SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.35 número1Beneficios del ejercicio en pacientes con hipertensión pulmonar: Revisión bibliográfica índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de cardiología

versión On-line ISSN 0718-8560

Rev Chil Cardiol vol.35 no.1 Santiago  2016

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-85602016000100009 

In Memoriam: Dr. Alejandro Fajuri Noemi 1944-2016 Maestro y amigo

 

Dr. Ismael Vergara S.
Discípulo y amigo


Reconocemos como maestros a aquellos que han sido capaces de transmitir con el ejemplo valores o enseñanzas que van mucho más allá del conocimiento aprendido en la educación formal. Nos marcan con su estilo, con sus valores y crean escuela. El Dr. Alejandro Fajuri amó la medicina, cultivó el conocimiento y volcó gran parte de su energía a la vida realmente universitaria. Permanentemente preocupado de mantenerse actualizado en la gran cantidad de información de la Medicina Interna y la Cardiología, lo que realmente lo motivaba era la búsqueda de la verdad y la posibilidad de compartir este conocimiento a través de la docencia y el trato afectuoso y responsable de sus pacientes.

El Doctor Fajuri ingresó a estudiar medicina en la Universidad de Chile el año 1963, hizo su beca de Medicina Interna en el hospital San Juan de Dios entre 1970 y 1973, y completó su formación con las becas de Cardiología en la Universidad Católica de Chile entre 1976 y 1978, y la beca en Cardiología y Electrofisiología en la Universidad de Montpellier, Francia, entre 1978 y 1980. Esto culminó en convertirlo en uno de los pocos y excepcionales médicos del mundo con ejercicio de las dos especialidades intervencionales de la cardiología, hemodinamia y electrofisiología.

Dr. Alejandro Fajuri Noemi, al centro, acompañado de la Dra. Ivonne Aramburú, Presidenta, y el Dr. Alejandro Martínez, Vicepresidente, de la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, con ocasión del nombramiento del Dr. Fajuri como "Maestro de la Cardiología Chilena", durante el LI° Congreso Chileno de Cardiología, realizado en diciembre de 2014, en Viña del Mar.

En 1981 comenzó su carrera académica en la Pontificia Universidad Católica de Chile con el grado de Instructor Asociado, alcanzando el 1998 el grado de Profesor titular de la Escuela de Medicina de esa Universidad. Su motivación por la docencia se manifestó, entre otras cosas, como tutor de semiología de alumnos de tercer año, profesor de alumnos de cuarto año, los que varias veces lo eligieron como el mejor docente, profesor jefe del curso de electrocardiografía práctica, la jefatura de docencia de pre-grado del Departamento de Enfermedades Cardiovasculares, seminarios a internos y la enseñanza que dejaba en cada interconsulta. Fue un guía extraordinario para los alumnos de post-grado y fuera de la universidad era un invitado obligado de todo curso o congreso de la especialidad. Fue, también, un colaborador permanente y entusiasta de la Revista Chilena de Cardiología, de cuyo Comité Editorial Asesor era miembro al momento de su muerte.

Las generaciones que lo conocieron espontáneamente valoraron su pasión por el conocimiento, el dominio profundo de su especialidad y su capacidad de motivación. Los alumnos de pre y post grado y sus propios colegas comenzaron a llamarlo "maestro Fajuri" mucho antes de que el fuese reconocido como Profesor Titular, Presidente de la Sociedad Chilena de Cardiología (1996), conferencista de la Conferencia Zapata Díaz (2003) y oficialmente nombrado "Maestro de la Cardiología chilena" en el año 2014. Cuando tuvo que dejar de hacer procedimientos intervencionales siguió ejerciendo como un gran cardiólogo clínico y continuó siendo un interconsultor permanente a quien se acudía en busca de consejo frente a casos difíciles. Permanentemente dispuesto a ayudar, siempre daba las gracias por haberle consultado, aunque sabíamos que éramos nosotros los que recibíamos su apoyo. Gran parte de su energía a lo largo de su vida se volcó hacia sus pacientes, quienes supieron reconocer en él a un gran médico y una gran persona que los trató con cariño, respeto y muy buen juicio.

Alejandro Fajuri era apasionado. Construyó su familia con la Sra. Silvia Melgarejo, tuvo tres hijos y tres nietos. Compartió su pasión por el fútbol y Colo-Colo. La música fue otro de sus talentos, y si la ocasión lo permitía, deleitaba al piano al grupo que lo acompañaba. Más tarde fue seducido por el mundo tecnológico de la computación. A veces su pasión desbordaba y se lo veía gozar con la sola idea de ir a comer un rumano a la Fuente Alemana o ante la presentación de un electrocardiograma difícil. Cuando formó parte de alguna comisión evaluadora era fácil reconocer su sonrisa y movimientos asertivos de la cabeza si la respuesta era correcta. Siempre estimuló con frases de reconocimiento. Siempre recibió con una sonrisa. Nunca quiso cambiar su condición de profesor universitario.

Fui alumno del doctor Fajuri en el tercer año de la Escuela de Medicina, ayudante alumno y coautor de muchos artículos, mantuvimos contacto durante la beca de Medicina Interna y volvió a ser formalmente mi docente durante las becas de cardiología y electrofisiología cardíaca. Tuve la gran oportunidad de conocerlo bien y soy testigo, en primera persona, de su voluntad de escuchar, acompañar y aconsejar. Vi su humildad frente al reconocimiento de los demás y el gozo de verse útil en su rol. Le solicité que fuese el cardiólogo de mi padre. Una confianza más que justificada y un silencioso homenaje. Su muerte precoz es parte del ciclo de la vida.

El Maestro de la cardiología Doctor Alejandro Fajuri Noemi contribuyó a hacer de este mundo algo mejor, y dejó una escuela. Supo todo sobre el corazón y nos mostró su gran corazón. Sus discípulos lo extrañaremos.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons