SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.29 número2Medianización social y transformaciones residenciales recientes en ciudades de La AraucaníaMovilidad cotidiana e interurbana en contextos de exclusión socioespacial al sur de Chile. Aportes para pensar los territorios no metropolitanos en América Latina índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Cultura-hombre-sociedad

versión impresa ISSN 0716-1557versión On-line ISSN 0719-2789

Cult.-hombre-soc. vol.29 no.2 Temuco dic. 2019

http://dx.doi.org/10.7770/0719-2789.2019.cuhso.04.a04 

Dossier

Expresiones del neoliberalismo en ciudades portuarias sudamericanas: los casos de Rosario (Argentina) y Valparaíso (Chile)

Expressions of neoliberalism in South American port cities: the cases of Rosario (Argentina) and Valparaíso (Chile)

Paula Neumann Novack 1  

1 Pontificia Universidad Católica de Chile, Chile. paulanovack@gmail.com

Resumen:

Diversos estudios han explicado los orígenes del sistema neoliberal y sus expresiones en el contexto urbano global. El presente artículo, además de discutir los orígenes y aplicaciones del neoliberalismo en América Latina, busca explicar el papel de la reestructuración urbana en la aplicación de políticas neoliberales en ciudades portuarias sudamericanas. En este sentido, fue desarrollado un análisis bibliográfico sobre los orígenes del neoliberalismo y su comportamiento en Latinoamérica. También fueron realizadas entrevistas con informantes clave que proporcionaron explicar el rol de la reestructuración urbana como parte importante del sostenimiento del sistema neoliberal en ciudades sudamericanas. Los resultados de la investigación apuntan a distintas expresiones del neoliberalismo en las ciudades portuarias de Rosario (Argentina) y Valparaíso (Chile).

Palabras Clave: Neoliberalismo; reestructuración urbana; áreas centrales; ciudades portuarias

Abstract:

Various studies have explained the origins of the neoliberal system and its different expressions in the global urban context. The present article in addition to discussing the origins and applications of neoliberalism in Latin America, seeks to explain the role of urban restructuring in the implementation of neoliberal policies in South American port-cities. In this context, a bibliographic analysis was developed on the origins of neoliberalism and its behavior in Latin America and interviews were conducted with key informants who provided an explanation of the role of urban restructuring as an important part of sustaining the neoliberal system in South American cities. The research results leads to different forms of application and expressions of neoliberalism in the port-cities of Rosario (Argentina) and Valparaíso (Chile).

Keywords: Neoliberalism; urban restructuring; central areas; port cities

Introducción

Originalmente el neoliberalismo surge como un sistema que busca una adaptación de los principios del liberalismo clásico. Las ideas neoliberales planteaban la libertad de mercado y una restricción a la intervención estatal sobre la economía. Los principios del neoliberalismo siguen ejerciendo influencia sobre decisiones económicas, sociales y culturales en el contexto global. Estudios recientes apuntan a la crisis del neoliberalismo (Encina, 2019; Peck, 2012; Sevilla Buitrago, 2015). Sin embargo, el sistema sigue reproduciéndose de diferentes formas y en distintas escalas. Tomando en cuenta el ejemplo de las ciudades latinoamericanas, el escenario no es diferente. El sistema neoliberal sigue siendo el motor de producción política y económica en las ciudades.

En el caso de la reestructuración urbana esta realidad se repite. La reestructuración de los centros urbanos forma parte de la reproducción del sistema neoliberal en las ciudades latinoamericanas. Considerando específicamente los centros urbanos, se identifica que distintas estrategias promovidas por políticas públicas impulsan inversiones de lo privado conformando un trampolín de reproducción del sistema neoliberal en las ciudades. Este impulso, generado por políticas y proyectos públicos y/o privados, son la forma de expresión del neoliberalismo actualmente en las ciudades latinoamericanas. Las ideas globales del neoliberalismo se articulan de distintas formas, considerando diferentes escalas y de acuerdo con las características de cada lugar (Encina, 2019; Harvey, 2007). Por lo anterior, se plantea como objetivo explicar el papel de reestructuración urbana en la reproducción del sistema neoliberal en ciudades portuarias sudamericanas, tomando como ejemplo los casos de Rosario (Argentina) y Valparaíso (Chile).

El artículo presenta cuatro partes principales. Primero, se explica la metodología utilizada en la investigación. En segundo lugar, se presenta una breve descripción de los orígenes y dimensiones del neoliberalismo. En tercer lugar, se hizo una lectura del sistema neoliberal en América Latina. Finalmente, se presenta un análisis sobre los resultados de la investigación considerando la reestructuración urbana como parte de la reproducción del sistema neoliberal en las ciudades portuarias sudamericanas.

Metodología

Para alcanzar el objetivo de la investigación se desarrolló un análisis bibliográfico sobre el neoliberalismo, sus orígenes y dimensiones, además de sus aplicaciones en Latinoamérica. Junto con esto, fueron realizadas entrevistas con informantes clave, las que aportaron para explicar el papel de la reestructuración urbana en la mantención y reproducción del sistema neoliberal en las ciudades portuarias de Rosario y Valparaíso. En el presente artículo se analizaron 10 entrevistas con informantes clave. Los informantes fueron seleccionados bajo a los siguientes criterios: 1) personas con experiencia en investigación sobre el desarrollo urbano de las áreas centrales de las ciudades de estudio y/o 2) gestores de políticas destinadas a las áreas centrales de las ciudades. Los 5 entrevistados de Rosario son principalmente investigadores que trabajan con temas relacionados a la producción inmobiliaria, gentrificación y reestructuración urbana. Uno de los entrevistados, además de contar con experiencia en investigación, actualmente trabaja en la gestión municipal de la ciudad.

Tabla 1 Informantes clave de Rosario 

Informante clave Formación académica Actuación profesional
Informante 1 Comunicadora social Investigadora
Informante 2 Arquitecta Investigadora
Informante 3 Cientista política Investigadora
Informante 4 Cientista política Investigadora
Informante 5 Arquitecto Secretaria Planeamiento Urbano

Fuente: elaboración propia

En el caso chileno, 4 de los 5 informantes clave son académicos y trabajan en investigación sobre la dinámica urbana de la región metropolitana de Valparaíso y 1 de los entrevistados es concejal.

Tabla 2 Informantes clave de Valparaíso 

Informante clave Formación académica Actuación profesional
Informante 6 Arquitecta Investigador
Informante 7 Historiador Investigador
Informante 8 Geógrafo Investigador
Informante 9 Geógrafo Investigador
Informante 10 Arquitecto Concejal

Fuente: elaboración propia

Las preguntas de la entrevista están divididas en cuatro ejes principales. El primer bloque está enfocado en identificar el proceso de formación de los centros de las ciudades estudiadas, entender los procesos de valorización o depreciación de esas zonas. Además, se pregunta sobre la existencia de acciones del Estado con relación a la promoción de políticas que buscan el desarrollo de esas áreas centrales. El segundo bloque está direccionado a las nuevas inversiones inmobiliarias, construcción de nuevos edificios en esas zonas; al mismo tiempo, se indaga si en torno a las nuevas inversiones existen edificios residenciales y a qué tipo de personas están direccionados. Igualmente, se pregunta si esas inversiones han cambiado las dinámicas del centro, y si a partir de eso se generan cambios en el perfil de los comercios y servicios presentes en esas zonas. En este sentido, se busca entender qué efectos han generado esos cambios en las áreas centrales. Además de las inversiones privadas, se cuestiona sobre los tipos de inversiones o políticas que la municipalidad ha promocionado para el mejoramiento de las áreas centrales.

La tercera parte de las entrevistas busca saber si la condición de puerto marca una diferencia o particularidad en el desarrollo del centro de la ciudad y se busca entender el rol del borde costero en la promoción de nuevas inversiones inmobiliarias en estas. En la última etapa, se pregunta sobre el plan regulador de las ciudades y sobre cambios significativos de regulación o de legislación relacionados a las áreas centrales. A partir de los análisis de las entrevistas realizadas se identificaron diferentes enfoques y materializaciones del sistema neoliberal en las áreas centrales de las ciudades de Rosario y Valparaíso.

El sistema neoliberal: orígenes y dimensiones

Los orígenes del neoliberalismo son discutidos en distintos estudios (Brenner y Theodore, 2002; Harvey, 2007; Peck y Tickell, 2002). Inicialmente se destacan dos casos de implantación del sistema neoliberal. Por un lado, el caso del golpe de Estado liderado por Pinochet en Chile en el año de 1973 (Harvey, 2007). Por otro lado, el inicio del gobierno de Margaret Thatcher en Inglaterra en 1979 (Harvey, 2007; Peck y Tickell, 2002). En paralelo al gobierno de Thatcher, distintos países europeos también comenzaron el proceso de establecimiento de políticas neoliberales, ocurriendo lo mismo en Estados Unidos, en el final de los años 1970 (Harvey, 2007). De esta forma, las décadas de 1980 y 1990 fueron marcados por la difusión y consolidación del neoliberalismo como el sistema de reproducción del capital en diferentes contextos. El neoliberalismo acentúa la ampliación de las lógicas de libre mercado y de las fuerzas competitivas que están conectadas con las ideas de reducción del poder estatal, financiación de austeridad y servicios públicos (Peck y Tickell, 2002).

Distintos autores explican que el neoliberalismo, surge en el norte global, a partir de la década de 1970 como respuesta a la decreciente rentabilidad de las industrias de producción masiva y la crisis del Estado de Bienestar Keynesiano (Brenner, Peck y Theodore, 2012; Peck y Tickell, 2002; Theodore, Peck y Brenner , 2009). En este sentido, la lógica neoliberal está pautada en la desregulación del control del Estado sobre la industria, las ofensivas contra el trabajo organizado, la reducción de impuestos corporativos, la disminución y/o privatización de los recursos y servicios públicos, la restricción de los programas de bienestar social, la ampliación de la movilidad del capital internacional, y el crecimiento de la competencia entre las localidades (Theodore et al., 2009, p. 2).

En paralelo, se destaca la implantación de las políticas neoliberales durante el régimen militar de Pinochet, un caso emblemático y pionero del sistema neoliberal en América Latina, con ideales similares al gobierno de Thatcher (Harvey, 2007; Peck y Tickell, 2002). En consecuencia, en los años 1980 muchos programas de reestructuración neoliberal fueron implantados en todo el sur global. En este sentido, Encina (2019) destaca otros modelos de instalación del neoliberalismo en países sudamericanos. Para el caso de Brasil, enfatiza el modelo liberal-desarrollista y, para el caso argentino, con una reconfiguración burocrática-estatal (Encina, 2019, p. 55). Por lo anterior, el neoliberalismo se convirtió en la forma dominante de la globalización capitalista, tanto política como ideológicamente (Theodore et al., 2009). En este contexto, el neoliberalismo se transforma en el principal sistema global que se caracteriza por ser un fenómeno multiescalar constituido en torno a relaciones regionales, nacionales, internacionales. Además, sustituye las lógicas regulatorias redistributivas por lógicas competitivas, al mismo tiempo que transfiere los riesgos y responsabilidades a las agencias, actores y jurisdicciones locales (Theodore et al., 2009, p. 2).

La escala económica del neoliberalismo propone cambios que están relacionados principalmente al aumento del poder de empresas privadas y disminución de la interferencia del Estado tanto en las dimensiones económicas como sociales. Desde la perspectiva económica, el neoliberalismo ha logrado avances significativos con la implantación de lógicas de mercado y con el crecimiento de la privatización de servicios públicos en diversos países tanto del norte como del sur global (Harvey 2007; Theodore, Peck, y Brenner 2009). El modelo neoliberal sigue buscando alternativas de expansión; diversas políticas de austeridad han contribuido para la sustentación del neoliberalismo mundial. Económicamente, el neoliberalismo ha encontrado formas de reproducirse y mantenerse pese a la generación de formas de resistencia social al modelo las cuales no han frenado su reproducción.

Tomando en cuenta la escala social del neoliberalismo y las metas idealizadas por el sistema, se considera que parte de sus objetivos fueron alcanzados con la instalación y multiplicación de un modelo económico totalmente convertido al mercado y al consumo. A pesar de ello, desde la perspectiva de la población que vive las consecuencias del sistema en sus vidas, el neoliberalismo es un desastre. Esto se justifica a través de diferentes procesos de resistencia que emergen de los conflictos que son resultado de un descontento de la población frente a la destrucción de las políticas de bienestar social (Casgrain y Janoschka, 2013; Janoschka, Sequera y Salinas, 2014); y también porque el neoliberalismo es un proyecto que ha potenciado una serie de problemas históricos de exclusión y fragmentación en estratos sociales cada vez más segregados.

La escala social del neoliberalismo puede ser vista como un problema para la implantación de determinadas políticas o proyectos enfocados en los aspectos económicos. Actualmente, las políticas de austeridad que se vinculan al alza de impuestos y recorte de inversiones en servicios públicos simbolizan un esfuerzo de mantener y de generar nuevas fuentes de reproducción para el sistema neoliberal. Además, son las mismas políticas de austeridad que provocan las resistencias y las articulaciones de la población en respuesta a la neoliberalización.

Así, la escala social del neoliberalismo es consecuencia de su perspectiva económica, porque la implantación de políticas neoliberales ha generado una serie de cambios sociales negativos para gran parte de la población. Considerando el caso latino americano, el alza de las cifras de desigualdad social son aún más significativos a partir de la implementación de las políticas neoliberales. Por consecuencia, han surgido en América Latina muchos movimientos sociales que cuestionan y critican el sistema neoliberal. En este contexto, los reflejos sociales del neoliberalismo se manifiestan a través de distintos procesos de contestación, de descontento y de resistencia al sistema. De esta forma, el surgimiento de los movimientos sociales está asociado a la pérdida de legitimidad de algunas instituciones democráticas, como por ejemplo, los partidos políticos.

A partir de los años 1980 se inició, en distintos países latinoamericanos, la aplicación de las políticas neoliberales con fines macroeconómicos, lo que provocó el surgimiento de diversos movimientos sociales frente a este proceso de neoliberalización (Ventura, 2007). Por lo anterior, la escala social del neoliberalismo puede ser interpretada principalmente a partir de los dos contextos citados; por un lado, se percibe su éxito en la implantación del sistema en distintos contextos y escalas, sin embargo, también se enfrenta con los procesos de resistencia y creación de movimientos sociales que generan oposición al funcionamiento del neoliberalismo y que, al mismo tiempo, son incapaces de frenarlo. En relación a lo anterior, algunas discusiones destacan que los movimientos sociales y el proceso de resistencia al neoliberalismo también han aportado para su consolidación y mantención como principal sistema de reproducción de la sociedad.

Neoliberalismo: una lectura desde América Latina

Como se mencionó anteriormente, en el caso latinoamericano se destaca principalmente la consolidación del sistema neoliberal realizado a partir del golpe de Estado liderado por Pinochet en la década de 1970 en Chile. El país fue el primero en implantar un gobierno neoliberal, instaurando una serie de políticas neoliberales muy severas. Entre estas iniciativas se destacaron la desregulación, la represión sindical, el desempleo masivo, la redistribución de rentas entre las elites, y la privatización del sector público (Anderson, 1995, p. 5). Toda esta lógica del neoliberalismo presente en sus orígenes y dinámicas internacionales ha comenzado en el inicio los años setenta. Es necesario tomar en cuenta que la experiencia chilena seguía el modelo neoliberal norteamericano inspirado en Friedman y en Hayeks sirviendo, además, de inspiración para los británicos, manteniéndose una estrecha relación entre las dos experiencias neoliberales en los años 1980 (Anderson, 1995).

Las experiencias neoliberales en Latinoamérica comienzan a crecer a partir del final de la década de los ochenta. En este sentido, se destacan los casos de México, que comenzó a implantar el sistema neoliberal en 1988; el caso de Argentina en 1989, mismo año en que comienzan también las políticas neoliberales en Venezuela, destacándose en la secuencia el caso de Perú (Anderson, 1995, p. 5). De los casos citados, se destacan con éxito las experiencias vividas en México, Argentina y Perú. Tanto para el caso latinoamericano como en otras zonas del globo, el neoliberalismo sigue avanzando, configurando un movimiento y un sistema inacabado (Hidalgo, Alvarado y Santana , 2017). En general, el neoliberalismo no puede ser considerado un sistema maduro y si un sistema contradictorio que sigue conquistando territorio y adaptándose a distintas escalas y realidades locales (Hidalgo, Santana, y Alvarado, 2016).

El neoliberalismo es un sistema que sigue reinventándose y que se ha mantenido en momentos de crisis, esto porque el sistema mismo surgió en un contexto de crisis conformando un modelo repleto de contradicciones en la práctica (Theodore, Peck, y Brenner 2009). Pese a las discusiones acerca de la crisis del neoliberalismo, este es un sistema que sigue vivo y que a lo largo de su historia ha creado posibilidades de sobrevivir en distintos contexto y escalas (Peck, Theodore, y Brenner, 2012; Theodore et al., 2009). El caso latinoamericano posee sus particularidades y especificidades en relación a la aplicación del sistema. En América Latina, los efectos de la neoliberalización son aún más evidentes. De cierta manera, el modelo neoliberal se demuestra más agresivo y genera procesos de resistencia en los países del sur (Janoschka et al., 2014). Esto ocurre porque en los países más pobres, las disparidades generadas a partir del establecimiento de políticas neoliberales son más intensas y crean desigualdades e impactos espaciales más evidentes que en países europeos.

De acuerdo con la discusión presentada, el neoliberalismo no es lo mismo y no se manifiesta de igual manera en los distintos países, sus reflejos, sus aplicaciones, sus resultados y su interpretación son diferentes en cada lugar. Es cierto que el modelo sigue una misma lógica, sin embargo, su aplicación y sus resultados poseen particularidades locales y están vinculadas a estructuras de poder (Brenner, Peck, y Theodore 2012). En este sentido, para el caso latinoamericano, el neoliberalismo es interpretado como un sistema que forma inmensos problemas sociales y por cuenta de sus resultados se ha creado una serie de movimientos políticos y sociales que intentan resistir y, que al mismo tiempo, buscan proponer otras alternativas para escapar del modelo neoliberal (Cerrutti y Grimson, 2004; Janoschka et al., 2014).

Distintos autores latinoamericanos realizan el análisis del modelo neoliberal, considerando su devenir y su avance en los países del sur en las últimas tres décadas (Cerrutti y Grimson, 2004; Hidalgo et al., 2017; Rey, 2010). El clásico caso chileno ha pasado por distintos momentos de desarrollo y difusión (Hidalgo et al., 2017), a la vez que otros países también han pasado por diferentes períodos de propagación del sistema neoliberal.

El caso argentino es relevante en el contexto latinoamericano, pues ha generado una serie de frentes de resistencia y también de reformulación del modelo neoliberal en respuestas a estos procesos (Cerrutti y Grimson, 2004; Janoschka et al., 2014). El modelo neoliberal implantado en los países de América Latina también siguen la idea de acabar con el Estado de bienestar (Hidalgo et al., 2017). En el caso chileno, la idea era avanzar hacia una nueva forma de pensar el poder público basada principalmente en la teoría monetarista planteada por académicos con formación económica de postgrado por la Universidad de Chicago (Hidalgo et al., 2016).

La fase actual del neoliberalismo en América Latina, se caracteriza también por proponer una serie de políticas que parecen beneficiar a la población, sin embargo, tales políticas generan otros problemas sociales; políticas que supuestamente están vinculadas a iniciativas de mejoramiento en temas como trabajo, salud y educación son propuestas de un neoliberalismo humanizado que en realidad sigue pensando en su reproducción (Hidalgo et al., 2016; Hidalgo et al., 2017). En esta lógica, actualmente, se percibe la entrada de iniciativas de humanización del sistema neoliberal en países como Brasil y Chile.

La humanización del neoliberalismo presente tanto en el caso chileno como para el caso brasileño está presente en las distintas políticas de vivienda. Estas políticas, al mismo tiempo que parecen ser una solución para un problema histórico en los países latinoamericanos, también se presentan como una nueva forma de mantención de la reproducción neoliberal en las ciudades latinoamericanas (Hidalgo et al., 2017). En este contexto, el rostro humano del neoliberalismo está pautado en la lógica de la propiedad privada que, a partir del consumo, incorporan a las ciudades latinoamericanas al sistema neoliberal global (Hidalgo et al., 2017). En este caso específico, las lógicas neoliberales son disfrazadas por la promoción de políticas de viviendas sociales que en el fondo también son una expresión del sistema neoliberal.

Además del ejemplo chileno, el caso más emblemático del neoliberalismo en Latinoamérica, también se destaca el caso argentino que presentó reformas neoliberales radicales (Cerrutti y Grimson, 2004; Janoschka, 2011), en donde hubo una serie de transformaciones relevantes en las estructuras sociales y laborales argentinas. Sin embargo, los argentinos no han aceptado fácilmente los cambios creados por las políticas neoliberales generando un período de protestas (Cerrutti y Grimson, 2004; Rey, 2010). Argentina ha adherido el modelo neoliberal después del golpe militar en el año de 1976, lo que generó transformaciones institucionales significativas, caracterizadas por la desregulación económica y cambios en el poder del Estado. Las políticas neoliberales han causado grandes impactos en la sociedad argentina principalmente a partir de los años 1990, con el establecimiento de un nuevo gobierno con políticas neoliberales priorizando la desregulación, la privatización de empresas y servicios públicos. Los resultados de la implantación del sistema neoliberal, en general, fueron negativos con una amplia crisis económica que estuvo presente en toda la década de los 1990 (Cerrutti y Grimson, 2004).

Las políticas neoliberales han creado diversos cambios relacionados con el mercado del trabajo, restringiendo las oportunidades de empleo, impactando de forma negativa la distribución de ingresos y aumentando los niveles de pobreza. Entre los años 1990 y 2000, se identifican transformaciones en las ofertas laborales, el aumento del desempleo que intensificó procesos de exclusión social, y cambios en las dinámicas del mercado informal que establecieron una situación de vulnerabilidad laboral. Las personas con bajas calificaciones trabajando por cuenta propia, han pasado de un tercio de la población en 1980 a la mitad de la población en 2001 (Cerrutti; Rey, 2010) . Estos cambios causaron un alza de la pobreza entre la población argentina.

Las experiencias vividas en los países centrales, también enfatizaban esta idea de pro-mercado y anti-Estado causando impactos sociales negativos en las dos regiones (Rey, 2010). Esta correlación de fuerzas que limitaba la acción de los sectores populares, auxilió en el proceso de consolidación de los regímenes militares instituidos en Chile, Argentina, Uruguay y Brasil (Rey, 2010). En repuesta a la implantación de los regímenes militares, empezaron a surgir una serie de movimientos sociales que luchaban por la recuperación democrática en América Latina. Esto, sumado a la implantación de las políticas neoliberales que intensificaron algunos problemas sociales vinculados a, por ejemplo, la oferta de trabajo causando el crecimiento de las desigualdades.

En la primera década de los años 2000, período en que predominantemente la izquierda y/o centro-izquierda estaban en el poder en distintos países latinoamericanos, varias políticas de enfoque social fueron propuestas con objetivo de disminuir, por ejemplo, el porcentaje de pobreza entre la población, ocurriendo un cambio en la estructura de las clases sociales. En este sentido, parte de la población que antes era calificada de clase baja ahora es considerada clase media, así como parte del grupo que antes estaba bajo la línea de la pobreza pasa a tener mejores condiciones de vida. Todos los cambios formados por estas políticas han generado cambios en la capacidad de acceso a bienes de consumo y a servicios que antes no eran accesibles a este rango de la población.

Los cambios en la capacidad adquisitiva de bienes y el acceso a servicios públicos y las transformaciones concebidas por estas políticas, también tuvieron otros efectos en el comportamiento de la población. Una parte de la población beneficiada por las políticas sociales propuestas, pasó por un proceso de cambio en su comprensión del proceso fundado por estas políticas sociales desarrolladas; vale decir, una parte significativa de la población que se benefició de las políticas sociales y ascendió a la clase media, es la misma población que hoy apoya políticas que siguen los ideales neoliberales más severos.

Considerando el proceso de estructuración y reestructuración de la sociedad, tomando en cuenta el período anterior y el período de la década de 2000 se plantea que, en el primer período citado, se percibía una estructura de clases bien dividida donde se podía observar diferencias específicas y bien marcadas entre las clases sociales. Para el caso de Brasil, por ejemplo, los números de pobreza eran significativos y era evidente la distancia entre las clases sociales. Con el inicio de los años 2000 y con la ascensión de los gobiernos de izquierda al poder se percibe un cambio en la estructura de las clases sociales componiendo una reestructuración de las mismas a través de distintas políticas enfocadas en temas como desempleo, educación y habitación.

Las transformaciones creadas por las políticas generan cambios en las clases sociales en cuanto, en un primer momento, parecen crear efectos positivos considerando que algunos de los objetivos de los gobiernos fueron realizados, estableciendo la concretización de las políticas propuestas. En un segundo momento, esta reestructuración de la sociedad a través de la transformación de las clases sociales, compone también, un cambio en el pensamiento de las personas beneficiadas por estas políticas sociales. Con base en los argumentos anteriores, a partir de la mitad de la segunda década de los años 2000, se observa un retorno de los partidos que priorizan las políticas neoliberales a los gobiernos en los países latinoamericanos. Tras a la vuelta de estos partidos al poder, está el apoyo de parte de la población y por consecuencia, de la nueva clase media que se produce a través de las políticas ejecutadas anteriormente (Encina, 2019). En este sentido, se observa que los gobiernos anteriores alcanzaron los objetivos de hacer con que más personas formen parte de la clase media. Sin embargo, no lograron mantener el apoyo de parte de estas personas en los procesos electorales subsecuentes.

Los discursos neoliberales son tan potentes que acaban envolviendo a la mayor parte de la población; así, el sistema neoliberal logra que la mayoría de las personas se consideren parte de este tipo de políticas. Entre los discursos neoliberales está, por ejemplo, el tema de la vivienda. Estos discursos hacen uso de distintos atributos para vender sus proyectos, valorizando temas como la importancia de tener la casa propia, siempre presentando las ventajas de comprar una casa o un departamento. Otra forma de difusión del sistema neoliberal ocurre a través del regreso de inversiones públicas y privadas en los centros de las ciudades, generando reestructuración de estas áreas a partir de, por ejemplo, políticas de recuperación patrimonial e incremento de nuevos proyectos inmobiliarios.

La reestructuración urbana como un camino para la ejecución de políticas neoliberales

La reestructuración urbana es también parte de las estrategias de reproducción del capital en las ciudades. En general, la reestructuración ocurre por el impulso de políticas o proyectos públicos que buscan la recuperación, renovación, o rehabilitación de determinadas áreas de la ciudad, sin embargo, estas políticas y proyectos no funcionan solamente con recursos públicos. Habitualmente, las intervenciones en el espacio urbano son conducidas, primeramente, por inversiones públicas que despiertan el interés de lo privado en estas áreas estimulando convenios público-privados. La producción inmobiliaria se relaciona con la política del suelo, además de representar parte importante de la reestructuración en las ciudades latinoamericanas y utiliza los discursos anteriormente mencionados con respeto a la compra de viviendas para seguir su proceso de reproducción.

En el contexto actual de las ciudades sudamericanas estudiadas, la reestructuración urbana surge de la unión entre políticas y proyectos público-privados. Sin embargo, esta reestructuración no ocurre de la misma forma en todas las ciudades, los resultados son diferentes de acuerdo con las particularidades de cada lugar. Estas particularidades están relacionadas con aspectos sociales, culturales, y económicos. Lo que se identifica en las ciudades sudamericanas son distintas expresiones del sistema neoliberal de acuerdo con el contexto local. En casos más complejos de reestructuración, tampoco se evidencian transformaciones estructurales efectivamente positivas ante los cambios concebidos en las ciudades. Para ejemplificar los diferentes tipos de reestructuración urbana, se analizan los casos sudamericanos de Rosario en Argentina y Valparaíso en Chile.

Las diferentes materializaciones del sistema neoliberal en las ciudades de Rosario (Argentina) y Valparaíso (Chile)

El neoliberalismo, desde sus orígenes, siempre ha encontrado formas de reproducirse en las ciudades, adaptándose a distintas escalas y realidades locales; considerando las ciudades portuarias de Rosario y Valparaíso, el escenario no es diferente. El sistema está presente en los dos casos, sin embargo, el proyecto neoliberal se expresa de distintas formas en la producción del espacio de las dos ciudades.

Tomando en consideración el caso de la ciudad de Rosario, el neoliberalismo se ha reproducido en torno a un conjunto de políticas públicas de recuperación de espacios degradados y también, a partir de inversiones privadas que han promocionado la consolidación de la lógica neoliberal en la ciudad. Las políticas públicas impulsadas por la municipalidad estuvieron enfocadas en recuperar espacios públicos del centro e instalar nuevos parques públicos en el borde costero (Vera, 2015). Así, fueron reactivados los usos de estos espacios para la población local y además de esto, estimularon el interés de nuevas inversiones privadas en esta zona de la ciudad. Aparte de la recuperación y creación de espacios públicos por la municipalidad, también se destaca la recuperación de distintas plazas, edificios y paseos peatonales localizados en el centro. Estos cambios fueron realizados con la intención de dejar el área del centro con una apariencia más atractiva y que busca recrear un ambiente histórico (Informante clave 1, comunicación personal, 28 de abril de 2018).

Este conjunto de acciones de recuperación del centro de la ciudad está habilitando la construcción de edificios de última generación en el centro, configurando una mezcla entre el ambiente histórico y moderno en el área del microcentro específicamente. El macrocentro también está pasando por un proceso de desarrollo inmobiliario intenso que está cambiando la fisionomía de los barrios (Informante clave 2, comunicación personal, 05 de mayo de 2018). En este sentido, se está demoliendo casas bajas y antiguas para levantar edificios, intensificando la especulación inmobiliaria en la ciudad. En barrios centrales y cercanos al centro, como el Barrio Pichincha y Refinería se identifican procesos de gentrificación que generan desplazamiento de la población que vivía en estos barrios (Añaños, 2016).

Sumado a los proyectos públicos promocionados por la municipalidad, además de la creación de nuevos parques públicos, también se realizó la renovación de los antiguos galpones del puerto para distintos usos culturales en esta zona. Entre los espacios públicos junto al borde costero están: Parque Urquiza, Parque Nacional a la Bandera, Parque España, Franja Joven, Parque de las Colectividades, Parque Sunchales, Parque Norte. Los denominados parques, además de poseer una extensa área verde, concentran centros culturales, ferias, museos, monumentos que cuentan la historia de la ciudad, promocionan distintos eventos culturales e impulsan el comercio local.

Toda esta zona del borde costero, en la década de 1980, estaba cerrada debido a que eran terrenos exclusivamente portuarios e incluso existía un paredón que impedía la vista del río; realidad que comenzó a cambiar a partir de la década de 1990. En este sentido, la remodelación que se realizó en el borde costero comenzó con la transformación de la costa central (Informante clave 5, comunicación personal, 02 de mayo de 2018).

Tal remodelación fue viabilizada a partir de un convenio público con el gobierno de España, que resultó en la construcción del parque España. Esta fue una inversión potente que impulsó las demás transformaciones del borde costero, no solamente en la parte central, sino también hacia el sur y el norte. De esta forma, se destaca la existencia de más inversiones inmobiliarias hacia el norte, pues toda esta zona está vinculada a residencias de alto patrón, al turismo y están localizadas desde el Monumento de la Bandera hacia el norte. Igualmente, el área concentra la playa de Rosario. Hacia el sur está la zona de frigoríficos y el puerto, es decir, la parte más obrera e industrial de la ciudad.

La experiencia del convenio con el gobierno de España también impulsó otras concesiones incluyendo iniciativas público-privadas. A través de estas concesiones, la municipalidad ha permitido la construcción de proyectos privados con la condición de una contraprestación destinada a la ciudad. En muchos de los casos se abrían calles, mejoraban veredas y vías de acceso (Informante clave 1, comunicación personal, 28 de abril de 2018). Sin embargo, estas intervenciones finalmente servían más al propio interés de los desarrolladores, convirtiendo su negocio en algo más atractivo y operativo. Así, se generaron intervenciones que parecen ser una retribución, pero en realidad sirven a los intereses privados porque tales intervenciones auxilian en la promoción de ventas de sus emprendimientos inmobiliarios (Informante clave 1, comunicación personal, 28 de abril de 2018).

Debido a lo anterior, la zona que hasta fines de los años 1990 era utilizada solamente por las actividades del puerto, pasa a ser foco de políticas públicas y de inversiones promocionadas por el mercado inmobiliario; al tiempo que concentra recursos públicos, se valoriza este espacio que antes era depreciado, favoreciendo nuevas inversiones privadas para la misma zona. Para el caso de Rosario, es evidente la actuación del mercado inmobiliario en las cercanías del borde costero y también un alza en los valores de terrenos y construcciones ya existentes en el borde y el centro (Informante clave 3, comunicación personal, 03 de mayo de 2018). De esta forma, en la ciudad se consolidan las inversiones inmobiliarias que se hacen cargo y dominan una parte significativa de las transformaciones que ocurren en el borde costero. Este tipo de estrategias y acciones vinculadas al mercado inmobiliario, son comunes en distintas ciudades portuarias europeas y también se aplican para el caso latinoamericano.

Otra estrategia de reproducción de la lógica neoliberal en la ciudad son las acciones que el gobierno local ha promocionado para impulsar Rosario como uno de los destinos turísticos del país. Por lo anterior, algunos monumentos, museos y edificios públicos importantes pasaron por procesos de remodelación, con la intención de promocionar estos lugares como sitios atractivos y que cuentan una parte importante de la historia del país. Las distintas acciones citadas, han impulsado las actividades turísticas, principalmente en los fines de semana cuyo se manifiesta un alza en el número de turistas oriundos del país y de otras nacionalidades en la ciudad.

La actividad turística genera un aumento en el consumo de servicios y comercios locales, por esto también ha crecido el número de bares, restaurantes y hospedajes en la ciudad. Con relación a la oferta de hospedaje se identifica un crecimiento significativo de distintas alternativas, como por ejemplo, el caso de arriendo de departamentos de un dormitorio o monoambientes por la plataforma Airbnb. Estos son los cambios que están dinamizando e impulsando la reestructuración del área central de Rosario (Informante clave 1, comunicación personal, 28 de abril de 2018).

Por otra parte, en el caso de Valparaíso el tema puede ser más complejo, esto porque la ciudad ha pasado por un largo proceso de degradación y deterioro de su patrimonio localizado en el área central de la ciudad. Fenómenos como el desplazamiento hacia a otras zonas de la ciudad y también hacia otras comunas han intensificado el deterioro y la sensación de abandono en el centro de la ciudad (Informante clave 6, comunicación personal, 05 de julio de 2019). En los últimos años, algunos proyectos se han preocupado en recuperar el área central de la ciudad. Contrastando el deterioro actual con el deterioro que había en los años 1980 y 1990, se perciben algunas mejorías porque lo que había en las décadas citadas era una depreciación profunda de la ciudad (Informante clave 7, comunicación personal, 04 de julio de 2019).

Antes de la declaratoria de la Unesco, Valparaíso recibió ciertas inversiones con la intención de preparar a la ciudad para su promoción a la categoría patrimonial otorgada por Unesco. Sin embargo, los cambios más significativos en una parte específica de la ciudad fueron promovidos luego del reconocimiento de Valparaíso como Patrimonio de la Humanidad. Así, las inversiones realizadas por parte de este proyecto han impactado y regenerado los cerros Alegre, Cerro Concepción, Cerro Toro, Santo Domingo, Artillería, un tramo del Cerro Bellavista, todos muy cercanos y vinculados al centro de la ciudad (Informante clave 6, comunicación personal, 05 de julio de 2019). Resulta que la recuperación de esta zona, no ha sido suficiente para generar una recuperación total de la ciudad. La inversión recibida, por medio de este proyecto de la Unesco, no fue capaz de recuperar todo el patrimonio de Valparaíso. Por lo anterior, es notoria una mejoría en el área existiendo una valorización, sin embargo, las inversiones no han acompañado un proceso de patrimonialización total de la ciudad que también se relaciona con interés y con poder de decisión de dónde invertir recursos (Informante clave 7, comunicación personal, 04 de julio de 2019).

La declaratoria de la Unesco también puede ser vista como una iniciativa que genera otros conflictos en Valparaíso. Las inversiones hechas por el proyecto se limitaron a una parte muy específica de la ciudad, componiendo un área de concentración turística que aporta mucho más a las personas que visitan a Valparaíso, que a las personas que viven en la ciudad. Es decir, gran parte de la población porteña no disfruta de la zona declarada patrimonio de la humanidad. En este sentido, la zona se transforma radicalmente en un centro turístico, en un modelo pensado para el turista, no para la población de Valparaíso.

Debido a lo mencionado, han surgido ciertos cuestionamientos con respeto a los impactos del turismo vinculado al consumo, el cual puede transformar intensamente las dinámicas más auténticas de la zona, sin que la actividad turística signifique un real intercambio cultural. Como efecto de estos cambios, se identifica el fenómeno del desplazamiento de personas que no pueden permanecer en estos lugares por temas financieros. Además, el ambiente turístico se transforma en un lugar poco atractivo y deseable para las personas que habitan y viven en la ciudad. En esta lógica, los habitantes son expulsados debido a los cambios de las condiciones de vida y también debido a las transformaciones en las condiciones económicas necesarias para vivir en estos lugares (Informante clave 9, comunicación personal, 05 de julio de 2018).

En esta zona declarada patrimonio de la humanidad hubo un recambio comercial en función del turismo, además de que Valparaíso empezó a atraer otro tipo de inversiones privadas. En respuesta a estas propuestas y cambios, también fueron creados algunos proyectos por organizaciones locales en resistencia a los cambios generados en la ciudad. Entre los proyectos está el Lugar Valioso que busca valorizar el comercio disperso, auténtico y no excluyente que está distribuido por toda la ciudad, asociado a la vida cotidiana y negocios de escala de barrio. La idea es también mantener la relación de interdependencia entre locatarios y clientes, no solo relacionada al consumo, sino que a otros factores sociales y culturales de la ciudad.

Además de los problemas de deterioro, Valparaíso tiene otras complicaciones asociadas a problemas sociales y económicos vinculados al desempleo, depresión social, un tema de pobreza (Informante clave 10, comunicación personal, 03 de agosto de 2018). En términos económicos, lo que ha funcionado para el país es el consumo, esto porque en Chile, la economía interna está fuertemente vinculada a este. En el caso de Valparaíso, el tema se torna un poco más complejo debido a que el poder de consumo de la población es muy limitado. De esta manera, el neoliberalismo se desarrolló a través de un sistema de endeudamiento dirigido a las clases bajas. Por lo anterior, se ha conformado un dispositivo social, disponiendo de tiendas de baja gama y bajas tasas de endeudamiento (Informante clave 7, comunicación personal, 04 de julio de 2019).

Los niveles de consumo en Valparaíso, no son los mismos que se encuentran en Santiago; pese a esto, las pautas del neoliberalismo están de igual forma presentes en la ciudad. En el centro, hubo una explosión de tiendas chinas y de salas de juegos cubiertas (Informante clave 7, comunicación personal, 04 de julio de 2019). Estos cambios comerciales en el área central, establecen la instalación del neoliberalismo en la pobreza. En este contexto, el neoliberalismo no es solo un modelo económico, es también cultural y este modelo fue instalado transversalmente en Chile. Así, lo que existe en Valparaíso es un neoliberalismo adaptado a la realidad y a la escala de la ciudad.

La reestructuración comercial de la ciudad ocurrió principalmente por la sustitución del comercio tradicional de abastecimiento doméstico por el comercio y las tiendas chinas. Además del comercio chino, también han proliferado en la ciudad las barberías y peluquerías. El plan de la ciudad sigue siendo de los habitantes de Valparaíso en conjunto con los inmigrantes. De esta forma, los nuevos emprendimientos comerciales establecidos en el plan de la ciudad, aún están dirigidos hacia los propios habitantes de Valparaíso con el perfil y el poder adquisitivo limitado anteriormente descrito. Por lo tanto, cuyo se considera como ejemplo la dimensión del comercio, se identifican cambios en las dinámicas del centro. Otro tipo de comercio que ha crecido de forma significativa es el comercio informal, de los vendedores ambulantes que es conformado fuertemente por los habitantes oriundos de Valparaíso (que viven en los cerros) y por los inmigrantes. En este sentido, el comercio ambulante en la ciudad es resultado de las dificultades económicas y del desempleo enfrentado por la población local.

En los últimos años, otras estrategias e ideas de proyectos que buscaban la restructuración de la ciudad a partir de intervenciones públicas y/o privadas de recuperación del área central no fueron lo suficientemente efectivas principalmente por dos motivos. Primero, porque los recursos de la municipalidad son extremadamente limitados para promover nuevas intervenciones de recuperación del área central de la ciudad en conjunto con la problemática de centralismo; y, en segundo lugar, por la instabilidad generada, por ejemplo, por los conflictos entre los proyectos vinculados al puerto y las empresas privadas que ahí actúan (Informante clave 8, comunicación personal, 09 de agosto de 2018). Esta situación produce una sensación de inseguridad, creyo conflictos con el gobierno y además de esto, promueve un ambiente de inseguridad que inhibe la posibilidad de nuevas inversiones e intervenciones en el área central de la ciudad.

Conclusiones

Primeramente, el neoliberalismo se muestra como un modelo que busca implantar un nuevo sistema económico que genera cambios sociales profundos. El trabajo discute la implantación del neoliberalismo en distintos países de América Latina, subrayando algunos casos importantes como Chile y Argentina. En esta lógica, se describen algunas características de implementación del sistema neoliberal de acuerdo con las particularidades de cada país. También se destacan distintas estrategias de difusión de las políticas neoliberales en las ciudades. Entre las estrategias mencionadas, se matiza la actuación del mercado inmobiliario, cambios de comercio y servicios locales. Además, se incorpora la discusión sobre la reestructuración urbana para explicar las diferentes formas de reproducción del sistema neoliberal en las ciudades. Por lo tanto, los casos de Rosario y Valparaíso demuestran distintas expresiones del neoliberalismo en ciudades portuarias sudamericanas.

Actualmente, la reestructuración de áreas centrales en ciudades puerto se relaciona con una fuerte inversión en producción inmobiliaria y de otros servicios privados que transforman el borde costero y el centro de la ciudad, siendo estos casos muy comunes en ciudades de Europa y del norte global. Para el contexto latinoamericano, también se identifican algunos casos que siguen esta misma lógica de convenios público-privados en las áreas centrales de las ciudades puerto. En Rosario, existe una fuerte aplicación de políticas y de proyectos inmobiliarios tanto en la zona del borde costero, como en el centro de la ciudad. El fenómeno ocurre porque, en los últimos años, la ciudad ha recibido gran cantidad de inversiones públicas y también privadas que han generado una reestructuración del área central. Así, estas inversiones exponen las características comunes de reproducción neoliberal en la ciudad a través de la ejecución de proyectos inmobiliarios.

En el caso de Valparaíso, se identifica otro tipo de expresión neoliberal que se adapta a la realidad de los porteños. Esta realidad expone una condición fuertemente limitada y precaria para el consumo, considerando las condiciones económicas de la población. De esta forma, la visión tradicional de la consolidación del neoliberalismo a través de la aplicación y la dominación de, por ejemplo, actividades inmobiliarias no funciona con la misma intensidad en el área central de Valparaíso. Sin embargo, el neoliberalismo se expresa de una manera distinta en la ciudad, a través de los cambios del comercio tradicional que fue sustituido por el comercio chino y también por el comercio informal ambulante. Así, se identifican otras formas de comercio y de funcionamiento del neoliberalismo. En este contexto, los cambios comerciales han generado un recambio en la utilización del espacio público de la ciudad. Existe también un proceso de valorización turística y de gentrificación situados en la zona intervenida por la Unesco, sin embargo, no son los únicos resultados de las transformaciones actuales.

La reestructuración urbana considerada para las áreas centrales de las ciudades estudiadas, indica alternativas que colaboran para la difusión de las políticas neoliberales en las ciudades portuarias sudamericanas. Se puede concluir que la reestructuración desarrollada por parte de políticas públicas, finalmente, se vincula a convenios y/o proyectos privados que impulsan la reproducción de políticas neoliberales en la ciudad. Para el caso de Rosario, está presente una reproducción neoliberal vinculada a la recuperación y la creación de espacios públicos que generan la expansión del mercado inmobiliario. En tanto en Valparaíso, se presenta un cambio del comercio tradicional por el comercio chino y el comercio informal que expresa otros reflejos y formas de difusión del neoliberalismo en la ciudad.

Referencias

Añaños, María Celina (2016). Escalas combinadas de gentrificación: estado, empresas, propietarios individuales Puerto Norte y el barrio Refinería. Madrid: Rosario, Argentina. Congreso Internacional Contested Cities. [ Links ]

Anderson, Perry (1995). Balanço do neoliberalismo. Pós-Neoliberalismo: As Políticas Sociais e o Estado Democrático. Rio de Janeiro: Paz e Terra, 9-23. [ Links ]

Brenner, Neil, Jamie Peck y Nik Theodore (2012). "Após a neoliberalização?" Cadernos Metrópole, 14(27). [ Links ]

Brenner, Neil y Nik Theodore (2002). Cities and the geographies of “actually existing neoliberalism.” Antipode, 34(3), 349-379. [ Links ]

Casgrain, Aantonie y Michael Janoschka (2013). Gentrificación y resistencia en las ciudades Latinoamericanas el ejemplo de Santiago de Chile. Andamios, 19-44. [ Links ]

Cerrutti, Marcela y Alejandro Grimson (2004). "Buenos Aires, neoliberalismo y después. Cambios socioeconómicos y respuestas populares". Cuadernos Del IDES, 5, 3-63. [ Links ]

Encina, Carlos Ruíz (2019). La política en el neoliberalismo: Experiencias latinoamericanas. Santiago de Chile: LOM ediciones. [ Links ]

Harvey, David (2007). Breve historia del neoliberalismo. Ediciones Akal. [ Links ]

Hidalgo, Rodrigo, Voltaire Alvarado y Daniel Santana (2017). "La espacialidad neoliberal de la producción de vivienda social en las áreas metropolitanas de Valparaíso y Santiago (1990-2014):¿ hacia la construcción idelógica de un rostro humano?" Cadernos Metrópole , 19(39). [ Links ]

Hidalgo, Rodrigo, Voltaire Alvarado y Daniel Santana (2016). Los expulsados de la metrópoli: expolio y esquilmo en la locación de la vivienda social en la ciudad neoliberal. Una perspectiva de Santiago y Valparaíso. Estudios Socioterritoriales, 2. [ Links ]

Hidalgo, Rodrigo, Paula Quijada, Voltaire Alvarado y Daniel Santana (2017). "Estado y propiedad: La política de vivienda social y la construcción de rutas hacia el neoliberalismo en América Latina y Chile". Revista de Ciencias Sociales, 32, 11-33. [ Links ]

Hidalgo, Rodrigo, Daniel Santana y Voltaire Alvarado (2016). Mitos, ideologías y utopías neoliberales de la producción del espacio: hacia una agenda de investigación alternativa. En Las Costas Del Neoliberalismo. Naturaleza, Urbanización y Producción Inmobiliaria: Experiencias En Chile y Argentina. Santiago de Chile, Instituto de Geografía, Pontificia Universidad Católica de Chile, 24-66. [ Links ]

Janoschka, Michael (2011). "Geografías urbanas en la era del neoliberalismo. Una conceptualización de la resistencia local a través de la participación y la ciudadanía urbana". Investigaciones Geográficas, (76), 118-132. [ Links ]

Janoschka, Michael, Jorge Sequera y Luis Salinas (2014). "Gentrificación en España y América Latina: Un diálogo crítico". Revista de Geografía Norte Grande, (58), 7-40. [ Links ]

Peck, Jamie (2012). "Neoliberalismo y crisis actual". Documentos y Aportes En Administración Pública y Gestión Estatal, 19, 7-27. [ Links ]

Peck, Jamie, Nik Theodore y Neil Brenner (2012). "Mal-estar no pós-neoliberalismo". Novos Estudos-CEBRAP, (92), 59-78. [ Links ]

Peck, Jamie y Adam Tickell (2002). "Neoliberalizing space".Antipode , 34(3), 380-404. [ Links ]

Rey, Mabel (2010). "Después de la globalización neoliberal.¿ Qué Estado en América Latina?" Cuadernos Del Pensamiento Crítico Latinoamericano, (32). [ Links ]

Sevilla Buitrago, Alvaro (2015). Urbanismo, crisis y austeridad. Ciudades, (18), 31-48. [ Links ]

Ventura, Maria (2007). "Movimientos sociales y partidos políticos en América Latina: una relación cambiante y compleja". Política y Cultura, (27), 31-53. [ Links ]

Theodore, Nik, Jamie Peck y Neil Brenner (2009). "Urbanismo neoliberal: la ciudad y el imperio de los mercados". Temas Sociales, 66, 1-11. [ Links ]

Vera, Paula (2015). "Ciudad saludable, ciudad turística. Espacialización de imaginarios y prácticas urbanas (Rosario, Argentina)". Rotur: revista de ocio y turismo, (10), 43-58 [ Links ]

Sobre la autora

1 Los entrevistados son identificados como informantes clave porque firmaron un consentimiento informado que resguarda sus identidades.

2Página web del proyecto: http://www.lugarvalioso.cl/web/

Recibido: 12 de Septiembre de 2019; Aprobado: 22 de Noviembre de 2019

Paula Neumann Novack es Doctora (c) en Geografía por la Pontificia Universidad Católica de Chile. Colaboradora del Laboratorio de Estudios Urbanos y Regionales de la Universidad Federal de Pelotas/Brasil. Correo Electrónico: paulanovack@gmail.com

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons