SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.49Los trágicos días del poeta Roberto Meza en isla Más Afuera. Prisionero político durante la dictadura de Carlos IbáñezEl tiempo social de las alianzas público privadas transnacionales en América Latina: un estudio de caso (2002-2010) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Izquierdas

versión On-line ISSN 0718-5049

Izquierdas (Santiago) vol.49  Santiago  2020  Epub 20-Abr-2020

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-50492020000100206 

Artículos

Los conflictos de identidad angolana en A Geracao da Utopía de Pepetela

The angolan identity conflicts in A Geracao da Utopía a Geracao da Utopía by Pepetela

Gonzalo Retamal-Sánchez** 

*Chileno, alumno del Doctorado en Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Playa Ancha. Presidente de la Asociación HAustral. Investigador asociado, adscrito al doctorado en literatura de la Universidad de Playa Ancha Chile Artículo vinculado a la Cátedra Fernao de Magalhaes, del Instituto Camoes, Portugal. Contacto: gonzalosimon.retamal@gmail.com

Resumen:

Esta investigación aborda la obra de Pepetela, A Geracao da Utopia publicada en 1992, año que culmina la prolongada guerra civil angolana, sin embargo, este fin durará solo algunos meses, debido a la activación de la guerra de guerrillas de los movimientos nacionalistas luego de la ruptura del acuerdo de paz entre el MLPA y la UNITA. La obra del escritor angoleño reflexiona los inicios de acción de los diferentes movimientos políticos de Angola desde 1961 hasta la dispersión de sus ideales y proyectos nacionales en 1991 centrándose en una Angola decadente en busca de nuevas concepciones para dar una definición siempre en conflicto de la identidad nacional en Angola.

Palabras clave: A Geracao da Utopia; Pepetela; Literatura angolana; Indentidad y angolanidad

Abstract:

This research deals with the work of Pepetela, A Geracao da Utopia published in 1992, year that ends the prolonged Angolan civil war, however, this end will last only a few months,due to the activation of the guerrilla war of the nationalist movements after the breakdown of the peace agreement between the MLPA and UNITA. The work of the Angolan writer reflects the beginnings of action of the different political movements of Angola since 1961 until the dispersion of their ideals and national projects in 1991, focusing on a decadent Angola that seeks new conceptions to give a definition always in conflict of identity national in Angola.

Keyword: A Geracao da Utopia; Pepetela; Angolan literature; Identity and angolanity

Introducción

En el presente artículo que surge desde la investigación realizada durante el Magíster en Historia de Occidente (UBB) trata de profundizar aún más la relación entre la literatura y la historia de Angola durante el período 1975-1992. Analizando el contenido A Geracao da Utopía de Pepetela focalizado en el interés por definir la “raza” como ente diferenciador entre un nosotros y un ellos, dentro de un marco histórico que lo caracteriza por una crisis de identidad. La Literatura como fuente histórica, se configurará en este proyecto como un conector entre la práctica ideológica del escritor sometido a su contexto histórico y su expresión como proyecto de identidad nacional. Se considera importante este período de tiempo debido a que fue la instancia en que la palabra literaria se transformó en “arma” de combate.

Desde la Historia Política renovada podremos observar cómo se va construyendo una identidad nacional en un momento histórico fragmentado por visiones políticas en disputa y que, desde la Literatura, se intentará examinar el pasado y evaluar su presente, proyectando una identidad angolana en construcción. Angola, de 1975-1992, se enfrentará a una disputa de poder ideológico, en donde lo étnico y lo occidental se verán enfrentados en una lucha interna y externa por construir un imaginario colectivo de identidad nacional, desde una base en que predominará la “raza” como discurso identitario.

En primera instancia se espera evidenciar que, si por un lado la bibliografía referente a la literatura angolana sea abundante, la mayor parte del material disponible que versa sobre la producción literaria angolana del período 1975-1992 corresponde a investigaciones hechas desde el campo de la crítica literaria o de la literatura comparada, principalmente de las escuelas teóricas que se dedican a establecer la relación entre la producción literaria de expresión portuguesas en Brasil, Portugal, Mozambique, Angola y Cabo Verde.

Desde este territorio intelectual, destacaría la producción de Rita Chaves, autora brasileña que se ha dedicado a establecer una genealogía de la relación entre las literaturas africanas de lengua portuguesa, llamando la atención por el creciente interés hacia el amplio universo de reflexiones que se encuentran en el estudio de la actividad literaria, la posibilidad de revelar modos de estar en el mundo que se construyeran a partir del doble proceso de rechazo de las lógicas coloniales, por un lado, y de afirmación de las culturas locales, por el otro. Para Chaves, la comprensión de los juegos establecidos entre literatura e historia son de primera orden y es en el diálogo entre la obra ficcional y la coyuntura histórica que gran parte de los escritores angolanos fundamentaron su obra.

El lazo entre Historia y Literatura se ve reflejado en la obra de Marina Ruivo en Geracao Armada, bajo un proceso de identificación y reconocimiento de los actores sociales que intentan dar respuesta a los hechos presentes por medios literarios. La literatura se transforma de esta manera en testimonio vivo de la “realidad” por medio de una narrativa reflexiva y además con un compromiso individual por el colectivo. Esta obra nos facilitará el recorrido del posicionamiento entre espacio y tiempo, entre el autor y la historia, y por, sobre todo, entre la subjetividad literaria (testimonio o “biografía”) y la objetividad histórica.

Por último, aunque los trabajos anteriormente mencionados sean de altísima calidad, poseen un dominio de las herramientas metodológicas de sus respectivas disciplinas y hayan sido de gran importancia para la realización de este proyecto, se considera que la ausencia de producción historiográfica sobre el tema hace que aspectos relativos a las problemáticas propias de la disciplina y comprometidos con una visión históricamente contextualizada no hayan sido resueltos, de forma que una investigación realizada desde la interdisciplinariedad, en donde se pueda conectar la Historia y la Literatura sería de gran aporte para nuestro campo.

Vísperas de nuevos tiempos en épocas de crisis.

Luego del Acuerdo Trilateral de Nueva Yorken 1988 entre Angola y Sudáfrica y Angola y Cuba, la situación nacional comenzaba a regularizarse en temas políticos entre los diferentes movimientos nacionalistas de Angola en especial entre la UNITA y el MPLA. Para la tranquilidad de la oposición, el gobierno angolano (MPLA) firmará un acuerdo con Cuba para la retirada de las tropas militares cubanas. La situación internacional africana comenzará a mudar paulatinamente, en donde Namibia logrará su Independencia eligiendo a su primer presidente en 1989, Sam Nujoma, líder de la SWAPO. En Sudáfrica culminaba el apartheid y Estados Unidos retiraba el financiamiento a este país, lo mismo hacía la antigua Unión Soviética con Angola y Mozambique. Este último país, el Frelimo, hace retirada de su contingente dando el paso a la oposición RENAMO (Resistencia Nacional Mozambiqueña) apoyada por los Estados Unidos y Sudáfrica. En Angola se daba paso al multipardismo, cuestión que daría la oportunidad a la UNITA de ingresar al sistema electoral, y en pos de nuevos aires el MPLA dirigía sus argumentos ideológicos a nuevas esferas internacionales:

O Comité Central do MPLA renunciou, em 1990, ao marxismo-leninismo a favor de um socialismo democrático e uma economía aberta, o que permitiu entabular melhores negociaçôes com a UNITA. Introduziu um sistema multi-partidário, promulgou leis, garantindo liberdade de expressâo, de imprensa, ràdio e televisâo e o direito à greve; criou leis a proteger os investimentos e as propiedades estrangeiras1.

Para el abogado Jorge M. Bastons, el día 31 de mayo de 19912, Angola daba fin a la guerra civil y comenzaba una nueva estapa política con la llegada de la democracia, la apertura al mundo globalizado y el comercio extranjero. Sin embargo, las tensiones políticas entre el MPLA y la UNITA se mantuvieron. Para evitar problemas, ambos debieron firmar un nuevo acuerdo:

novas conversaçôes entre o governo e a UNITA resultaram na assinatura dos Acordos de Bicesse, em Portugal, em Maio de 1991. Este previa a desmobilizaçâo dos exércitos da UNITA e do governo, a criaçâo de umas novas forças armadas constituídas por 50 mil efectivos - as Forças Armadas Angolanas (FAA), obrigaba o governo a organizar eleiçôes multipartidárias, e mandatava a Missâo de Verificaçâo das Naçôes Unidas em Angola (UNAVEM) para acompanhar o cumprimento dos termos do acordo, antes e durante o acto eleitoral3.

Las elecciones parlamentarias y presidenciales se llevaron a cabo en 1992 y le dieron la victoria al MPLA, dejando a la UNITA una vez más fuera del ámbito político del país. Ante esta situación, los “dirigentes da UNITA comentavam que 'antes morrer, a aceitar a vitória do MPLA e de Eduardo dos Santos’”4. Esto se debió a que

os resultados eleitorais anunciados a 17 de Outubro, o MPLA obteve 53,7 por cento dos votos contra 34,1 por cento para a UNITA, nas eleiçôes legislativas, enquanto na votaçâo presidencial José Eduardo dos Santos conseguiu 49,57 por cento dos votos contra 40,07 por cento para Savimbi. A incapacidade dos dois candidatos à presidencia de assegurarem 50 por cento dos votos determinou a realizaçâo de uma segunda volta, que nunca chegou a acontecer5.

Los resultados expuestos de la votación no fueron reconocidos por la UNITA, pese a la insistencia de los observadores internacionales que calificaron las elecciones como correctas y limpias. Savimbi, inmediatamente retomó las armas y reingresó al conflicto armado en el país. La UNITA encarnada por Jonas Savimbi, lideró la oposición y la guerra civil contra el MPLA hasta el año 2002, una de las guerras más duradera del África. Savimbi fue “considerado ainda um homem autoritàrio e intransigente, cuja ideología se diz que oscila entre um socialismo africano e a economía de mercado; fez muitos inimigos no interior do seu próprio partido, sobre tudo na povoaçâo da Jamba, municipio de Mavinga, para onde se havia refugiado e estabelecido o seu novo quartel general, após encarniçados combates no Huambo”6, provocando una masacre de civiles y militares de gran envergadura. En su contraparte, el gobierno encabezado por el MPLA fue mutando según Marcolino Moco, a “um regime essencialmente do Presidente José Eduardo dos Santos, de que o MPLA é 'obrigado’ a ser apéndice”7. Tanto el MPLA como la UNITA irán fortaleciendo sus regímenes autoritarios controlando sus zonas de influencia de manera represiva. Justin Pearce se percata de este cambio, refiriéndose de ello de la siguiente forma: “para maioria da populagao do Huambo, tudo o que a UNITA tivese para oferecer no ámbito da solidaridade cultural foi suplantado pela violencia a que ficou associada depois de 1990”8.

Los más perjudicados ante la disputa por el poder fueron los miembros de la sociedad civil, contabilizándose miles de muertos en diferentes ciudades del país. En palabras de testigos, anonimos la situación se complejizó aún más durante este período, uno de ellos dice que “durante a ocupagao, nao tinha hipótese de ir a lavra e só comiam uma vez durante o dia. Algumas vezes passavam o dia todo sem comer nada. A única coisa que entrava no estomago delas era agua da cacimba”9. Además, “toda a comunicagao social está controlado pelo governo e só sai para o exterior o que lhe interessa”10. Para Achille Mbembe, la guerra se transformó en la aplicación del terror como política de gobierno:

el terror se convierte, por tanto, en una forma de marcar la aberración en el seno del cuerpo político, y lo político es a la vez entendido como la fuerza móvil de la razón y como una tentativa errática de crear un espacio en el que el 'error’ fuera minimizado, la verdad reforzada y el enemigo eliminado11.

Por lo mismo, las ideas de paz eran reforzadas durante este período, ya que, “a paz era uma condigao necessária a orden social criada pelo MPLA, e a populagao comegou a ver a UNITA como uma ameaga a essa paz”12. Bajo estas circunstancias, “el terror y el asesinato se convierten en medios para llevar a cabo el telos de la Historia que ya se conoce”13, favoreciendo y fortaleciendo el discurso del MPLA, la “ocupagao da UNITA trasformou as ciudades, autrora seguras, em campos de batalha, sendo a sua presenga manifestamente nefasta e destrutiva”14. Tanto el MPLA como la UNITA sobrepasarán los límites de la guerra, aniquilándose unos contra otros. “André”, testigo de la gu erra, nos relata que

a guerra é desumana de parte a parte. O MPLA tem muito atos de que nao se pode orgulhar como a perseguigao e a massacre, que fez após o 27 de Maio de 1977, aos partidários de Nito Alvez, assim como outro massacre, que fez em Janeiro de 1993, aos Bacongos15.

De todas formas, la ONU intensificó la represión legal en contra de la UNITA, obligando a Savimbi a negociar nuevamente, impidiéndole el suministro de combustibles y armas, de todas formas, Savimbi no aceptó rendirse. Para el reportero Felix Miranda, “Portugal, o MPLA e outros implicados crucificaram Savimbi até a sua morte, mandaram a UNITA as calindas gregas, santificaram Agostinho Neto e depois Eduardo dos Santos, instalaram o MPLA no altar, enviaram a FNLA de Holden Roberto ao purgatorio e o povo angolano para o inferno”16. La ciudadanía imposibilitada a una vida tranquila, ni la ciudad (dominada por el gobierno) ni el sector rural (administrada por la UNITA) les parecía favorable:

“em certos casos, admitiram o carácter arbitràrio da filiagao política e consideraram que nenhum partido era, intrínsecamente merecedor de apoio do que outro”17. Mientras cada uno fortalecía sus zonas de dominio, las personas se mudaban de un lugar a otro. Grandes masas de personas decidieron migrar de la capital y volver a sus ciudades de origen en vista de las condiciones de vidas en el que estaban asumidas. La situación país se caracterizó por un ambiente de desconfianza de las autoridades que se sintetiza en la siguiente cita:

Ao contrario que permaneceram nas cidades e viram estruturas sociais, políticas e económicas urbanas funcionais em perigo de serem destruídas, estas pessoas escolheram regressar à vida rural, plenamente conscientes de que a sua escolha as obrigaria a abdicar das comodidades e da seguranga da vida na cidade. Mesmo nao alimentando expectativas de irem viver para uma comunidade rural controlada pela UNITA, no plano material pouco lhes importava qual dos dois partidos detinha a supremacía18.

Los angolanos, ante el contexto en que habían sido llevados, irían perdiendo el sentido del compromiso, deslegitimando a la autoridad, por cansancio, temor y desinterés político. La identidad angolana, que acentuaba aún más su crisis, dirigía un nuevo rumbo de apertura al exterior como escapatoria de la realidad local y nacional. Poco quedaba de ese sueño utópico de una sociedad igualitaria y de un Estado angolano para los angolanos en el que definía sus parámetros identitarios basado en la ideología del MPLA. En este intento por volver a reconstruir el país en medio de la guerra, Marcolino Moco sintetiza la realidad de Angola de este periodo.

e nas suas aventuras intelectuais, os ilustres pensadores afro-angolanos inspira-se e sao simultáneamente corroborados pelos seus mestro luso-europeus que, totalmente imbuídos em concepcoes formal-positivistas ocidentais do direito e completos desconhecedores da 'realidade constitucional’ afro-angolana19.

Angola sufre la desventura de una sociedad que aún busca el hilo constructivo de la identidad. Y este “fracaso” institucional por parte de sus líderes políticos, está fielmente retratada por uno de los escritores más reconocido del país, Pepetela. La obra del angoleño hará un recorrido por la historia de Angola desde los inicios de la lucha por la independencia en 1961 hasta su declive en 1992, en su novela A geracao da Utopia, para dar testimonio a la desarticulación del discurso, sus encuentros y desencuentros en la sociedad.

A Geracao da Utopia: La resistencia de Pepetela

En 1992 sale a luz la séptima novela del escritor angoleño Artur Carlos Mauricio Pestana dos Santos, más reconocido como Pepetela, con su obra A geracao da Utopia. El escritor, nacido en Benguela, el 29 de octubre de 1941, es descendiente de una familia de colonos portugueses radicados en Angola por generaciones. Estudió sociología en Portugal y obtuvoel reconocimiento literario más importante en lengua portuguesa, el Premio Camoes en 1997.

En 1961, en la ciudad de Lisboa, Pepetela opta por adherirse ideológicamente al MPLA, integrando su militancia oficial en 1963. Estuvo a cargo en 1969 en el Frente Cabinda de la educación de los guerrilleros del MPLA, y ya en 1972 era director del Centro educacional Augusto Ngangula como secretario de Educación. En 1976, asciende políticamente para hacerse cargo como viceministro de Educación hasta 1982 y presidente de la Comisión Nacional para la Unesco. Pepetela inicia su carrera política en concordancia con el proceso histórico que está viviendo. Partícipe del movimiento independentista desde sus inicios en 1960, A gerafao da Utopia, se transforma como el recuento de esa historia política en deceso. Marina Ruivo considera la obra de la siguiente forma:

Pepetela compoe um olhar retrospectivo sobre personagens e espayos que estiveram no centro da luta pela independencia do país, consagrada em 11 de novembro de 1975

Na sua maioria, os personagens focalizados integram o grupo que atuou na guerra de libertayao e alguns participaram da tentativa de implantayao de um projeto socialista, proceso que se dissolve a partir da final dos anos 80. En torno da construyao dessa utopia e de sua diluiyao giram os quatro capítulos em que se divide a narrativa20.

La obra se conforma dentro de las producciones literarias post-coloniales, en donde el acento está centrado en la crítica de la fallida construcción del estado nacional con bases marxistas, Pepetela “buscava-se propiciar a formayao de uma consciencia nacional que ultrapassando as divisoes étnicas, estabelecesse no entanto uma linha de continuidade com os grupos que compoen o vasto territorio da nayao, valorizando as varias formas de resistencias que foram levadas a cabo por eles. A nayao, este conceito oriundo da modernidade, era pensada como uma, mas incorporando as tradigóes”21. Pepetela la describe como “apenas uma história sobre uma geragao que fez a independencia de Angola e nao soube fazer mais”22.

A Gerafao da Utopia tiene como personajes principales a Sara, Malombo, Aníbal y Vítor, teniendo cada uno de ellos un rol fundamental en cada capítulo, no existiendo un protagonismo clave en ninguno de ello. Con una mirada detenida, Pepetela recorre cerca de 30 años de historia dividida en cuatro capítulos fundamentales. En el primero “A Casa” (1961), se describe la trama, los argumen tos, las posturas e ideas para lograr la Independencia de Angola en la Casa de los Estudiantes del Imperio en Lisboa (algo así como lo que ocurría con la Barberia de Caninguili, en la obra A Conjura, de José Eduardo Agualusa):

conversas na Casa dos Estudantes do Império, onde se reunia a juventude vinda de África. Conferencias e palestras sobre a realidade das colónias. As primeiras leituras de poemas e contos que apontavam para uma orden diferente. E ali; no centro mesmo do imperio, Sara descobria a sua diferenya cultural em relayao aos portugueses. Foi um caminho largo e perturbante23.

La Casa de los Estudiantes prontamente fue ampliando sus contactos, en donde el fluir de las ideas socialistas, libertarias, volvían a tener el peso ideológico de comienzos del siglo XX. Sara, el personaje de la cita anterior, es clave para entender la problemática del sujeto blanco ante el apoyo independentista, cuando el asunto del color está dentro del discurso político identitario. Para Joná Souza Pereira, Sara es en la novela un eje articulador importante para el desarrollo del romance:

Muitas vezes no libro o narrador se sere do olhar de Sara para abordar questoes importantes para o debate: ela questiona a segregayao racial, sendo vista com desconfianya pelos seus compatriotas pelo fato de ser branca, discorre sobre o risco de um nacionalismo angolano exacerbado que leva a exclusoes injustas, e avalia as questoes identitarias diferenciando a cultura angolana da cultura lisboeta24.

La construcción de un futuro igualitario se ve obstaculizado por las limitantes impuestas por los movimientos independentistas que surgían con fuerza en Angola. Los más representativos eran los Modernistas, que “nascera, nas cidades, onde existiam mais oportunidades de educaçâo, o que permitiu que uma reduzida elite angolana se destacasse. As suas células continham uma elevada porcentagem de assimilados e metiços, que estavam em contacto com portugueses liberais ou marxistas”25. Algunos de estos partidos son el Movimiento de Liberación Nacional (MLN), el MPLA, Movimiento de Liberación Nacional de Angola (MLNA), el Frente Revolucionario Africana para la Independencia Nacional de las Colonias Portuguesas (FRAIN), entre otros; y en el otro bando están los Etnonacionalistas, aunque, “os própios etnonacionalistas rejeitam esta designaçâo, que tem demasiadas conotaçoes com o tribalismo. Contudo, as origens e a força relativa dos etnonacionalistas resideram precisamente na profunda influencia que exerciam sobre as populaçoes rurais da regiáo bacongo de Angola, que apresentava muitas vantagens para uma luta nacionalista”26, siendo en un comienzo la UPA el movimiento bacongo angolano más representante. En esta situación, los debates por el apoyo se vuelcan complejos desde la vereda de la blanquitud. Es así como lo da a entender Pepetela en la siguiente cita de la novela.

o certo é que nao se sabia mais nada dessa UPA senao que quería expulsar todos os brancos e mulatos de Angola. Sara nao podía estar de acordo. Os amigos também nao estavam, queriam um programa político consequente

La UPA, sigla que significa Unión de los Pueblos de Angola y (que posteriormente sería el FNLA), fundada por Holden Roberto, es el movimiento nacionalista con mayor preponderancia de los años 60. En ella se ubicaba toda la atención y al momento de que las nuevas generaciones comenzaran a interesarse y participar del proceso independentista, debían asumir el carácter radical de algunos de estos movimientos. Pepetela asume plenamente esta realidad y desarrolla el siguiente diálogo:

- Poder ser. Os brancos estao numa posiçao difícil. Se nao pela libertaçao, têm de se colocar contra a clase de origen, contra a sua sociedade, mas sobretudo, contra os pais.

Isso é que complica. Sabem que têm de perder os privilégios e alguns aceitam isso.

Mas nao aceitam que os pais sofram, é humano.

E tu?

Todos os días me pergunto isso. Há muito tempo que sou pela independência e sei que ela vai acontecer mais cedo ou mais tarde. Posso lutar por ela e à minha maneira lá vou fazendo o que posso. Mas também nao quería que os meus pais fossem mortos só porque sao brancos. Ou expulsos.

Se te dessem a escolher, ou a independência ou a vida da tua familia, sem possibilidade de meio termo?

Pessoalmente custava-me muito, claro. Mas escolho a independência, nao tenho dúvida. Embora nao fosse certamente o tipo de independência que desejava28.

No hay duda que el inicio de las conversaciones independentista de aquel entonces para Pepetela tenía que ver con la racialidad. El origen del individuo tomaba importancia en el momento de la toma de desiciones y daba los parámetros para la adhesión de sus integrantes. Para Marina Ruivo, A Geraçao da Utopia, “ainda que se aproxime da narrativa ficcional, ao colocar em cena personagens literariamente construidos, o testemunho nao é propriamente um romance ou um conto, uma vez que tem um compromisso com a objetividade e uma relaçao de fidelidade para com a realidade representada que o distanciam da ficçâo”29. En la misma línea argumentativa, Rosangela Sarteschi, considera que “o escritor, no exercício da construçao da narrativa ficcional, toma como referencia sua realidade histórica além de sua própria experiencia como agente e testemunha do precesso histórico de libertaçâo de Angola”30. Por lo tanto, “a narrativa de Pepetela abre-se à explicitaçao das varias identidades, alertando para o fato de que a massificaçao pretendida pela colonizaçao nao foi capaz de pôr fim à pluralidade de crenças, línguas, tradiçoes, em fim das várias histórias que os povos oprimidos guardam”31. Al mismo escritor le es difícil definir lo que podría llamar como “Angolanidade”.

No fundo, todos procuramos isso. O que é isso? Um conceito abstracto. Tenho a impressao que ninguém sabe muito bem o que é. No fundo, nao conseguimos até hoje teorizar, definir o que é isso de angolanidade. Isto, embora esteja patente na obra dos escritores angolanos. Creio que é um conceito que se vai procurar ainda durante muito tempo32.

La angolanidad es un concepto en constante definición que su pluralidad estará definido por el contexto y de quién lo exprese. Se atisba la idea de expulsión del colonizador y no la definición de la angolanidad. Anibal, personaje negro, denominado el Sabio lo describe de la siguiente manera, “em Angola tudo estava a tender para uma guerra racial, havia uma repressao seletiva. Isso provocava reflexos em Lisboa”33. Su gran pregunta consistía: “a raça a contar mais que a origem geográfica?”34. El sujeto racializado toma importancia solo cuando el otro impone la diferencia, “le Nègre et la race n’ont jamais fait qu’un dans l’imaginaire des sociétés européennes”35. Anibal, que se desenvuelve en Lisboa, lamenta que su color sea el artífice de todas las discrepancias:

sempre tive orgulho na minha raça, a pesar de ser tao desprezada pelos outros. Desde miúdo eu tinha ese orgulho. Muitos nao, dariam tudo para serem brancos. E hoje sao racistas em relaçao aos brancos. Nunca tive desses problemas, talvez pelo meio em que cresci, nao sei. Mas neste momento digo maldita raça. Se ainda fosse inverno, podía esconder as maos em luvas e a cara num cachecol e num capuz, mais uns óculos oscuros. Mas com este tempo já quente, chamaria ainda mais a atençao. Negro fazer clandestinidade na Europa, isso é realmente uma epopeia36.

El discurso eurorecentrista de las “diferencias de razas” se hace patente en las palabras de Sabio, quien consciente de la importancia de ello, con sus actos va naturalizando algunos actos invisibilizados, aceptando el odio a sí mismo pero a la vez, reconociendo que hay un “problema” que debe ser resuelto, el “problema racial”, para construir un Estado nación coherente a los intereses de todos, “porque de hecho no hay base étnica para el Estado nacional, el nacionalismo como etnocentrismo lo es en el sentido de una 'etnicidad ficticia’. No teniendo ni los pueblos ni las razas existencia natural, 'hay que crear en la realidad (y por tanto en el tiempo de la historia) su unidad imaginaria, contra otras unidades posibles”37. Para Carolina Stefani,

la racialización tiene por objeto, asentar la idea de que las razas existen, naturalizando estas categorías como si ellas tuvieran una realidad ontológica que permitiera clasificar a los cuerpos humanos en función de características fenotípicas38.

Pepetela ficcionaliza un diálogo que conecta con la realidad identitaria plural en el que se desarrolla y no hace elogios ni apologías de nacionalismo, retrotrae a su presente los discursos que diferentes individuos desarrollaron. Los personajes presentados, no pertenecen a ningún movimiento político que los identifique, buscan dentro de sus propias realidades en donde están ubicados dentro del sistema colonial y desde esa posición decidir las acciones, las adhesiones y los rechazos pertinentes a sus propias historias. Pepetela da cuenta de que la angolanidad ha estado sujeta a una serie de interpretaciones y es pertinente darlas a conocer. Independientemente de sus propuestas, “Pepetela é um contador da História e das estórias angolanas, havendo en sus textos uma constante visao crítica tanto acerca do contexto social de seu país, como da própria arte de narrar e escrever”39. Es esto lo que hace que la obra de Pepetela “trascenden o aspectos particular de uma narrativa de experiencia individual, alcanzando uma representando de grupo, de um momento, de um contexto histórico”40.

Finalmente, el primer capítulo tiene su fin con la huída de los personajes desde Lisboa a París, en busca de nuevas alianzas, nuevos argumentos y fortalecer la organización desde el extranjero.

En el segundo capítulo es denominado “A Chana” (1972). Han tr anscurrido más de 10 años y en este lapsus, Angola ha sufrido varios cambios. En la novela los personajes se dividieron y “muitos foram estudar para países da Europa, ocidental e oriental, ou para os Estados Unidos. Outros integraram imediatamente os dois movimentos de libertando. Sara e Malongo ficaram em París. Aníbal já aí nao se encontrava”41. “Chana”es el lugar denominado en español como la sabana. En este nuevo episodio, los hechos ocurrirán bajo este espacio geográfico, en algún lugar de Angola. Atrás quedan las discusiones, debates y reflexiones sobre la independencia. Anibal (Sabio) decide apartar la teoría hacia un lado y tomar acciones concretas. Viaja a Angola a ser parte de las guerrillas contraimperialista:

Estava farto de ouvir as mesmas discussoes sobre tal texto de Marx ou Lenin, cánones sagrados que era preciso saber interpretar a cada momento. Por isso veio para a luta, fez um rápido treino militar e foi integrado na guerra, primeiro como formador político, depois como responsável a nível zonal42.

Sábio finalmente lograba realizar lo que sentía, batallar frente a frente contra el enemigo, quien le provocó su condición de colonizado. Como Frantz Fanon, Pepetela, replica lo que el psiquiatra planteaba: “en el plano de los individuos, la violencia desintoxica. Libra al colonizado de su complejo de inferioridad, de sus actitudes contemplativas o desesperadas. Lo hace intrépido, lo rehabilita antes sus propios ojos”43. Sabio es la impulsividad del angolano que buscaba la muerte del enemigo colonizador, que negaba todo tipo de razonamientos, es la desesperación de una persona humillada y explotada, es la representación de la rabia, sin teoría, sin sueños, sin vida. Sabio reflexionara al respecto

eu tenho orgulho em ser negro, mas sou-o realmente. E bastam os anos em que ser negro era humilhayáo, era sinónimo de escravo ou de ignorante. Hoje ser negro é ter uma arma o combate contra o colonizador, seja ele ou nao branco. O branco é o dono da técnica e da potencia, mas nao é um deus O negro hoj e é símbolo

O negro comeya a ser um símbolo de dominio, porque ousou revoltar-se contra o senhor44.

Los desencuentros y los sueños utópicos de una sociedad socialista van desmoronándose prontamente cuando la muerte deja ser útil para la consolidación de la expulsión colonial. Pepetela considera que desde antes de la Independencia, la realidad de una sociedad igualitaria se va desmoronando, y que los discursos oficiales, tanto de los movimientos nacionalistas como lo de las grandes potencias se hacen vivos solo para los intereses del poder, “é essa consciencia histórica que leva a que a obra romanesca de Pepetela funcione com uma lógica antiépica que acaba por referenciar as ideias agónicas da revoluyáo e do espirito nacionalista animado pela imagmayáo u tópica”45. Sabio, luego de presenciar la castastrofe que involucraba el sueño utópico, reflexiona ante los hechos:

Quantos mortos nesta guerra? Quantos lares abandonados, quantos refugiados nos países vizinhos, quantas familias separadas? Para qué? Quando penso nos sofrimentos somados de todos, nas esperanzas individuais destrozadas, nos futuros estragados, no sangue, sinto raiva, raiva impotente, mas contra qué? Já nem é contra o inimigo.

Cumpre o seu papel de colonizador. O colonialista é colonialista, acabou. Dele náo há nada a esperar. Mas de nós? O povo esperaba tudo de nós, prometemos-lhe o paraíso na terra, a liberdade, a vida tranquila do amanhá. Falamos sempre na amanhá. Ontem era a noite escura do colonialismo, hoje é o sofrimento da guerra, mas amanhá será o paraíso. Amanhá que nunca vem, um hoje eterno. Táo eterno que o povo esquece o pasado e diz ontem era melhor que hoje46.

El fin del apoyo por parte de los guerrilleros y la poca adhesión a los intereses del poder y la falta de coordinación y consideración de sus dirigentes por la dignidad humana de sus soldados, hicieron que los combatientes se retiraran de la guerra sintiéndose traicionados por un Estado indiferente de sus iniciales anhelos de unidad. Los personajes de A Geracao da Utopia, nuevamente huyen esparciéndose por tierras lejanas entre la Chana para olvidar los ideales colectivos que alguna vez los unió.

El tercer capítulo se denomina “O Polvo” (abril de 1982), en plena guerra de Independencia, con Agostinho Neto ya muerto y un José Eduardo dos Santos imbuido en ideas occidentalistas se desarrolla la siguiente trama. En este tercer capítulo los sueños aún no terminan de desmoronarse. Atrás quedan las banderas de independencias, las diferencias raciales como argumentos y la unidad nacional. Alejado de todo aquello, Sara vuelve a escena en A Geracao da Utopia para reencontrase con Sabio

Isso de utopia é verdade. Costumo pensar que a nossa gerayáo se devia chamar a gerayáo da utopia. Tu, eu, o Laurindo, o Vítor antes, para só falar dos que conheceste.

Mas tanto outros, vindos antes ou depois, todos nós a um momento dado éramos puros e queríamos fazer uma coisa diferente. Pensábamos que íamos construir uma sociedade justa, sem diferenyas, sem privilégios, sem perseguizoes, uma comunidade de intereses e pensamentos, o paraíso dos cristáos, em suma. A um momento dado, mesmo que muito breve nalguns casos, fomos puros, desinteressados, só pensando no povo e lutando por ele. E depois .tudo se adulterou, tudo apodreceu, muito antes de se chegar ao poder. Quando as pessoas se apareceberam que mais cedo ou mais tarde era inevitável chagarem ao poder. Cada um comeyou a preparar as bases de laníamente para esse poder, a defender posiyoes particulares, egoístas. A utopia morreu. E hoje cheira mal, como qualquer corpo em putrefayao. Dela só resta um discurso vazio47.

La propuesta de identidad angolana por parte de Pepetela en los inicios de la novela, ya no quedan. El escritor como partícipe de los actos redactó la novela consciente del fracaso de su generación. En una entrevista del año 2000 se refiere a la novela de la siguiente forma:

Esta gerayao realizou parte do seu projeto, a independencia. Mas nós lutávamos também pela criayao de uma sociedade mais livre, por oposiyao á que conhecíamos sob o colonialismo. Por razoes várias (constantes interferencias externas, desuniao interna e erros de governayao), este objetivo nao foi atingido e hoje Angola ainda é um país que procura a paz e está destruido, económicamente desestruturado e com uma populayao miserável, enquanto meia dúzia de milionários esbanja e esconde fortunas no estrangeiros48.

La pérdida de sentido, de ideologías, de sueños, de la angolanidade, la traición de las autoridades al pueblo, se van perdiendo, el antiimperialismo y el anticapitalismo se van desvaneciendo, mientras llega la nueva década del 90.

En el último capítulo de A Geracao da Utopia, “O Templo” (a partir de julio de 1991), la Angola revolucionaria, cambia drásticamente de imagen. Ya nada queda de lo que se solía imaginar y la apertura de nuevas ideas desde el extranjero, la legitimidad de otras verdades va tomando fuerza y el ingreso del liberalismo económico da las nuevas pautas de la futura Angola que son el desplante del presente capítulo. Comienza el narrador con “bendita economía de mercado, que havia de por as pessoas nos lugares certos, o cozinheiro na cozinha, o criado a lavar retretes e o manhata na iate. Ainda nao tinha iate, mas para lá caminhava”49. El sincretismo religioso también se hace presente en esta última etapa, entre lo indígena y lo occidental se mezclan para formar un compacto de salvación y único camino para la estabilidad del país en épocas de “paz”. El último capítulo Pepetela da a conocer una nueva realidad que contrasta de blanco a oscuro, en donde la disparidad de caminos se hace posible.

Mas a guerra tinha finalmente acabado. E ele estava há muito tempo preparado para a paz. Comenyou a vir á banda para pequenhos negocios. Servia de intermediário de firmas belgas, francesas ou holandesas, de médio porte, que queriam vender productos ou tecnologías50.

La irrupción del capitalismo en Angola llevó a los personajes a estabilizar sus vidas y buscar nuevos rumbos que satisfagan sus necesidades, Vítor, fiel amigo de Anibal siguió la carrera política y llegó a ser ministro del gobierno. Otros abrieron negocios y Elias decidió convertirse en Obispo de un Iglesia alternativa (haciendo una sátira a la cantidad de iglesias cristianas que llegaron a Angola), Pepetela se muestra reticente ante este cambio de visión de país. Tanto Elias como Vítor consciente de la importancia de la política sobre la capacidad de influencia en la población y como ente regulador de conductas, deciden unirse secretamente para controlar a la ciudadanía por parte del gobierno y acumular dinero por parte del obispo

Imagina (dice Elias) o mercado mundial de almas à nossa disposiçâo. Com as crisis económica, com a perda da utopia da libertaçâo política, com o fim do inimigo que estava do outro lado na guerra fría, com a divida externa que tira qualquer hipótesis de desenvolvimento aos nossos países, os jovens desempregados e sem instruçâo, a delinquência e insegurança galopante, tudo isso leva as pessoas a verem a religiâo como a única salvaçâo. Todos apelam a um deus que lhes indique um caminho na vida, que já nâo têm ou que nunca tiveram. Os políticos vâo namorar-nos um dia também, porque seremos a força. Mas para já precisamos de um pequeno apoio discreto dum político. Uma palavrinha a quem de direito para que a Igreja seja legalizada51.

Pepetela culmina así una de sus más importantes novelas para informarnos críticamente sobre la desviación de “La Generación de la Utopía”, que ante la pérdida de ideales se dejó llevar por el dinero y la fama, caricaturizando de cierta forma a las iglesias que surgieron luego de 1992 como promotoras de diversión y desvio de la atención de los asuntos políticos que aquejan al pais. Dice Anibal (Sabio) “Quando os intelectuais se demitem, é evidente que a sociedade perde o norte, vai buscar outros valores, generalmente à mediocridade”52. La literatura va cumpliendo un rol primordial como testimonio de los hechos pasados: “essa singularidade advén do facto de que pela literatura se vai escrevendo também a histórida do país”53. La importancia de la historia es rescatar la literatura como un discurso alternativo de la relidad tan válida como un testimonio:

da lado da história da arte, ou mais específicamente, da literatura verifica-se já extensa e intensamente que, em nossos dias, o trajeto de certo romance passa, programáticamente, pelo percurso da história, enviando a uma leitura da história, feita pela literatura54.

Pepetela fortalece todos los discursos presentes en las diferentes épocas descritas, sintetizando de gran manera la realidad país, y cómo está se fue configurando para formar un Estado que se alejó de sus raíces políticas. A Geraçao da Utopia es una crítica audaz del descontento social por no considerar sus líderes los discursos que daban a conocer la realidad de sus habitantes y dar paso a la estabilización del poder central con bases en el poder colonial. Pepetela no sólo impulsa una novela que pretende dar cuentas de una realidad olvidada, sino que focaliza los personajes en sus constantes desvíos de intereses sociales y la pluralidad de propuestas que nunca congeniaron en la idea país. Este entrecruces de propuestas y contrapropuestas que se ampliaban o limitaban según el contexto de sus realidades se desvirtuaron hasta la “degeneración” de la “generación de la Utopía”. La novela la podemos entender de la siguiente manera:

Há algum tempo, estudiosos recuperam a histórica da África, tanto relegada a segundo plano. Pepetela também participa deste movimento e dá voz ao sujeito africano, calado pela historiografía colonial. Nâo deixa, porém, de questionar a possibilidade de idealizaçâo deste resgate. Revendo a história angolana, através da escrita ficcional, mostra que aquela também nâo está isenta dos progresos e retrocessos causados pela luta pelo poder. Poe, assim, as sociedades africanas em pé de igualdade com qualquer outra sociedade complexo55.

La invisibización de diferentes discursos que no estaban en la oficialidad del poder hegemónico imperante avanza por medio del rescate y la posibilidad de una nueva interpretación de los hechos, a través de una crítica algo irónica de la institución social: “se a literatura, assim como a História, nao pode mudar fatos violentos que 'realmente aconteceram’, como a colonizado e a escravidao, ela pode narrá - los de outro modo. Tomando a História como tema e subvertendo-a, a literatura a impede de ser teleológica, podendo fazer ouvir vozes que foram silenciadas”56, por el poder, como los esclavos, los negros, pobres, entre otros. A Geracao da Utopia de Pepetela “nos apresenta a sociedade angolana desorientada pela derrocada da prática socialista e pela emergencia do modelo económico neoliberal”57.

Conclusiones

La historia de Angola continuó su transcurso, culminado la Guerra Civil en el año 2002, cumpliéndose 27 años de guerra continua, sin considerar la guerra anticolonial. En el año 2002, Jonas Savimbi, quién recibía aún el financiamiento de George Bush, muere en pleno combate, dando la posibilidad de que el MPLA exigiera el término definitivo de esta guerra. Desmantelando sus bases militares en las zonas rurales, las “populares outrora ligadas a ela foram realojadas em zonas administradas pelo Estado. A lógica política herdada do período da guerra garantiu que a integrado em comunidades geridas pelo estado ficava subordinada ao reconhecimento e apoio ao MPLA”58, dando inicio a una nueva etapa en la historia de Angola. Para Marcolino Moco la “nado Angola é uma entidade que ainda está em construgao e que assenta num Estado de formado recente”59, Angola hoy es gobernado por Joao Lorenzo desde el 27 de septiembre de 2017, sucediendo al entonces presidente José Eduardo dos Santos, ambos del MPLA.Pepetela quien considera que la angolanidad es una idea imposible de concebir, da pauta más pormenorizada de los impulsos que los diferentes personajes “blancos” o “negros” dieron por definirla, considerando que el colonizador era el único sujeto que los definía como “Otros” intentando dar una supuesta homogeneidad de los sujetos para una lucha común. La raza desde el punto de vista de Pepetela va perdiendo fuerza en el transcurso de la novela, culminando en los influjos económicos como directrices sociales. Finalmente, la literatura africana desde la blanquitud nos insta a profundizar aún más las relaciones de poder que se vieron problematizadas en las diferentes disyuntivas históricas para determinar ciertos roles de influencia que germinaron en racismos, negaciones de sujetos sociales diversos, explotación económica y humana, para que de esta forma podamos determinar con mayor claridad cuál fue el rol de la blanquitud africana dentro del contexto social.

Referencias bibliografías

ABDALA JUNIOR, Benjamin y VECCHIA ROCHA E SILVA, Rejane (orgs.). Literatura e Memoria Política. Angola. Brasil. Mozambique. Portugal, Atelie Editorial, Brazil, 2015. [ Links ]

BASTONS, Jorge M., La Guerra Fría que agotó a Angola. Guerra más larga del continente, Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Diciembre, 2012, Disponible en http://www.iri.edu.ar/images /Documentos /trabajo alumnos /bastons.pdf Consultado 01 de marzo 2018. [ Links ]

CERVEIRA, Nelson, Angola, O lado obscuro da Guerra, Chiado Editora, 2013. [ Links ]

CHAVES, Rita y MACÉDO, Tania, Portanto.. .Pepetela, Atelie Editorial, Brazil, 2009. [ Links ]

DOMINGUES, Carlos Alberto, Angola. Guerra, Justiça e Pag, constribuiçâo para a Historia Contemporánea de Angola, Ediçao do Autor, Lisboa, 2013. [ Links ]

MBEMBE, Achille, Critique de la Raison Nègre, Éditions La Découverte, Paris, 2015. [ Links ]

MBEMBE, Achille, Necropolltica, Sobre el gobierno privado indirecto, Editorial Melusina, 2011. [ Links ]

MIRANDA, Felix, O mundo da mentira e hipocrisia, O jornal dosjornais, Pyrami de Papyrus Presse, 2005. [ Links ]

MOCO, Marcolino, ¿Estado - naçâo ou Estado- etniapolítica?, Editorial Marmoco Criaçôes, Lisboa, 2015. [ Links ]

PEARCE, Justin, A Guerra Civil em Angola, 1975-2002, Tinta-da-China, Lisboa, Portugal, abril, 2017. [ Links ]

PEPETELA, A Geraçâo da Utopia, LeYa, Sâo Paulo, Brasil, 2013. [ Links ]

RUIVO, Marina, Geraçâo Armada, Alameda, Casa Editorial, Sao Paulo, 2015. [ Links ]

SOUSA PEREIRA, Janá, (Fev. 2011). “A Geraçâo da U topia de Pepetela: representaçao da mulher e o principio esperança”, Revista África e Africanidade, Ano IV. (n.13). [ Links ]

TIJOUX, María Emilia, Racismo en Chile, La piel como marca de la inmigración, Editorial Universitaria, Santiago de Chile, 2016. [ Links ]

WHEELER, Dougla y PÉLISSIER, René, Historia de Angola,Ediçôes Tinta da China MMXIII, 2013. [ Links ]

1Carlos Alberto Domingues, Angola. Guerra, Justiça e Pap,constribuifáo para a Historia Contemporánea de Angola, Ediçâo do Autor, Lisboa, 2013, 179.

2Jorge M. Bastons, La Guerra Fría que azotó a Angola. Guerra más larga del continente, Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Diciembre, 2012, Disponible en http://www.irj.edii.ar/images/Documentos/trabajo alumnos/bastons.pdf Consultado 01 de marzo 2018.

3Justin Pearce, A Guerra Civil em Angola, 1975-2002, Tinta-da-China, Lisboa, Portugal, abril, 2017, 193.

4Domingues, op. cit., 186.

5Pearce, op. cit.,184.

6Domingues, op. cit.,187-188.

7Marcolino Moco, Angola. Estado-naçâo ou Estado-etniapolítica?’,Editorial Marmoco Criaçoes, Lisboa, 2015,195.

8Pearce, op. cit., 200.

9Nelson Cerveira, Angola, O lado obscuro da Guerra,Chiado Editora, 2013, 207.

10Ibit.,226.

11Achille Mbembe, Necropolítica, Sobre el gobierno privado indirecto, Editorial Melusina, 2011,28.

12Pearce, op. cit., 211.

13Mbembe, op. cit., 31.

14Pearce, op. cit., 213.

15Cerveira, op. cit., 226.

16Felix Mianda, O mundo da mentira e hipocrisia, O jornal dosjornais, Pyrami de Papyrus Presse, 2005,19.

17Pearce, cit.,229.

18Ibit,235.

19Moco, op. cit., 64.

20Marina Ruivo,Gerafao Armada, Alameda, Casa Editorial, Sao Paulo, 2015, 13.

21lbit, 192.

22Rita Chaves; TaniaMacedo, Portanto.. .Pepetela,Atelie Editorial, Brazil, 2009, 42.

23Pepetela, A Gerafao da Utopia, LeYa, Sao Paulo, Brasil, 2013,11.

24Jana Sousa Pereira, “A Geraçao da Utopia de Pepetela: representaçao da mufher e o principio esperança”, Revista Àfrica e Africanidade, Ano IV. (n.13), 2011, 2.

25Douglas Wheeler; René Pélissier, História de Ango/a,Ediçôes Tinta da China MMXIII, 2013, 235.

26lbit., 241.

27Pepetela, op. cit,14.

28lbit.,38.

29Ruivo, op. cit., 36.

30Sarteschi, op. cit., 60.

31Chaves, op. cit, 132.

32lbit.,39.

33Pepetela, op. cit, 18.

34lbit., 18.

35Achille Moembe,Critique de la Raison Nègre, Editions La Découverte, Paris, 2015, 10.

36Pepetela,op. cit, 60.

37María Emilia Tijoux, Racismo en Chile, La piel como marca de la inmigración, Editorial Universitaria, Santiago de Chile, 2016, 52.

38Ibit, 66.

39Carmen Lucia Tindó Ribeiro Secco, Na curca Oblonga do Tempo, Uma Alegoría Parábola, Rita Chaves y Tania Macedo, (orgs), “Portanto.. .Pepetela”, Atelie Editorial, Brazil, 2009, 151.

40Ruivo, op. cit., 44.

41Pepetela, op. cit, 139.

42Ibit, 159.

43Frantz Fanon,Los condenados de la Tierra, Ediciones Periplos y Peripecias, Santiago, 2016, 60.

44Pepetela, op. cit, 161.

45Inocencia Mata, Pepetela: A releitura da Historia entre Gestos de Reconstruyao, Rita Chaves y Tania Macedo (orgs.), Portanto.. .Pepetda,Ate)ie Editorial, Brazil, 2009,202.

46Pepetela, op. cit, 169.

47Ibit, 245-246.

48Chaves y Macedo, op. cit.,42-43.

49Pepetela, op. cit, 318.

50Ibit,15-316.

51Ibá,349.

52!tò., 372.

53MATA, op. cit.,195.

54Maria Aparecida Campos Brando Santilli,Factos de Vida, Feitos de Ficyao (Yaka, de Pepetela: História, Mito e Símbolo), Rita Chaves y Tania Macédo (orgs.), Portanto.. .Pepete/a,Atelié Editorial, Brazil, 2009,102.

55Antonio Hildebrando, Revolta do Casados ídolos, Renovayao e Tradiyao,Rita Chaves y Tania Macédo (orgs.), Portanto.. .Pepete/a,Atelié Editorial, Brazil, 2009,256.

56Valerica Maria Borges Teixeira, A Gloriosa Familia. O tempo dos Flamengos, Rita Chaves y Tania Macedo (orgs.), Portanto.. .Pepetda,AtAe Editorial, Brazil, 2009. 319.

57Ruivo. cit., 61.

58Pearce, op. cit., 241.

59Moco, op. cit., XVIII.

Proyecto 'CONICYT+PAI/convocatoria nacional subvención a la instalación en la academia, convocatoria 2018, Folio 177180056', dirigido por la Dra. Daiana Nascimento dos Santos, en el Centro de Estudios Avanzados de la Universidad de Playa Ancha.

Recibido: 21 de Septiembre de 2018; Aprobado: 27 de Noviembre de 2018

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons