SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.29 número1Burnout parental en Chile y género: un modelo para comprender el burnout en madres chilenas índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista de psicología (Santiago)

versión impresa ISSN 0716-8039versión On-line ISSN 0719-0581

Rev. psicol. vol.29 no.1 Santiago jul. 2020

http://dx.doi.org/10.5354/0719-0581.2020.57910 

Sección regular

Diseño y validación de una Escala de Percepción de Empoderamiento Comunitario en Universitarios Chilenos

Design and Validation of a Community Empowerment Perception Scale in Chilean University Students

Lorena Andrea Fierro Pérez1 

Naomi Alejandra Rodas Medina1 

Alba Ximena Zambrano Constanzo1 

1Universidad de la Frontera, Chile

Resumen:

Se presentan las propiedades psicométricas de un instrumento construido para evaluar la percepción del empoderamiento comunitario en universitarios. Participaron 617 estudiantes de una universidad estatal del sur de Chile. Para determinar la confiabilidad de la Escala de Percepción de Empoderamiento Comunitario se utilizó alfa de Cronbach y el análisis factorial exploratorio (AFE) y confirmatorio (AFC) para la validez factorial. Los resultados arrojaron cinco factores: participación, politización, autogestión, poder y control, e identidad comunitaria, todas con confiabilidades mayores a 0,80. Por su parte, el AFC confirmó que cada uno de los cinco factores son explicados por un modelo único, mostrando cargas factoriales que varían entre 0,69 a 0,81. Con esta escala se pone a disposición de la comunidad científica un recurso para la evaluación de la percepción del empoderamiento comunitario en una comunidad específica, siendo un potencial aporte en el campo de la educación superior y la intervención comunitaria, mediante su adecuación y validación en otros contextos.

Palabras clave: empoderamiento comunitario; propiedades psicométricas; jóvenes universitarios; evaluación

Abstract:

This study introduces the psychometric properties of an instrument built to evaluate the community empowerment perception of university students. The participants were 617 students of a state university in southern Chile. To determine the reliability of the Community Empowerment Perception Scale, Cronbach’s alpha was used, as well as exploratory factorial analysis (EFA) and confirmatory factorial analysis (CFA) for factorial validity. The results show the presence of five factor named: Participation, politization, self-management, power and control, and community identity, all of them with reliability greater than 0.80. For its part, the AFC confirmed that each of the five factors are explained by a single model, showing factorial loads that vary between 0.69 to 0.81. This scale represents a resource for the evaluation of the perception of community empowerment in a specific community, being a potential contribution in the field of higher education and community interventions, through its adaptation and validation in other contexts.

Keywords: community empowerment; psychometric properties; university students; evaluation

Introducción

El uso del concepto empoderamiento no siempre ha garantizado su comprensión y abordaje desde la perspectiva original que le imprimió la psicología comunitaria a nivel teórico, metodológico y valórico (Musitu Ochoa & Buelga Vázquez, 2004; Sánchez-Vidal, 2017 ); sin embargo, en las últimas cuatro décadas se ha transformado en un concepto de uso extensivo, llegando incluso a ser adoptado por el Banco Mundial como uno de los principales instrumentos contra la pobreza y el subdesarrollo (Bacqué & Biewener, 2016; Narayan, 2002).

Para la psicología comunitaria el cambio social es el propósito principal de su quehacer científico y profesional, y para ello es central comprender y modificar las relaciones de poder existentes en los distintos planos de la interacción humana (Campbell & Morris, 2017; Munger, MacLeod, & Loomis, 2016; Zambrano & Bustamante Rivera, 2012). Precisamente el empoderamiento permite atender estas relaciones de poder, poniendo de relieve el acceso y control que las personas y comunidades pueden tener respecto de los recursos necesarios para resolver asuntos de su propio interés ( Sánchez-Vidal, 2017 ), extendiendo el campo de las acciones posibles y ganando, por tanto, mayor autodeterminación.

El empoderamiento enlaza de un modo complejo y dialéctico los niveles personales y colectivos, de allí que se haya propuesto una perspectiva ecológica para comprenderlo ( Laverack, 2001 ; Rappaport, 2005 ; Zimmerman, 2000 ). Zimmerman (2000 ) plantea que el empoderamiento puede presentarse en tres niveles interdependientes: individual, organizacional y comunitario. El nivel individual ocurre cuando la persona participa con otros, logra metas y muestra esfuerzos para generar acceso a los recursos y tiene una comprensión crítica del medio sociopolítico. El nivel organizacional incluye procesos y estructuras organizacionales, que animan la participación de los miembros y estimulan la efectividad en ese nivel. Por último, el nivel comunitario refiere acciones colectivas para mejorar las condiciones de vida, las que requieren de asociatividad, entre organizaciones de la propia comunidad como vínculos con organizaciones e instituciones externas.

La complejidad del concepto empoderamiento ha supuesto un claro desafío en el plano de su evaluación. Si bien se han desarrollado algunas herramientas para su medición en el nivel individual (Pick et al., 2007), en el nivel comunitario el desarrollo de estrategias de evaluación es incipiente. Al revisar la literatura en el área de medición del empoderamiento, es posible apreciar tendencias orientadas a la integración teórica a través del análisis fenomenológico mayoritariamente por medio de metodologías cualitativas (Mora Guerrero, Peña Axt, Fernández Darraz, Vivallo Urra, & Constanzo Belmar, 2018; Pinto Arboleda & Ríos Hernández, 2018; Úcar, Planas, Novella, & Rodrigo Moriche, 2017; Zambrano, 2007 ), constatándose un desarrollo de instrumentos cuantitativos enfocados a la medición de empoderamiento en el nivel psicológico y cognitivo (Schumaher, Milani, & Alexandre, 2018; Speer, Peterson, Christens, & Reid, 2019). Se aprecia, en tanto, la ausencia de instrumentos que evalúen la percepción de empoderamiento comunitario (EC) desde la perspectiva de los integrantes de una comunidad determinada, como, por ejemplo, la comunidad que forman los estudiantes universitarios.

Chile es un país con inequidades sociales importantes producto de un modelo extremadamente liberal en lo económico (García S. & Pérez N., 2017). En este contexto, las universidades estatales, en un intento por disminuir las brechas de acceso, han generado condiciones para incluir jóvenes que tradicionalmente no podían cursar estudios en estas instituciones (Ministerio de Educación, 2019). Si bien esto puede ser reconocido como un importante avance, enfrenta aún el desafío de resolver importantes barreras presentes en las trayectorias de los jóvenes, las que quedan reflejadas en las profundas diferencias de capital social y cultural, y desigualdad en conocimientos base, entre otros. Se hace relevante, entonces, que en las comunidades universitarias donde estos jóvenes ingresan, cuenten con las condiciones para facilitar su proceso de empoderamiento. Pero no solo se trata, como bien ha documentado la investigación en psicología comunitaria, de favorecer procesos individuales de empoderamiento, sino más bien favorecer la presencia de comunidades empoderadas y empoderadoras, que propicien en los jóvenes acceso a recursos y oportunidades para su desarrollo.

Por tanto, se espera que la formación universitaria, en el nuevo escenario de acceso, aporte a la movilidad social, al tiempo que contribuya a generar profesionales promotores de cambio social (Berroeta & Sandoval, 2014). No solo se trata de garantizar calidad académica, sino de ofrecer entornos de desarrollo que generen oportunidades para el despliegue de habilidades en el plano psicosocial, particularmente cuando se trata de estudiantes que, siendo talentosos, han vivido condiciones de adversidad social y económica.

Si partimos de la premisa que el empoderamiento comunitario contribuye al desarrollo humano (Sánchez Vidal, 2017; Zambrano Constanzo, 2012 ) de las personas y comunidades, abordarlo intencionadamente en la política universitaria podría colaborar a fortalecer condiciones para el bienestar de los jóvenes y el desarrollo de capacidades para la incidencia social. Para facilitar este proceso, uno de los desafíos es contar con instrumentos que permitan evaluar percepción de EC en la comunidad universitaria, entendiendo que esta percepción tiene incidencia en la potenciación de los jóvenes.

Con este propósito se construyó y estudió las propiedades psicométricas de una escala que mide la percepción de empoderamiento comunitario, a partir del reporte personal. En concreto, se planteó el objetivo de estimar las propiedades psicométricas de la Escala de Percepción de Empoderamiento Comunitario (EPEC) aplicada a estudiantes de la Universidad de La Frontera de Temuco, estimando su confiabilidad y validez.

Aspectos conceptuales y componentes

El EC plantea que la comunidad puede operar como una entidad empoderadora y empoderada. Una comunidad empoderadora incluye recursos y servicios accesibles a todos los miembros; el proceso empoderador, en tanto, implica un sistema de gobierno abierto que considere los asuntos ciudadanos y posea un liderazgo fuerte y participativo. Por su parte, una comunidad empoderada es aquella en la que se inician esfuerzos para potenciar a la comunidad y responder a las amenazas que afecten la calidad de vida de quienes la integran, entregando oportunidades de participación ciudadana ( Zimmerman, 2000 ). Por tanto, el potencial del EC se maximiza gradualmente a medida que las personas pasan de lo individual a la acción colectiva a lo largo de este continuo ( Laverack, 2005 ).

En cuanto a los principales indicadores para la medición del EC, Zimmerman (2000 ) describe en primera instancia aspectos que pueden ser identificados también en los otros dos niveles (individual y organizacional); estos son: (1) ejercer control ante las problemáticas tanto en la propia conducta, como en la conducta colectiva; (2) acción colectiva ante un objetivo en común; y (3) toma de conciencia crítica para mirar y analizar el entorno, y movilización de recursos.

Además, Laverack (2005 ) distingue nueve dominios a tener en cuenta para desarrollar empoderamiento y capacidad en las comunidades: (1) mejorar la participación, (2) desarrollar liderazgo local, (3) incrementar la capacidad de evaluación de problemas, (4) fomentar la habilidad de “preguntar por qué”, (5) construir estructuras de empoderamiento organizacional, (6) aumentar la movilización de recursos, (7) fortalecer enlaces con otras organizaciones y personas, (8) crear una relación equitativa con agentes externos, y (9) aumentar el control sobre la gestión de programas.

Medición del empoderamiento

La medición del empoderamiento impone desafíos, puesto que incluye múltiples variables interrelacionadas (Pick et al., 2007 ; Wallerstein, 2006). Por eso no es posible crear un método único para su medición; no obstante, se ha avanzado en delimitar algunos dominios o variables que lo constituyen, formulando propuestas de evaluación en este ámbito (Eisman et al., 2016; Speer et al., 2019), además de indicadores y dimensiones de empoderamiento generalizables que pueden ser de mayor utilidad en su medición ( Casique, 2017 ; Huscroft-D’Angelo, Trout, Lambert, & Thompson, 2017). A continuación, se presentan los principales acercamientos a la medición de empoderamiento y EC, siendo estas las principales orientaciones para esta investigación.

Pick et al., 2007 formulan una escala para medir empoderamiento a nivel individual, relacionando este concepto con el de agencia personal, a través de la Escala de Agencia Personal y Empoderamiento (Esage). Esta escala está conformada por dos subescalas: agencia personal constituida por 35 reactivos que miden un factor de cambio en la persona; empoderamiento, que cuenta con 7 reactivos que miden la percepción que tiene la persona sobre su incidencia en su contexto. Los reactivos fueron agrupados en las siguientes variables: (1) autoeficacia, (2) autodeterminación, (3) control sobre mis conductas, (4) pensamiento independiente, (5) identificación de necesidad de cambio, (6) miedo al éxito, (7) reconocimiento de mi aprendizaje, (8) percepción de mi contexto, y (9) control sobre mi entorno. Los resultados del estudio de construcción y validación de la Esage (Pick et al., 2009), muestran que ambas subescalas cuentan con excelentes valores de consistencia interna (alfas de Cronbach de ,72 y ,75 respectivamente), permitiendo evaluar con adecuada validez y confiabilidad el impacto conjunto producido por ambos procesos, confirmando que son dos factores relacionados entre sí, pero diferenciados.

En un estudio reportado por Gladys Canaval (1999 ), se examinó las propiedades psicométricas de una escala para medir percepción del empoderamiento comunitario en mujeres cabeza de familia en barrios de Colombia. Esta escala se aplicó a una muestra de 130 mujeres seleccionadas al azar, residentes en 12 barrios de Cali. Los resultados mostraron que la escala es altamente confiable (coeficiente alfa de Cronbach = ,95). La escala está formada por cuatro factores: (1) participación e influencia (14 enunciados), explicando el 49% del total de la varianza; (2) liderazgo (6 enunciados), que dio cuenta de 9,4% de la varianza; (3) interés comunitario (5 enunciados), que explicó el 6,5% de la varianza; (4) control personal (2 enunciados), factor que dio cuenta de 4,6% de la varianza.

Por otra parte, Zambrano (2007 ), en un estudio cualitativo, indagó acerca de los criterios de intervención en estrategias de empoderamiento comunitario, desde la perspectiva de los agentes sociales que intervienen en el nivel comunitario y expertos en desarrollo comunitario. La autora sistematiza por un lado los criterios metodológicos para guiar procesos del EC, y, por otro, los indicadores de empoderamiento comunitario identificados por los y las participantes del estudio, donde destacan la participación, conciencia, control, poder, politización, autogestión, compromiso, desarrollo y expresión de capacidades individuales e identidad comunitaria.

Destacamos que la consolidación conceptual de la presente investigación se impregna de los planteamientos teóricos que ponen de relieve la importancia de reactivar el poder transformador de lo comunitario ( Laverack, 2001 ), enfatizando su carácter multinivel (Jennings, Parra-Medina, Hilfinger-Messias, & McLoughlin, 2013) y la mutualidad e interdependencia del empoderamiento comunitario entre las características del individuo y su contexto para el cambio social ( Rappaport, 2005 ; Zimmerman, 2000 ). A partir de la integración de los determinantes del empoderamiento comunitario y los aportes teóricos de Montero (2003) y Zambrano (2007 ), además de los dominios del constructo propuestos por Laverack (2001 , 2005) y la destacada contribución de un panel de expertos internacionales, es que se desarrolla la elección y definición de cinco factores para la construcción de esta escala: participación, poder y control, politización, autogestión, e identidad comunitaria, las cuales se definen a continuación con mayor profundidad y según su desarrollo teórico.

Participación se comprende como un punto neurálgico que aparece en la interacción entre personas, grupos, asociaciones, entre otros. Entendida como una acción relacional que favorece la inclusión y el acceso a los recursos, que permite la equidad y reciprocidad en la toma de decisiones, requiriendo compromiso en la vinculación con otros y un propósito compartido. Es un proceso que posibilita el reconocimiento mutuo y la obtención de resultados y beneficios comunes (Llena Berñe, Parcerisa Aran, & Úcar Martínez, 2009; Marchioni, 2001; Montero, 2003; Musitu Ochoa & Buelga Vázquez, 2004).

Poder y Control se entienden como la relación social simétrica de interacción personal que se vincula a procesos de fortalecimiento y transformación del entorno, mediante acciones de deliberación, negociación, concertación y oposición de fuerzas y recursos que pueden ser controladas (Montero, 2003; Zambrano, 2007 ; Zimmerman, 2000 ).

Politización implica la apertura de un proceso de discusión crítico y reflexivo sobre las estructuras y las relaciones de poder, que realza asuntos susceptibles a ser decididos colectivamente, a través de la visibilización y disputa de temáticas contingentes para un colectivo o grupo, generando cuestionamiento de las estructuras establecidas (Montero, 2003, 2009; Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, 2015).

La autogestión se comprende como un conjunto de procesos orientados a la coordinación en torno a metas y avances con otros, donde existe la ejecución y evaluación en la toma de decisiones, movilizando herramientas que permiten la reorganización del tejido social, con una dinámica relacional horizontal cambiante, de corresponsabilidad y democrática entre sus miembros ( Hudson, 2010 ; León Cedeño, 1999 ; Montero, 2003, 2009).

Identidad comunitaria refiere el sentido de pertenencia a grupos sociales, donde existe un significado valorativo y emocional que favorece la unificación y cohesión de los miembros de un colectivo o comunidad que cuentan con una historia común, aportando a su estabilidad y organización para la transformación social ( Rozas, 2006 ).

Método

Diseño

Este es un estudio de carácter psicométrico o instrumental (Montero & León, 2005), de tipo transversal y de alcance descriptivo correlacional (Fontes de Gracia et al., 2001).

Participantes

Por medio de un muestreo no probabilístico por conveniencia, se seleccionó una muestra de 617 participantes, estudiantes de una universidad estatal del sur de Chile. El promedio de edad de los sujetos fue 21,7 años (D.S. = 1,97), siendo el 61% mujeres. Los participantes en su mayoría pertenecen a las facultades de Medicina (36%) y de Educación, Ciencias Sociales y Humanidades (31%). La mayoría de ellos (50%) se encuentra cursando el 5º o 6º semestre de su carrera universitaria (ver tabla 1 ).

Tabla 1 

Estadísticas descriptivas de las variables demográficas en 617 participantes, estudiantes Universidad de La Frontera

Instrumento

El proceso de diseño del instrumento se fundamenta en experiencias previas de medición de percepción de empoderamiento (Holte-McKenzie, Forde, & Theobald, 2006; Pick et al., 2007; Silva, 2004) y empoderamiento comunitario ( Canaval, 1999 ), es así como se perfilan los reactivos para identificar en primera persona la percepción que los participantes tienen sobre los distintos componentes que conforman el constructo de EC. Luego se genera el proceso de validación y estimación de propiedades psicométricas de la Escala de Percepción de Empoderamiento Comunitario (EPEC). La versión original de este instrumento fue sometida a validación de cuatro jueces expertos, quienes luego de evaluar el contenido de los ítems seleccionaron 61 reactivos, los que quedaron agrupados en cinco posibles factores denominados “participación” (P), “poder y control” (PC), “politización” (PO), “autogestión” (A) e “identidad comunitaria” (IC), cuya operacionalización se construyó con base en las definiciones teóricas antes expuestas.

Esta escala posee un formato de respuesta que mide la frecuencia con que ocurre un evento (nunca = 1 hasta siempre = 5). El factor participación contiene 13 ítems (“asisto a asambleas de mi carrera); poder y control, 11 ítems (“tengo influencia en la toma de decisiones de los procesos que me involucran como estudiante”); politización, 12 ítems (“genero acciones con los otros en torno a lo político dentro de la universidad”); autogestión, 12 ítems (“logro establecer vínculos estratégicos de cooperación con otros colectivos, agrupaciones, asociaciones, etc.”); e identidad comunitaria, 13 ítems (“confío en los vínculos que establezco dentro de la comunidad universitaria”).

Procedimiento de recolección de datos

Los participantes de este estudio fueron contactados en forma grupal, en sus salas de clases, al comienzo de cada periodo lectivo. Las autoras de este artículo explicaron a todos los estudiantes los objetivos del estudio, el carácter voluntario de la participación, y el resguardo de anonimato y confidencialidad de las respuestas. Todos los participantes firmaron un consentimiento informado. El proceso de aplicación de las respuestas fue autoadministrado y colectivo. Se estima que el tiempo de dedicación para responder al instrumento fue de entre 15 a 20 minutos.

Este estudio se basó en los principios éticos para la investigación que dicta la American Psychological Association (2010), y cuenta con la aprobación del comité académico del programa de magíster en el cual se enmarca este estudio.

Análisis estadístico

Para la caracterización de la muestra se realizó un análisis descriptivo y de frecuencia. Con el 50% de la muestra, seleccionado aleatoriamente, se realizó análisis factorial exploratorio (AFE) para identificar la estructura interna de la escala y con el restante 50% análisis factorial confirmatorio (AFC), para confirmar.

Para el AFE se realizó la prueba de adecuación muestral (KMO) y se probó el supuesto de esfericidad de Bartlett. Se evaluaron todas las cargas factoriales de los ítems, decidiendo eliminar aquellos que presentaran un peso factorial menor a 0,3 (López-Aguado & Gutiérrez-Provecho, 2019). Posteriormente, la estructura interna del instrumento fue confirmada con el AFC, utilizando los indicadores de bondad de ajuste clásicos: Chi-cuadrado χ2, media de error de aproximación (RMSEA ≤ 0,05), índice de ajuste comparativo (CFI ≥ 0,95), y raíz cuadrada media de los residuos estandarizados (SRMR < 0,08), (Lloret-Segura, Ferreres-Travers, Hernández-Baeza, & Tomás-Marco, 2014; Schreiber, 2008 ). La confiabilidad de la escala fue estimada con el indicador de consistencia interna alfa de Cronbach. Se consideró un alfa nominal de 0,05. Todos los análisis fueron realizados con el software STATA 14.0.

Resultados

Con la finalidad de evaluar la estructura factorial de la escala, con el 50% de la muestra se realizó un AFE. El índice de adecuación muestral fue adecuado (KMO = 0,932), y la prueba de esfericidad de Bartlett fue estadísticamente significativa (p < 0,01), todo lo cual indica que la matriz de correlaciones es factorizable.

Tras realizar el AFE, se obtuvieron cinco factores, todos los cuales tienen valores mayores a 1 y explican en conjunto el 79% de la varianza. En el primer factor denominado “participación” se eliminaron tres ítems cuyas cargas factoriales fueron inferiores a 0,3, quedando este factor conformado por 10 ítems. Los factores de poder y control, politización, autogestión, e identidad comunitaria quedaron compuestos por 11, 12, 12 y 13 ítems respectivamente ( tabla 2 ).

Se estimó la consistencia interna de la escala total, con el estadígrafo alfa de Cronbach, la cual fue elevada (alfa = 0,96). Adicionalmente, se estimó la consistencia interna de cada factor por separado, encontrándose altos indicadores de confiabilidad para cada uno de ellos (tabla 2).

Luego se procedió con el análisis factorial confirmatorio, con la finalidad de comprobar si los cinco factores obtenidos del AFE son explicados por un factor único. Con este motivo, se estimó una parcela o promedio, con cada uno de los factores obtenido en el AFE, los cuales luego fueron utilizados como indicadores de un factor general denominado EC. Tal como se observa en la figura 1 , todas las cargas factoriales de los indicadores tienen valores que varían entre 0,69 a 0,81. Adicionalmente, y a la luz de consideraciones teóricas y empíricas (Lagrange Multiplier Test, LM) se incorporaron al modelo la covarianza entre los indicadores de participación y politización, y autogestión e identidad comunitaria, ambas estadísticamente significativas (p < 0,01).

Los indicadores de bondad de ajuste del modelo fueron excelentes: χ2 (3) = 1,426; p = 0,699; RMSEA = 0,00 (CI 90% = 0,00; 0,071); CFI = 1,00; y SRMR = 0,007. Todo lo anterior indica la existencia de un factor común que explica el 85% de la varianza común entre los indicadores (R2 = 0,85).

Modelo teórico de empoderamiento comunitario para la escala EPEC.

Figura 1 

Tabla 2 

Cargas factoriales y confiabilidad del AFE de la EPEC, para sus 5 factores y 58 ítems

Discusión

El objetivo de construcción y estimación de las propiedades psicométricas de la EPEC, en estudiantes universitarios, fue logrado exitosamente. Para ello se estimó una confiabilidad para la escala total que alcanzó un alfa de Cronbach de 0,96, confirmando una alta consistencia interna, al igual que para cada una de sus cinco dimensiones.

El análisis de la estructura factorial realizada a través del AFE permitió obtener cinco factores, de los cuales solo se eliminaron tres ítems de la dimensión de Participación cuyas cargas factoriales fueron inferiores a 0,3, lo que confirmó que las instancias de participación presentadas en esos ítems involucraban a un porcentaje muy bajo de estudiantes (actividades religiosas, voluntariados y de carácter científico).

Se corrobora así una alta confiabilidad para cada una de estas cinco dimensiones con alfa igual y superior a 0,80 (P: 0,80; PC: 0,87; PO: 0,90; A: 0,92; IC: 0,89). Por su parte, el AFC corroboró que cada uno de los cinco factores son explicados por un modelo único, mostrando cargas factoriales que varían entre 0,69 a 0,81. Esto es confirmado mediante los indicadores de bondad de ajuste, que corroboran la existencia de un factor común que explica el 85% de la varianza común entre estos indicadores.

Esta investigación permite establecer que la EPEC es un aporte para avanzar en la medición de la percepción de EC, sumando esfuerzos a otras escalas que han buscado el mismo objetivo ( Canaval, 1999 ). Una de las ventajas de este instrumento en el plano teórico es que asume la complejidad del constructo al incorporar cinco dimensiones e integrar, así, la realidad multidimensional del constructo ( Laverack, 2005 ; Montero, 2003; Zambrano, 2007 ; Zimmerman, 2000 ). Dos ventajas complementarias en el plano operativo son: primero, se trata de un instrumento de fácil y rápida aplicación (15 a 20 minutos), y, segundo, su formato permite una aplicación masiva entregando una descripción del nivel del EC a partir de las percepciones de estudiantes universitarios.

La adecuación de la estructura factorial propuesta en este estudio, como su alta confiabilidad, permite poner a disposición un instrumento de medición de EC a la comunidad científica y en especial en los estudios y estrategias basadas en el fortalecimiento comunitario y su aporte en los espacios universitarios, favoreciendo la innovación en el quehacer de la universidad y aportando en el importante deber que esta tiene en formar profesionales socialmente activos. La EPEC se presenta como un instrumento cuantitativo capaz de medir de manera válida y confiable los factores subyacentes del EC en la población universitaria. Por lo que la información producida puede contribuir a orientar estrategias que mejoren condiciones para el fortalecimiento del EC considerando a los jóvenes como actores protagónicos del proceso (Lema-Blanco, Rodríguez-Gómez, & Barranquero-Carretero, 2016; Saeteros- Hernández, Pérez-Piñero, & Sanabria- Ramos, 2018).

A través de esta investigación se valida el instrumento EPEC y sus dimensiones en estudiantes universitarios, lo que motiva y permite generar procesos de adaptación de éste a otros contextos, efectuándose las adecuaciones pertinentes de los reactivos de la escala a las características de otras comunidades. Lo que ofrece una ventaja metodológica, al atender la necesidad de una medición general del constructo, al tiempo que a las características particulares en una población específica (Pick et al., 2007).

Para su uso con este propósito, es importante asegurar que sea un instrumento estable y otorgue un diagnóstico confiable. Para ello, es relevante que en futuras investigaciones se analice su estabilidad temporal (confiabilidad test-retest) de manera que, si se observan variaciones pre y posintervención, esta pueda ser atribuida al efecto del programa y no al error de medida. Esto mismo cabe para la su utilización con fines diagnósticos, pues, en presencia de “no intervención”, la medición repetida no debiera arrojar diferencias importantes entre una primera y una segunda aplicación.

Entonces la construcción y validación de la EPEC propicia el primer paso para la concreción de una herramienta que permitiría medir intervenciones psicosociales y/o aplicaciones en la política pública dentro del contexto comunitario y en especial en el contexto universitario.

Referencias bibliográficas

American Psychological Association, ., (2010). Publication Manual of the APA (6th ed.) . Washington, District of Columbia: American Psychological Association [ Links ]

Bacqué, M., Biewener, C., (2016). El empoderamiento: una acción progresiva que ha revolucionado la política y la sociedad . Barcelona, España: Gedisa [ Links ]

Berroeta, H., Sandoval, J.(2014). "Protestas, participación y educación pública: discursos sobre lo público en las movilizaciones estudiantiles en Chile.". Educar em Revista. 53 , 19-38. Recuperado de https://doi.org/10.1590/0104-4060.36578Links ]

Casique, I.(2017). "Propuesta y validación de una escala general para medir el empoderamiento de los adolescentes en México". Notas de Población. 104 , 85-118. Recuperado de https://doi.org/10.18356/3212c644-esLinks ]

Campbell, R., Morris , M.(2017). "Complicating narratives: Defining and deconstructing ethical challenges in community psychology. ". American Journal of Community Psychology. 60 (3-4), 491-501. Recuperado de https://doi.org/10.1002/ajcp.12177Links ]

Canaval, G.(1999). "Propiedades psicométricas de una escala para medir percepción del empoderamiento comunitario en mujeres. ". Colombia Médica. 30 (2), 69-73. Recuperado de https://bit.ly/2OcGBeELinks ]

Eisman, A., Zimmerman, M., Kruger, D., Reischl, T., Miller, A., Franzen, S., Morrel-Samuels, S.(2016). "Psychological empowerment among urban youth: Measurement model and associations with youth outcomes. ". American Journal of Community Psychology. 58 (3-4), 410-421. Recuperado de https://doi.org/10.1002/ajcp.12094Links ]

Fontes de Gracia, S., García-Gallego, C., Quintanilla Cobián, L., Rodríguez Fernández, R., Rubio de Lemus, P., Sarriá Sánchez, E., (2001). Fundamentos de investigación en psicología. . Madrid, España: UNED [ Links ]

García S., P., Pérez N., C.(2017). "Desigualdad, inflación, ciclos y crisis en Chile. ". Estudios de Economía. 44 (2), 185-221. Recuperado de http://doi.org/d3fhLinks ]

Holte-McKenzie, M., Fordes, S., Theobald, S.(2006). "Development of a participatory monitoring and evaluation strategy.". Evaluation and Program Planning. 29 (4), 365-376. Recuperado de https://doi.org/10.1016/j.evalprogplan.2006.08.007Links ]

Hudson, J.(2010). "Formulaciones teórico-conceptuales de la autogestión. ". Revista Mexicana de Sociología. 72 (4), 571-597. Recuperado de https://bit.ly/3288iOdLinks ]

Huscroft-D’Angelo, J., Trout, A., Lambert, M., Thompson, R.(2017). "Reliability and Validity of the Youth Empowerment Scale-Mental health in youth departing residential care and reintegrating into school and community settings. ". Education & Treatment of Children. 40 (4), 547-570. Recuperado de https://bit.ly/3gNqQaxLinks ]

Jennings, L., Parra-Medina, D., Hilfinger-Messias, D., McLoughlin, K.(2013). "Toward a critical social theory of youth empowerment. ". Journal of Community Practice. 14 (1-2), 31-35. Recuperado de https://doi.org/10.1300/J125v14n01_03Links ]

Laverack, G.(2001). "An identification and interpretation of the organizational aspects of community empowerment". Community Development Journal. 36 (2), 134-145. Recuperado de https://doi.org/10.1093/cdj/36.2.134Links ]

Laverack, G.(2005). "Using a “domains” approach to build community empowerment. ". Community Development Journal. 41 (1), 4-12. Recuperado de https://doi.org/10.1093/cdj/bsi038Links ]

Lema-Blanco, I., Rodríguez-Gómez, E., Barranquero-Carretero, A.(2016). "Jóvenes y tercer sector de medios en España: formación en comunicación y cambio social". Comunicar. 48 , 91-99. Recuperado de http://dx.doi.org/10.3916/C48-2016-09Links ]

León Cedeño, A.(1999). "Reflexões sobre autogestão e psicologia social comunitáriana América Latina. ". PSI-Revista de Psicologia Social e Institucional. 1 (2). Recuperado de https://bit.ly/3h31pSbLinks ]

Llena Berñe, A., Parcerisa Aran, A., Úcar Martínez, X., (2009). Diez ideas clave. La acción comunitaria . Barcelona, España: Graó [ Links ]

Lloret-Segura, S., Ferreres-Traver, A., Hernández-Baeza, A., Tomás-Marco, I.(2014). "El análisis factorial exploratorio de los ítems: una guía práctica revisada y actualizada. ". Anales de Psicología. 30 (3), 1151-1169. Recuperado de http://dx.doi.org/10.6018/analesps.30.3.199361Links ]

López-Aguado, M., Gutiérrez-Provecho, L.(2019). "Cómo realizar e interpretar un análisis factorial exploratorio utilizando SPSS. ". REIRE: Revista d’Innovació i Recerca en Educació. 12 (2), 1-14. Recuperado de https://doi.org/10.1344/reire2019.12.227057Links ]

Mora Guerrero, G., Peña Axt, J., Fernández Darraz, M., Vivallo Urra, O., Constanzo Belmar, J.(2018). "From economic participation to enjoyment and personal independence rural women and empowerment in the south of Chile. ". The International Journal of Interdisciplinary Social and Community Studies. 13 (3), 17-36. Recuperado de http://doi.org/d3f5Links ]

Marchioni, M., (2001). Comunidad y cambio social. Teoría y praxis de la acción comunitaria. . Madrid, España: Popular [ Links ]

Ministerio de Educación, ., (2019). Sobre el programa PACE. . Recuperado de https://bit.ly/3iHHSZrLinks ]

Montero, I., León, O.(2005). "Sistema de clasificación del método en los informes de investigación en psicología. ". International Journal of Clinical and Health Psychology. 5 (1), 115-127. Recuperado de https://bit.ly/2ZTelDrLinks ]

Montero, M., (2003). Teoría y práctica de la psicología comunitaria. La tensión entre comunidad y sociedad. . Buenos Aires, Argentina: Paidós [ Links ]

Montero, M.(2009). "El fortalecimiento en la comunidad, sus dificultades y alcances. ". Universitas Psychologica. 8 (3), 615-626. Recuperado de https://bit.ly/2W4W6JZLinks ]

Munger, F., MacLeod, T., Loomis, C.(2016). "Social change: Towards an informed and critical understanding of social justice and the skills approach in community psychology. ". American Journal of Community Psychology. 57 (1-2), 171-180. Recuperado de https://doi.org/10.1002/ajcp.12034Links ]

Musitu Ochoa, G., Buelga Vázquez, S. (2004). Desarrollo comunitario y potenciación . En Musitu Ochoa, G., Herrero Olaizola, J., Cantera Espinosa, L., Montenegro Martínez, M (eds.);Introducción a la psicología comunitaria. (167-194). Barcelona, España: UOC [ Links ]

Narayan, D., (2002). Empowerment and poverty reduction: A sourcebook . Washington, District of Columbia: World Bank Publications [ Links ]

Schumaher, M., Milani, D., Alexandre, N.(2018). "Psychometric properties evaluation of the psychological empowerment Instrument in a Brazilian context". Journal of Nursing Management. 27 (2), 404-413. Recuperado de https://doi.org/10.1111/jonm.12701Links ]

Pick, S., Sirkin, J., Ortega, I., Osorio, P., Martínez, R., Xocolotzin, U., Givaudan, M.(2007). "Escala para Medir Agencia Personal y Empoderamiento (ESAGE). ". Revista Interamericana de Psicología. 41 (3), 295-304. Recuperado de https://bit.ly/2BVeyhsLinks ]

Pinto Arboleda, M., Ríos Hernández, I.(2018). "Transmedia storytelling as an empowerment and social change tool in Colombia: BioCuenca Alliance case. ". Revista Kepes. 15 (18), 217-247. Recuperado de https://doi.org/10.17151/kepes.2017.15.18.9Links ]

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, ., (2015). Informe sobre Desarrollo Humano en Chile 2015: Los tiempos de la politización. . Santiago, Chile: PNUD [ Links ]

Rappaport, J.(2005). "Community Psychology is (thank God) more than science. ". American Journal of Community Psychology. 35 , 231-238. Recuperado de https://doi.org/10.1007/s10464-005-3402-6Links ]

Rozas, G. (2006). Introducción . En Rozas, G., Arredondo, J (eds.);Identidad, comunidad y desarrollo . (11-15). Santiago, Chile: Mideplan [ Links ]

Saeteros Hernández, R., Pérez Piñero, J., Sanabria Ramos, G.(2018). "Estrategia de educación sexual con metodología de pares para estudiantes universitarios ecuatorianos. ". Revista Cubana de Salud Pública. 44 (2), 295-311. Recuperado de https://bit.ly/323sAYULinks ]

Sánchez-Vidal, A.(2017). "Empoderamiento, liberación y desarrollo humano. ". Psychosocial Intervention. 26 (3), 155-163. Recuperado de https://doi.org/10.1016/j.psi.2017.05.001Links ]

Schreiber, J.(2008). "Core reporting practices in structural equation modeling. ". Research in Social and Administrative Pharmacy. 4 (2), 83-97. Recuperado de https://doi.org/10.1016/j.sapharm.2007.04.003Links ]

Silva, C., (2004). Percepción de empoderamiento juvenil en el colegio y el barrio, relación con el autoconcepto, la orientación valórica y la participación social. . Santiago, Chile: TUC [ Links ]

Speer, P., Peterson, N., Christens, B., Reid, R.(2019). "Youth cognitive empowerment: Development and evaluation of an instrument. ". American Journal of Community Psychology. 64 (3-4), 528-540. Recuperado de https://doi.org/10.1002/ajcp.12339Links ]

Úcar, X., Planas, A., Novella, A., Rodrigo Moriche , M.(2017). "Evaluación participativa del empoderamiento juvenil en grupos juveniles. Análisis de casos. ". Journal of Research in Social Pedagogy. 30 , 67-80. Recuperado de https://bit.ly/2OfbOOxLinks ]

Wallerstein, N., (2006). What is the evidence on effectiveness of empowerment to improve health? Health Evidence Network (HEN) Report. . Copenhagen, Denmark: World Health Organization Regional Office for Europe [ Links ]

Zambrano, A. (2007). Criterios de intervención en estrategias de empoderamiento comunitario: la perspectiva de profesionales y expertos de la intervención comunitaria en Chile y España (Tesis doctoral inédita). Universidad de Barcelona, Barcelona, España. [ Links ]

Zambrano Constanzo, A.(2012). "Las diversas caras del poder: poder para el desarrollo humano. ". Revista Ecos. 2 (2), 200-214. Recuperado de https://bit.ly/2BXgnufLinks ]

Zambrano, A., Bustamante Rivera, G. (2012). La política social en el espacio local, ¿puede aportar al desarrollo comunitario? Un análisis en la región de la Araucanía, Chile . En Alfaro, J., Sánchez, A., Zambrano , A (autor.);Psicología comunitaria y políticas sociales. Reflexiones y experiencias . (333-352). Buenos Aires, Argentina: Paidós [ Links ]

Zimmerman, M. (2000). Empowerment theory . En Rappaport , J., Seidman , E (autor.);Handbook of community psychology . (43-63). New York, New York: Kluwer [ Links ]

Recibido: 17 de Agosto de 2018; Aprobado: 08 de Enero de 2020

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons