entrega a los padres de un cuestionario de seguimiento, el Test Audiológico Infantil de Tanaka, mientras que a aquellos que superaron la segunda fase pero presentaron un factor de riesgo asociado se les realiza una valoración de la audición mediante pruebas subjetivas entre los 6 y 12 meses de vida. También se les informa de que si vieran respuestas positivas en el Test Audiológico Infantil de Tanaka deben asistir a su Facultativo Especialista de Área para que éste lo derive a la Unidad de Hipoacusia para su valoración.

Todos los niños dados de alta del Programa o que "no pasan" un oído se controla en coordinación con Atención Primaria y el Facultativo Especialista de Área para su seguimiento a través del Programa Nacional del Niño Sano y el Programa Infantil de Salud Escolar.

Si hubiera sospecha de hipoacusia es derivado a la Unidad de Hipoacusia para que el facultativo especialista realice la valoración terapéutica adecuada a cada caso en particular.

Tras el registro de los datos en el programa informático se llevó a cabo el tratamiento y procesamiento al programa estadístico SPSS en su versión 21.0. Se realizó un análisis descriptivo y exploratorio. Los datos se presentan en tablas, porcentajes y frecuencias. Se utiliza la comparación de proporciones mediante el análisis de casos raros, distribución de Poisson.

La realización del estudio fue aprobado por el Comité Ético de Investigaciones Clínicas de nuestro centro.

RESULTADOS

En el periodo entre el 1 de enero de 2007 y el 31 de diciembre de 2013 nacieron 46.587 niños. Durante este periodo se estudiaron un total de 44.597 RN, lo que supone una cobertura de 95,73% sobre el total de RN vivos, todos cribados antes del mes de vida. De los 44.597 RN, 22.253 (49,89%) eran hombres y 22.344 (50,12%) mujeres (Figura 2).

 

Figura 2. Recién nacidos cribados 2007-2013.

 

En la primera fase "pasaron" 41.621 niños, mientras que el resultado fue de "no pasa" en 1.233 RN. La edad media en que se realiza la prueba de cribado en la primera fase es de 5 días. Los nacidos en fin de semana o festivos fueron citados en la consulta para realizar el cribado.

En las Tablas 1 y 2 se hace una descriptiva del resultado de las pruebas de la primera fase. Un total de 1.990 niños que corresponden al 4,50% de la muestra no fueron cribados.

 

Tabla 1. Descriptiva del resultado de las pruebas 1a Fase del Programa de Detección
Precoz de la Hipoacusia Neonatal 2007-2010

*OEAPT: Otoemisiones acústicas provocadas transitorias.

 

Tabla 2. Descriptiva del resultado de las pruebas 1a Fase Programa de Detección Precoz
de la Hipoacusia Neonatal 2011-2013

*OEAPT: Otoemisiones acústicas provocadas transitorias.

 

En las Tablas 3 y 4 se hace una descriptiva del resultado de las pruebas de la segunda fase, en total, fueron derivados a la segunda fase un total de 9.355 RN. En esta fase la edad media de realización de la prueba fue de 52 días.

 

Tabla 3. Descriptiva del resultado de las pruebas 2a Fase del Programa de Detección
Precoz de la Hipoacusia Neonatal 2007-2010

*OEAPT: Otoemisiones acústicas provocadas transitorias.

 

Tabla 4. Descriptiva del resultado de las pruebas 2a Programa de Detección Precoz de
la Hipoacusia Neonatal 2011-2013

* OEAPT: Otoemisiones acústicas provocadas transitorias.

 

Las pérdidas de casos que se produjeron en la primera fase fue del 4,50% debido a padres que se negaron a la realización de la prueba, a altas hospitalarias o niños nacidos en fin de semana o festivos que después no asistieron a la cita programada e hijos de inmigrantes no localizables ya que los datos de domiciliación y localización proporcionados por los padres no eran correctos. En la segunda fase, la pérdida de casos corresponde al 2,36%.

Nueve mil quinientos ochenta y un niños presentaron factores de riesgo asociado a hipoacusia correspondiente al 21,80% del total de los recién nacidos estudiados (Tabla 5).

 

Tabla 5. Descriptiva de los RN con Factores de Riesgo 2007-2013

 

Los FR más frecuentemente encontrados son la exposición directa o indirecta a medicamentos ototóxicos (5.526 niños), historia familiar de pérdida auditiva sensitivo-neuronal en la niñez (1.509 niños) e hiperbilirrubinemia (1.134 niños) (Tabla 6).

 

Tabla 6. Distribución de niños por factor de riesgo en el periodo 1 enero 2007 a 31 de
diciembre de 2013

 

La media de RN que presentó FR, durante los 7 años de implementación del Programa es de 1.369 niños.

La media de derivación a la fase diagnóstica en estos 7 años es de 5,69% (rango 2,69%-15,50%). El total de falsos negativos es del 0,011% y falsos positivos de 0,58%.

De los 44.597 niños cribados en este periodo 88 RN (0,2%) fueron diagnosticados de hipoacusia neurosensorial (HNS). De esos niños, 32 (0,07%) fueron diagnosticados de hipoacusia neurosensorial profunda (HNSP), de estos 32 fueron unilaterales 6 niños y 26 bilaterales, todos implantados entre los 9 y 16 meses de edad.

Según análisis por comparación de proporciones (casos raros, distribución de Poisson) de los 44.597 RN estudiados el porcentaje de niños con diagnóstico de HNSP es de 0,07% siendo inferior a la hipoacusia esperada en la población general.

DISCUSIÓN

La pérdida de la audición no solo produce efectos permanentes en el desarrollo del lenguaje oral sino que también puede tener implicaciones en el desarrollo global del niño7.

Sin las oportunidades adecuadas, los niños con pérdida auditiva experimentarán retrasos en su lenguaje, en sus conocimientos y en su desarrollo socio-emocional en relación a niños normoyentes de su misma edad.

Se ha demostrado que la intervención temprana en la hipoacusia resulta en una buena adquisición de lenguaje8-10 aprovechando así el período de plasticidad cerebral de los primeros años de vida, por lo que la detección precoz y universal es la única estrategia razonable para la detección precoz de las hipoacusias en la infancia11.

Todos los niños con hipoacusia deben tener acceso a los recursos necesarios para desarrollar al máximo sus aptitudes, lo que implica tener la posibilidad de beneficiarse tanto de la detección como del diagnóstico y del tratamiento precoz en el periodo crítico de su maduración.

La Join Committe on Infant Hearing Position Statement, la Comisión para la Detección Precoz de la Hipoacusia (CODEPEH) y European Consensus Statement on Neonatal Hearing Screening, se han pronunciado en usar pruebas objetivas en los programas de cribado las más generalizadas son las OEA y los Potenciales Auditivos Automáticos (PEATCa)12,13.

El Programa de Detección Precoz de la Hipoacusia Infantil implementado en nuestro centro es de cribado universal en dos fases, disminuyendo así la proporción de posibles falsos positivos; basándose en la detección de las OEA en ambas fases. El Programa alcanzó una cobertura del 95,73%, remitiendo a la fase diagnóstica el 4,6% anualmente valores ampliamente satisfactorios teniendo en cuenta las recomendaciones de la CODEPEH14 que recomienda un cribado 95% de los recién nacidos y una derivación a la fase diagnóstica del 4% y la Academia Americana de Pediatría15.

En nuestra comunidad los principales FR asociados a hipoacusia que presentan los RN son la exposición directa o indirecta a medicaciones ototóxicas, la historia familiar de pérdida auditiva sensitivo-neuronal en la niñez y la hiperbilirrubinemia neonatal. Sin embargo, si se comparan estos resultados con los obtenidos en el estudio realizado por Pont y col la medicación ototóxica y un peso menor de 1.500 gr son los FR más frecuentes, siendo la hiperbilirrubinemia el factor menos frecuente16. Por otro lado, en el estudio realizado por Krauss y cols el FR mayormente asociado fue la presencia de anomalías craneofaciales seguido de un peso en el nacimiento inferior a 1.500 gramos, mientras que para el estudio realizado por Ghirri y cols se observa que la principal causa de hipoacusia infantil es el nacimiento prematuro y el sufrimiento neonatal16-18.

Desde la implementación del Programa Universal de Detección Precoz de la Hipoacusia Infantil en nuestro centro, un total de 88 RN (0,2%) de los estudiados fueron diagnosticados de hipoacusia neurosensorial. De esos niños, 0,07% fueron diagnosticados de sordera neurosensorial profunda. Ghirri y cols estudiaron 8.113 RN, de ellos 34 con diagnóstico de HNSP, de los cuales 8 (0,99%) fueron diagnosticados de HNSP unilateral y 26 (3,2%) de HNSP bilateral18.

En el estudio de Krauss y cols al describir los resultados del Programa de Evaluación Auditivo Neonatal Universal diagnosticaron un total de 70 hipoacusias congénitas, 54,3% correspondió a la hipoacusia unilateral y el 45,7% a bilateral, siendo éstas en 90% de leves a moderadas, con una incidencia estimada de 3-4 casos de hipoacusia congénita cada 1.000 RN. Nuestros resultados muestran que el porcentaje de niños con diagnóstico de HNSP de los 44.597 estudiados es de 0,08% siendo inferior a la hipoacusia esperada en la población general17.

Ghirri y cols al analizar su Programa de Screening universal de la hipoacusia basado en OEA y PEATCa detectaron 0,54% de falsos positivos de los RN examinados, en nuestro Programa el total de falsos negativos es del 0,011% y falsos positivos de 0,58%18.

La literatura recomienda que los niños con indicador(s) de riesgo de pérdida auditiva sean sometidos a seguimiento de la audición y el desarrollo del lenguaje de hasta los 2 ó 3 años de edad, debido a la mayor probabilidad de desarrollar una pérdida progresiva, en nuestro Programa los niños se controlan en coordinación con Atención Primaria y el Facultativo Especialista de Área para su seguimiento a través de los Programas Nacionales de Salud Infantil1920.

Consideramos, como otros autores, que el registro informático y seguimiento de los datos es esencial para poder recuperar niños en cualquiera de las fases del Programa, realizar controles de calidad y poder evaluar la obtención o no de los objetivos deseados921.

La CODEPEH en España profundizó en los aspectos que garantizan la calidad y buen funcionamiento de los programas de screening, intentando que éstos sean cuantitativamente eficaces y rentables, cumpliendo con parámetros cuantitativos en la fase de cribado, fase diagnóstica, fase de tratamiento y criterios de calidad en el seguimiento; como así también cumplir en la fase de detección del programa con una serie de parámetros cualitativos6.

Se considera adecuado que el diagnóstico de la hipoacusia se realice en los primeros seis meses de vida, para poder cumplir con el objetivo final de un Programa de Detección Precoz de la Hipoacusia Infantil que es la intervención temprana y así iniciar en esta edad la habilitación y rehabilitación; y poder incluir a los candidatos en el Programa de Implantes Cocleares.

Estamos de acuerdo que el intercambio fluido de información entre los que componen el equipo multidisciplinar (pediatras, neonatólogos, otorrinolaringólogos, logopedas, audiólogos) que atienden a estos niños resultará en un mejor pronóstico para los mismos22,23.

CONCLUSIONES

El Programa Universal de Detección Precoz de la Hipoacusia Infantil de nuestro Complejo, durante el período estudiado alcanzó valores de cobertura superiores al 95%; cumple con los estándares de calidad según las recomendaciones de la CODEPEH.

Es importante que el equipo multidisciplinar de profesionales que participan en este proceso desde la detección de la hipoacusia, su diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento esté coordinado en beneficio de los niños.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Willens P. Genetic causes of hearing loss. N Engl Med 2000; 342: 1101-9.         [ Links ]

2. Marco J, Almenar A, Alzina V, Bixquert V, Jaudenes MC, Ramos A, et al. Control de calidad de un programa de detección, diagnóstico e intervención precoz de la hipoacusia en recién nacidos. Documento oficial de la Comisión para la Detección de la Hipoacusia en Recién Nacidos (CODEPEH). Acta Otorrinolaringol Esp 2004; 55(3): 103-6.         [ Links ]

3. Mehl A, Thomson V. Newborn hearing screening: The Great Omission. Pediatrics 1998; 101: E4.         [ Links ]

4. Puig T, Municio A, Medà C. Cribaje (screening) auditivo neonatal universal versus Cribaje (screening) selectivo como parte del tratamiento de la sordera infantil. La Biblioteca Cochrane Plus 2008; Nº 2.         [ Links ]

5. Delgado Domínguez JJ, Grupo PrevInfad/PAPPS Infancia y Adolescencia. Detección precoz de la hipoacusia infantil. Rev Pediatr Aten Primaria 2011; 13 Nº 50.         [ Links ]

6. Trinidad-Ramos G, Alzina de Aguilar G, Jaudenes-Casaubón C, Núñez-Batalla F, Sequí-Canet JM. Recomendaciones de la Comisión para la Detección Precoz de la Hipoacusia (CODEPEH) para 2010. Acta Otorrinolaringol Esp 2010; 61(1): 69-77.         [ Links ]

7. Alzina de Aguilar V. Detección precoz de la hipoacusia en el recién nacido. An Pediatr 2005; 63(3): 193-8.         [ Links ]

8. Yoshinaga–Itano A, Sedey AL, Coulter DK, Mehl AL. Language of early and later identified children with hearing loss. Pediatrics 1998; 1161-1171.         [ Links ]

9. Cabra J, Moñux A, Grijalva M, Echarri R, Ruiz de Gauna E. implantación de un programa para la detección precoz de hipoacusia neonatal. Acta Otorrinolaringol Esp 2001; 52: 668-673.         [ Links ]

10. Bailey H, Bower C, Krishnawamy J, Coates H. Newborn Hearing Screening in Western Australia. MJA 2002; 177: 180-5.         [ Links ]

11. Levitt H, Mc Garr NS, Geffner D. Development of language and communication skills in hearing imparied children. En: Rockville, MD, ed American Speech-Language Hearing ASSN 1987; Monograph nº 26.         [ Links ]

12. Dort JC, Tobolsky C, Brown D. Screening Strategies for neonatal hearing loss: Which test is the best?. J Otolaryngol 2000; 29: 206-10.         [ Links ]

13. White KR et al. Screening all newborns for hearing loss using transtient evoked otoacustic emissions. Int J Pediatric Otorhinolaryngol 1994; 29: 203-17.         [ Links ]

14. Marco J, Alm enar A, Alzina V, Bixquert V, Jaudenes MC, Ramos A et al. Control de calidad de un Programa de Detección, diagnóstico e intervención precoz de la hipoacusia en recién nacidos. Documento oficial de la Comisión para la Detección de la Hipoacusia en Recién Nacidos (CODEPEH). Acta Otorrinolaringol Esp 2004; 55: 103-6.         [ Links ]

15. American Academy of Pediatrics task force on newborn and infant hearing. Newborn and Infant hearing loss: Detection and intervention. Pediatrics 1999; 103: 527-30.         [ Links ]

16. Pont CE, Aldasoro MJ, Meliá CB, Molina MS, Lucas RA, Gozalbo NJM. Resultados del cribado de hipoacusia infantil en la provincia de Castellón. Anales de Otorrinolaringología 2012; 3: 163-8.         [ Links ]

17. Krauss MK, Heider CC, Nazar MG, Ribalta LG, Sierra GM. Universal newborn hearing screening program. Experience over 10 years. Rev Otorrinolaringol Cir Cabeza Cuello 2013; 73: 125-32.         [ Links ]

18. Ghirri P, Liumbruno A, Lunardi S, Forli F, Boldrini A, Baggiani A, et al. Universal neonatal audiológical screening: experience of the University Hospital of Pisa. Ital J Pedriatr 2011; 37: 16.         [ Links ]

19. American Academy of Pediatrics JCIH. Year 2007 position statement: principles and guidelines for early hearing detection and intervention programs. Pediatrics 2007; 120: 898-921.         [ Links ]

20. C Kolski. Hearing screening by community physicians in under-2 year-olds. European Annals of Otorhinolaryngology, Head and Neck Diseasesm 2014; 131: 263-4.         [ Links ]

21. Pietraton AA, Baun HM. Collecting outocome data. Asha 1995; 37: 36-8.         [ Links ]

22. Colozza P, Anastasio ART. Assessment, diagnosis and treatment of deafness knowledge and conduct of physicians with expertise in neonatology and/or a tertiary pediatric teaching hospital. São Paulo Med J 2009; 127: 61-5.11.         [ Links ]

23. Moreno de Campos AC, Yassuhiro Shirane H, Atsushi Takemoto PV, Lourenço EA. Universal newborn hearing screening: knowledge of pediatricians and neonatologists in the city of Jundiaí, São Paulo, Brazil. Braz J Otorhinolaryngol 2014; 80(5): 379-85.         [ Links ]

 


Recibido el 6 de septiembre, 2016.
Aceptado el 6 de diciembre, 2016.

* Dirección: Silvia Borkosky
Servicio de ORL y PCF Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, Las Palmas, Gran Canaria 
E mail: silviaborkoski@hotmail.com

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons