SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.27 número38Periodistas (in)formados. Un siglo de enseñanza periodística en España: historia y tendencias índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Comunicación y medios

versión impresa ISSN 0716-3991versión On-line ISSN 0719-1529

Comun. medios vol.27 no.38 santiago dic. 2018

http://dx.doi.org/10.5354/0719-1529.2018.52079 

Reseñas

The Routledge Companion to Labor and Media

Claudia Lagos Lira1 

1University of Illinois at Urbana-Champaign, Estados Unidos. cllagos@uchile.cl

Maxwell, Richard. 2016. The Routledge Companion to Labor and Media. New York: London: Routledge, 396p. ISBN: 978-0-415-83744-6.

Las narrativas acerca de las nuevas tecnologías están colonizadas por un lenguaje que las dibuja como si fueran etéreas. En efecto, un universo de artefactos materialmente concretos y de seres humanos reales se desdibujan y son consumidos por un universo simbólico de “nubes”, “conexiones” y “data centers”. Sin embargo, este universo es inmaterial solo dentro de un enfoque tecno-optimista o producto de imaginaciones ingenuas acerca de qué son las nuevas tecnologías. Lo cierto es que tales nubes, conexiones o data centers tienen una manifestación física concreta, ocupan espacios geográficos, despliegan millones de kilómetros de cables, circuitos e infraestructura que sostienen terabits, redes 4G e internet de alta velocidad y que consumen energía e impactan en el medioambiente (Cook, 2012). Esta nueva tecnología produce artefactos que, por mucho que los hayamos naturalizado en nuestra vida cotidiana, dejan un rastro en su cadena de producción a escala global. Ese rastro incluye la mano de obra que la producción de tecnología ocupa en todas las etapas, desde la extracción de los recursos naturales hasta el manejo (si es que lo hay) de la chatarra tecnológica al final de la vida útil de los tarros (Vitola, 2011).

Pensemos en las baterías recargables de nuestros celulares, tabletas y computadores portátiles y su ciclo de vida: la enorme mayoría contienen cobalto y alrededor del 60 por ciento de este mineral se extrae manualmente de minas congoleñas, involucrando incluso trabajo infantil (Frankel, 2016). Buena parte de las compañías que explotan y comercializan el cobalto son chinas y China también representa la mitad de la producción de baterías a nivel global (Patterson & Gold, 2018). En China está, por ejemplo, Foxconn, el principal proveedor de todos los gigantes tecnológicos cuyas fábricas emplean a miles de miles de trabajadores en precarias condiciones laborales (Hern, 2017; Merchant, 2017). Así, un dispositivo electrónico diseñado en Silicon Valley, se produce en China, con minerales extraídos en África central y se comercializa luego en todo el mundo.

Al decir de Vincent Mosco (2011), en ocasiones, el carácter del trabajo involucrado en las llamadas industrias creativas contemporáneas no dista mucho de lo que los obreros de fines del siglo XIX y principios del XX enfrentaban en pleno auge de la revolución industrial. Y eso es válido tanto para los que escarban en las minas de cobalto, los que están en la línea de ensamblaje de dispositivos electrónicos que se venden a US$1.000 o los que construyeron el data center de Google en Quilicura (Santiago de Chile), así como también para periodistas precarizados y polifuncionales de medios de comunicación en Noruega o Canadá, telefonistas de un call center brasileño o el trabajo no pago de las audiencias online.

El volumen colectivo editado por Richard Maxwell, The Routledge Companion to Labor and Media, precisamente documenta, discute y teoriza esta altamente estratificada división global del trabajo en las llamadas industrias creativas o infocomunicacionales. El libro está dividido en cuatro secciones: La primera aborda la cara cambiante del trabajo mediático tomando en consideración las redes, las nubes y el trabajo digitalizado (The Changing Face of Media Labor: Networks, Clouds, and Digitalized Work). La segunda sección del libro discute los impactos materiales y químicos tanto en los trabajadores de las industrias infocomunicacionales como en los consumidores (Materials and Chemical Impact on Workers and Consumers). La tercera parte de Media Labor es el corazón de la obra y discute, precisamente, los tipos y carácter del trabajo en el sector infocomunicacional alrededor del mundo y contempla tanto tendencias globales como casos de estudios locales (Media Labor around the World). Finalmente, la última sección del libro ofrece diversas perspectivas de activismo, medios de organización y estrategias de resistencia de cara al futuro en el campo del trabajo infocomunicacional (Activism, Organization, Worker Resistance, and Media’s Labor Future), inspirado en la convicción de que hay que explorar caminos y estrategias de cambio (Artz, Macek, & Cloud, 2006).

Por razones de espacio, destacaré principalmente la primera y tercera partes del volumen. La primera es la que pone más énfasis en los aspectos teóricos que se desprenden de las intersecciones entre capitalismo, tecnologías digitales, y trabajo. Así, en esta sección los autores proponen desnaturalizar la supuesta distinción entre el trabajo intelectual o creativo versus el trabajo manual. Lo que tocaría, más bien, sería reconceptualizar el concepto y práctica del trabajo en el marco de un capitalismo digital para entender también cómo está organizado (Schiller en cap. 1). Del mismo modo, las llamadas nubes digitales, que no son otra cosa que grandes centros de almacenamiento de datos de corporaciones como Amazon o Google, requieren problematizarse desde una perspectiva que incluya “su potencial beneficio público así como también sus riesgos”, como la concentración en pocas manos, el daño medioambiental, la creciente vigilancia y fetichización del big data analytics y las diversas amenazas que implican para el trabajo y los trabajadores (Mosco, 2011, p. 28).

Del mismo modo, a la luz del modelo de negocios de Facebook, YouTube, Twitter, Weibo, Pinterest, Instagram, Blogspot, VKontakte, LinkedIn, Tumblr y tantos otros, la propuesta teórica de Smyth para comprender el rol de la comodificación de las audiencias resulta esclarecedora y más actual que nunca (Fuchs en cap. 4). Por lo tanto, comprender y actualizar el concepto de explotación (Hesmondhalgh en cap. 3) resulta clave en un medioambiente digital donde proliferan los trabajos 24/7, los permatemps (trabajadores temporales que operan permanentemente), que constituyen un precariado (precariat) en vez de un proletariado y expande trabajos previos que han discutido las implicancias de la auto-explotación y el trabajo independiente (Banet-Weiser, 2012; Einstein, 2012; McChesney, 2015).

La tercera sección del libro, la más extensa, versa sobre tendencias globales y locales sobre el rol del trabajo y el estatus de los trabajadores en un capitalismo digital. Aborda áreas de trabajo e industrias específicas como la industria de telefonía móvil, las consultoras de comunicación, el trabajo artístico, los medios de comunicación o el periodismo, a través de casos nacionales en India, China, Brazil, Reino Unidos o España, por ejemplo. Así, esta sección ofrece trabajos empíricos con diversas metodologías que proveen detalles sobre problemas, áreas de la industria, habilidades o coyunturas específicas, pero a la luz de las tendencias globales donde se intersectan el capitalismo, el trabajo y las nuevas tecnologías. A pesar de que fue publicado hace casi dos años, el volumen colectivo es fundamental para el campo de los estudios de la economía política de la comunicación, la historia de la tecnología, los estudios medioambientales, y el activismo que se construye en las combinaciones entre estos campos. Como el mismo Maxwell señala en su introducción, “este es un libro grande, pero no es un trabajo completo. Simplemente aún queda mucho que desconocemos acerca del trabajo mediático en rincones lejanos y escondidos de la cadena global de bienes” (p. xx). En qué consistiría un buen trabajo o un trabajo de calidad en el campo de las comunicaciones y la tecnología es algo que está en disputa y en definición y, como señala Maxwell, “algo por lo cual luchar” (p. xix).

Referencias

Artz, L., Macek, S., & Cloud, D. (Eds.). (2006). Marxism and communication studies. The point is to change it. New York: Peter Lang Publishing, inc. [ Links ]

Banet-Weiser, S. (2012). Authentic TM: the politics and ambivalence in a brand culture. New York: New York University Press. [ Links ]

Cook, G. (2012). How clean is your cloud? Amsterdam: Entidad editora. [ Links ]

Einstein, M. (2012). Compassion, Inc. How corporate America Blurs the line between What we buy, who we are, and Those we help. Berkeley and Los Angeles: University of California Press. [ Links ]

Frankel, T. (2016). The cobalt pipeline. Tracing the path from deadly hand-dug mines in Congo to consumers’ phones and laptops. The Washington Post. Retrieved from https://www.washingtonpost.com/graphics/business/batteries/congo-cobalt-mining-for-lithium-ion-battery/?tid=ss_fbLinks ]

Hern, A. (2017, November 21). Apple under fire over reports students worked illegal overtime to build iPhone X. The Guardian. Retrieved from https://www.theguardian.com/technology/2017/nov/21/apple-students-illegal-overtime-reports-iphone-x-foxconn-internsLinks ]

McChesney, R. (2015). Preface. In Rich media, poor democracy. Forthcoming. [ Links ]

Merchant, B. (2017, June 18). Life and death in Apple’s forbidden city. The Guardian . Retrieved from https://www.theguardian.com/technology/2017/jun/18/foxconn-life-death-forbidden-city-longhua-suicide-apple-iphone-brian-merchant-one-device-extractLinks ]

Mosco, V. (2011). The Political Economy of Labor. In J. Wasko, G. Murdoch, & H. Sousa (Eds.), The Handbook of Political Economy of Communications (pp. 358-380). Chichester, West Sussex: Wiley- Blackwell Publishing. [ Links ]

Patterson, S., & Gold, R. (2018, February 11). There’s a Global Race to Control Batteries-and China Is Winning. The Wall Street Journal. Retrieved from https://www.wsj.com/articles/theres-a-global-race-to-control-batteriesand-china-is-winning-1518374815Links ]

Vitola, G. (2011, September 25). E-Waste Hell. Australia: SBS Dateline. Retrieved from https://www.sbs.com.au/news/dateline/story/e-waste-hellLinks ]

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons