SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número45Uso e influencia de Twitter en la comunicación política: el caso del Partido Popular y Podemos en las elecciones generales de 2016Comunicación y espacio público en Chile. Una aproximación a la gráfica como referente ideológico en los años 70 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Cuadernos.info

versión impresa ISSN 0719-3661versión On-line ISSN 0719-367X

Cuad.inf.  no.45 Santiago dic. 2019

http://dx.doi.org/10.7764/cdi.45.1454 

TEMAS GENERALES

Ciberciudadanía a través de Twitter: caso Gran Marcha Carnaval y consultas populares contra la minería en La Colosa

Cyber-citizenship through Twitter: the case of Gran Marcha Carnaval and popular consultations against mining in La Colosa

Cibercidadania através do Twitter: caso Grande Marcha Carnaval e consultas populares contra a mineração em La Colosa

Miguel Ezequiel Badillo Mendoza* 

Carmen Marta-Lazo** 

*Universidad Nacional Abierta y a Distancia, Palmira, Colombia (miguel.badillo@unad.edu.co)

**Universidad Zaragoza, Zaragoza, España (cmarta@unizar.es)

Resumen:

Este artículo trata sobre la identificación de prácticas de ciberciudadanía a través de Twitter, en las acciones colectivas, la Gran Marcha Carnaval y las consultas populares contra la minería en La Colosa. Se utilizan el estudio de caso y la etnografía virtual, con técnicas de observación y análisis de contenido sobre tres cuentas: @defensavida, @marchacarnaval y @votoNoalamina, así como la aplicación de una matriz de codificación. Se comprueban prácticas de ciberciudadanía en una ideología legitimizada en las emociones, la defensa de la naturaleza y acciones en red que conectan la identidad, la relación local-global y la movilización de recursos y sujetos.

Palabras clave: ciberciudadanía; comunicación digital; Twitter; La Colosa; minería; movimientos sociales

Abstract:

This paper focuses on the identification of cyber-citizen practices through Twitter, in collective actions, the Gran Marcha Carnaval and popular consultations against La Colosa. It uses case study and virtual ethnography, with observation techniques and quantitative content analysis on three accounts: @defensavida, @marchacarnaval and @votoNoalamina, as well as a coding matrix. Cyber-citizen practices are tested in an ideology legitimized in emotions, the defense of nature and network actions that connect the identity, the local-global relationship and the mobilization of resources and subjects.

Keywords: cyber-citizenship; digital communication; Twitter; La Colosa; mining; social movements

Resumo:

Este artigo trata da identificação de práticas de cibercidadania através do Twitter, nas ações coletivas, a Grande Marcha Carnaval e as consultas populares contra a mineração em La Colosa. São utilizados o estudo de caso e a etnografia virtual, com técnicas de observação e análise de conteúdo em três contas: @defensavida, @marchacarnaval e @votoNoalamina, assim como a aplicação de uma matriz de codificação. São comprovadas práticas de cibercidadania com uma ideologia legitimada nas emoções, a defesa da natureza e ações de rede que conectam a identidade, a relação local-global e a mobilização de recursos e sujeitos.

Palavras-chave: cibercidadania; comunicação digital; Twitter; La Colosa; mineração; movimentos sociais

Introducción

En la actualidad, la acción colectiva (Vargas, 2003; Melucci, 2002; Tilly, 2010) por parte de los movimientos sociales no se concibe sin una presencia determinante del uso de los medios de comunicación digital. En este contexto, la acción colectiva incide en la política y en la apropiación social de la tecnología, redefiniendo la participación convencional ligada a la democracia representativa, así como la participación política no convencional, dirigida al activismo y con predominancia del ciberespacio como escenario estratégico (Robles, 2015).

En un inicio, se caracterizó por la utilización de los beneficios que ofrece Internet; ahora, los usos han evolucionado hacia las interacciones en redes digitales y mediante acciones de política situada (Escobar, 2007), creando un ecosistema que trasciende el hacktivismo y que evidencia configuraciones de nuevas relaciones y modelos de comunicación de los ciudadanos a partir de su analogía con el ciberespacio, como la denominada Sociedad Red (Castells, 2000), la desintermediación comunicativa y los nuevos modelos de interacción y conexión social, como el individualismo en red (Castells, 2009) y las hipermediaciones (Scolari, 2008).

Esta perspectiva se denomina ciberciudadanía, concepto que ha entrado a formar parte de los abordajes teóricos de la comunicación política y los estudios ciberculturales, pero que aún evidencia vacíos ya que se identifica con la ciudadanía digital, más dirigida al uso de las funciones del Estado y a la implementación de dispositivos que dinamicen la democracia representativa. En cambio, esas interacciones y correlaciones que surgen en procesos de activismo social entre las esferas digitales y de gestión in situ son escenarios con poca atención que, a juicio de la presente investigación, se consolidan en ámbitos de nuevas formas de interactuar y que iluminan recientes dimensiones de lo que se denomina un ciberciudadano.

El objetivo general de la investigación consistió en conocer si la información de medios digitales, acciones colectivas y consultas populares son manifestaciones de una ciberciudadanía en contra de la explotación minera en el proyecto La Colosa. Para este artículo, se presentarán los resultados publicados en Twitter, específicamente a través de tres cuentas, sobre la Gran Marcha Carnaval y las consultas populares.

Marco teórico

Ciberciudadanía

Internet y la promulgación de las ecologías digitales establecen diversidad de relaciones con la sociedad. Así, se generan prácticas como el gobierno electrónico, el entretenimiento, el desarrollo científico y vida cotidiana (Martínez, 2004; Finquelievich, Baumann, & Jara, 2001). Del mismo modo, surgen analfabetismos, exclusiones e inequidad, demostrando una diferenciación en la calidad del acceso a los dispositivos virtuales (Robinson, 2005; Araya, 2005), generando clasificaciones sociales a partir de la conectividad y la tecnología.

Otras relaciones que emergen son los discursos, a través de acciones, ideologías y poder que mediante Internet operan como cimientos sociales (Porras, 2005), y la ciberciudadanía, categoría que se suma a las crisis de la ciudadanía contemporánea (Ariza, 2007; Bartolomé & Cabrera, 2003; Rueda, 2006), como una representación a partir de la configuración de una vida transversalizada por las tecnologías y la necesidad de colocar en una esfera pública la diferenciación y luchas por los diversos derechos.

Los estudios que permiten acercarse a la ciberciudadanía se encuentran en dos vertientes: una primera perspectiva desde la gestión, ligada a prácticas relacionadas con el uso de las tecnologías para la modernización del Estado, una mayor eficiencia y mejora de procesos como el sufragio y el ejercicio de la democracia (Galindo, 1998; Porras, 2005), con conceptos como gobierno electrónico (Ruelas & Pérez, 2006), e-democracia, ciberdemocracia (Prats & Del Álamo, 2003) y democracia electrónica (Van Dijk, 2000).

La segunda postura aborda la ciberciudadanía como un discurso, ligada a las prácticas sociales que consisten en ámbitos de sentido y enunciación; es decir, el asunto es menos de técnica y más de interacción sociocultural. Estas referencias se encuentran en el Primer Congreso Online del Observatorio para la CiberSociedad, realizado en 2002 en España, en donde se promulgó el Manifiesto por el ejercicio de una ciberciudadanía activa. Esta visión discursiva integra análisis conformados por la triada ciudadanía, cibercultura y globalización (Lozada, 2004) con lineamientos de la ciudadanía contemporánea que se consolidan desde una visión de las tecnologías que no se desliga de las realidades socioculturales (De Moraes, 2004) y que han transformado la esfera pública (Martín-Barbero, 2001). En esta línea existen igualmente estudios de la ciudadanía y la tecnología, relacionados con las representaciones sociales (Lozada, 2004), ligados a la hegemonía y el mercado (Páez, 2009) y de oportunidades de creación de un universo referencial (Viché, 2008).

Para esta investigación, la ciberciudadanía en general se desmarca de la concepción de gestión para instalarse en una posición crítica y sociocultural. Se distingue como las diversas relaciones o manifestaciones de los sujetos que fundamentan una sociedad, ejercen derechos y deberes y, de acuerdo a determinadas situaciones, movilizan acciones colectivas, desde una visión ecológica de la comunicación, actuando desde un raciocinio que integra lo cibercultural y la política situada.

Se trata de una derivación fruto de la crisis del concepto tradicional de Marshall (citado en Varela, 2008), basado en los derechos civiles, políticos y sociales y de fenómenos sociales como la globalización, la caída de los Estados Nación, la soberanía, el territorio, la identidad, las migraciones, el género, la crisis ambiental, el tránsito de escenarios socioespaciales a sociocomunicacionales, y el desarrollo tecnológico.

El ciberciudadano se considera un sujeto que transita en la actualidad por los derechos socioculturales o derechos de tercera generación, referidos a colectividades específicas e incluso de cuarta generación relativos a la bioética y, de manera fundamental, con relación al derecho a la información y como consumidor de tecnologías. Las necesidades de criterio y criticidad en este sujeto son fundamentales para garantizar mejores niveles de empoderamiento y participación (Marta Lazo & Grandio, 2013).

Referirse a una lógica cibercultural es comprender el ciberespacio como un eje que complementa lo real y lo virtual consolidándose en una esfera pública (De Moraes, 2004), donde las expresiones y acciones de los sujetos y las formas de consumir y producir (Marta-Lazo, Segura-Anaya, & Martínez Oliván, 2017) son representaciones a manera de huellas que van dejando los ciudadanos en la red, inaugurando un espacio político que plantea riesgos y conlleva oportunidades, tales como: una comunicación interactiva, la creación de nuevas identidades, el desarrollo de proyectos cooperativos, y el desarrollo comunitario y la superación de las contradicciones sociales, factores que convierten al ciberespacio en un entorno socioeducativo de vital importancia para la intervención de los animadores y los colectivos sociales (Viché, 2008, p. 2).

Una visión ecológica de la comunicación consolida la ciberciudadanía. Esta ecología se adapta y permite construir nuevas formas de encontrarse con interacciones locales-globales, donde las tecnologías operan como mediaciones entre actores y fenómenos con una alta capacidad de adaptación, dando forma a lo que Scolari denomina hipermediaciones, entendidas como un “conjunto de intercambios, hibridaciones y mediaciones dentro de un entorno donde confluyen tecnologías, discursos y culturas” (2008, p. 26), sin dejar de lado las posibilidades relativas a los contenidos y la importancia de una mayor comprensión frente a lo que comunica y aprende (Hergueta-Covacho, Marta-Lazo, & Gabelas-Barroso, 2016).

En ese perfil, las redes sociales han cobrado un papel preponderante en su uso en diferentes escenarios y acciones de protesta, básicamente por ser escenarios autónomos, que permiten liberarse de intermediarios, brindan acceso, inmediatez, impacto, atacan el paradigma tradicional de los mass media y renuevan los espacios de opinión y debate público. Para esta investigación, el Twitter cobra un interés especial en tanto

Es una red social que permite la interrelación de los flujos de información e ideas de diseño de colaboración en tiempo real, el cambio y la aceleración de los procesos globales de la mente colectiva. Se diferencia de otras redes sociales de Internet, como Facebook, por ejemplo, por ser independiente de las redes de relaciones, incluyendo el fuera de línea para trabajar. El foco de Twitter es la calidad y el tipo de contenido (Alzamora & Braga, 2014, p. 19).

Respecto de la política situada, la dinámica ciberespacial como esfera pública establece asociaciones entre las acciones virtuales y la interacción offline (Rueda, 2006) las implicaciones de la cibercultura se evidencian en el ciberespacio, pero los sujetos lo viven y actúan en lo físico. Escobar (2007) señala que lo político en el ciberespacio no debe perder el arraigo del lugar, en tanto mucho de lo que es necesario transformar depende de relaciones de poder en el mundo real.

Contexto de la investigación

La investigación tomó como estudio de caso el proyecto minero La Colosa, en Tolima, Colombia. Allí, en 2007 y en el marco de una promulgación e implementación de una política extractiva en ese país, se anunció que la empresa Anglo Gold Ashanti (AGA) había descubierto una de las diez minas de oro más grandes del mundo (Mina de oro La Colosa…, 2009).

El escenario geográfico es el Departamento de Tolima, cuya capital es la ciudad de Ibagué. Está ubicada al centro oeste de Colombia y cuenta con una población de 1.420.000 habitantes, y su economía se basa en la agroindustria, los servicios y la industria. Lo componen 47 municipios, de los cuales Cajamarca y Piedras han sido ejes de los proyectos mineros y, junto con la capital, Ibagué, epicentros de los movimientos de resistencia. Según el Observatorio de Conflictos Mineros (2014), el proyecto minero La Colosa sería de carácter regional, integrando otros títulos mineros que la empresa Anglo Gold Ashanti tiene en la región.

Desde ese momento, se generaron tensiones entre el Estado, la empresa minera y la comunidad, pues al ser el montaje de la mina a cielo abierto generaría un alto impacto ambiental en la región (Tamayo, González, & González, 2013). Este proceso se caracterizó por la manipulación de la información, la parcialidad de los medios informativos nacionales y regionales, y las presiones políticas y jurídicas para el desarrollo del proyecto (Corredor, 2014). La comunidad respondió mediante acciones como la generación y circulación de contenidos por medios digitales y redes sociales, la realización de bloqueos, protestas y marchas en diferentes regiones, y las consultas populares realizadas en municipios, en las que se generaba una votación a la comunidad sobre su aprobación o no a la implementación del proyecto minero en la región (Corredor, 2014). Los impactos de estas acciones y, en especial, los resultados de la consulta de Cajamarca del 26 de marzo de 2017 llevaron a que la empresa AGA informara a la comunidad la suspensión del proyecto en la región en abril de 2017 (Vargas, 2017).

Por otro lado, está el contexto digital en Colombia: según el Boletín Trimestral de las TIC 2018, publicado por el MINTIC, el país contaba en el primer trimestre de ese año con 30,4 millones de conexiones a Internet, de las cuales 23,9 millones eran móviles. De acuerdo al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) (2018), en una población estimada de 45,5 millones de personas en 2018, 29 millones eran usuarios activos en redes sociales virtuales, lo que señala un panorama en evolución constante sobre el uso de las TIC en procesos como entretenimiento, comercio electrónico y comunicaciones.

Con relación al activismo digital, el país cuenta con antecedentes como Un millón de voces contra las FARC (movilización social en 2008 contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, convocada por Facebook); la Ola Verde (una movilización espontánea en redes sociales para el apoyo al candidato a la presidencia Antanas Mockus en 2010); la muerte de Rosa Elvira Cely (el feminicidio de Rosa Elvira en 2012 motivó una presión en las redes sociales que incidió en la creación de la ley con su nombre, logrando un avance en las garantías y el reconocimiento de los derechos de la mujer); el Paro Nacional Agrario de 2013 (movilización de organizaciones campesinas durante 21 días, donde el uso de redes sociales construyó redes nacionales e internacionales y se mostraron los abusos y las dinámicas de las marchas y protestas); la campaña del SÍ o el NO (en 2016 el país se enfrentó directamente al uso de fake news, boots, hackers, en el marco de la votación por el plebiscito por la Paz en Colombia), y la campaña presidencial de 2017, eventos últimos donde los contenidos en redes sociales virtuales y motivaciones particulares prevalecieron sobre controles, lógica y ética comunicacional (MOE, 2018).

Colombia convive históricamente con un conflicto entre el país urbano y el rural, siendo este último marginado y víctima directa de los problemas sociales de mayor conmoción; así, los impactos ambientales, y en especial el de La Colosa, iniciado en 2008 aproximadamente y ubicado en un sector rural, se enfrentaron mediáticamente a otros acontecimientos sociales en el país, como la guerra contra la insurgencia entre 2002 y 2010 y la firma de los acuerdos de paz de La Habana (2012-2016), que acapararon la atención del país. Por ello, lo sucedido en La Colosa tiene un especial interés, en tanto son escenarios en los cuales, desde diversas regiones, ciudadanos y organizaciones sociales lucharon para colocar los temas ambientales en la agenda política y en la esfera informativa (Polo, 2017). A nivel ambiental, si bien hay acciones, la defensa del Páramo Santurban en Santander contra la explotación minera por parte de la empresa canadiense Greystar Resources LTDA, fue un eje sobre el cual los movimientos ambientales comenzaron a usar las redes sociales virtuales para las acciones de resistencia (Páramo de Santurban…, 2018); más reciente es el caso del proyecto hidroeléctrico de Hidroituango, donde las diversas emergencias han tenido una difusión masiva a través de redes sociales e Internet (Nuevo derrumbe…, 2018), así como el derrame de petróleo por parte de la empresa Ecopetrol en Barrancabermeja (Santander) en 2018 (Algo huele mal, 2018), en el cual las redes cumplieron un papel determinante para informar y movilizar a la opinión ciudadana sobre el tema. Estos eventos han fortalecido la incorporación de lo ambiental en el pensamiento colectivo, que ha encontrado en las redes sociales y en los medios de comunicación mecanismos para la defensa del medio ambiente (Guhl, 2016).

Partiendo de los supuestos teóricos señalados, la problemática conlleva la siguiente pregunta de investigación: ¿Se identifican prácticas de ciberciudadanía a través de la red social Twitter en las acciones colectivas realizadas, como la Gran Marcha Carnaval y las consultas populares contra el proyecto minero La Colosa, en Tolima, Colombia?

Metodología

La metodología de investigación es de carácter mixto (Creswell, 2013) y de alcance exploratorio y descriptivo. Se utiliza el estudio de caso a partir de la propuesta de Galeano (2007), que establece tres fases para su desarrollo: exploración, focalización y profundización; para el análisis de las plataformas digitales se usó la etnografía virtual (Hine, 2004) y el software Twitonomy. A continuación, se explica el diseño desarrollado.

Fase de exploración

En la primera fase, se partió de los resultados de Badillo (2015) y Badillo & Marta-Lazo (2014), donde se analizaron 235 registros que entre 2008 y 2015 publicaron contenidos sobre el proyecto minero La Colosa en medios digitales. Sobre dichos antecedentes se reconocieron como actores definitivos para las acciones online y offline contra el proyecto minero La Colosa al Comité Ambiental en Defensa de la Vida y a la Red de comités ambientales de Tolima. La selección, además del reflejo en los registros de publicación, se basó en los siguientes criterios: una organización social con una estructura definida, prácticas comunicativas en formatos tradicionales y digitales, el uso de una página web y una trayectoria en acciones offline y online de denuncia contra el proyecto minero La Colosa. Mediante una observación no participante sobre la página web https://comiteambiental.com/ se localizaron las siguientes cuentas en Twitter adecuadas al objetivo trazado: @defensavida, @votoNoalamina y @Marchacarnaval, seleccionadas para este estudio. Los rangos de fechas elegidos cubren desde la creación de la cuenta, ya que interesa conocer su comportamiento general e identificar los momentos en los cuales se reconozcan variaciones significativas.

Fase de focalización

En la segunda fase se aplicó un análisis de contenido a las cuentas citadas mediante el software de analíticas de Twitter Twitonomy. Este software permite descargar los tuits, retuits y diversos datos cuantitativos sobre el comportamiento de las cuentas. Siguiendo a Krippendorff (1990), para el ejercicio se definieron:

  • Unidad de muestreo: tuits publicados en las cuentas @defensavida, @marchacarnaval y @votoNoalamina desde la fecha de creación hasta 2018.

  • Unidades de registro: tuits, retuits y réplicas (solo textos escritos).

  • Unidad de contexto: Gran Marcha Carnaval (GMC), consulta popular (CP).

Con los datos obtenidos se construyó una matriz analítica de las tres cuentas.

Fase de profundización

A través de Twitonomy se descargaron los tuis seleccionados y se ubicaron los datos de las unidades de contexto. Se empleó un muestreo no probabilístico por conveniencia, en el cual se seleccionaron los tuits publicados sobre las unidades de contexto: Gran Marcha Carnaval y Consulta Popular, generándose los siguientes datos a partir de los resultados iniciales del software Twitonomy (tabla 1).

Tabla 1 Muestra de tuits Gran Marcha Carnaval y Consulta Popular 

Fuente: Elaboración propia con datos de Twitonomy

Sobre los datos seleccionados se aplicó un análisis de contenido cualitativo y cuantitativo a los enunciados de texto publicados. Se definieron categorías de análisis sobre la perspectiva de Bardin (1996), que estipula que “es una operación de clasificación de elementos constitutivos de un conjunto por diferenciación, tras la agrupación por analogía, a partir de criterios previamente definidos” (p. 90). De esta forma y sobre la teoría trazada sobre la ciberciudadanía, se establecieron las siguientes categorías: marco ideológico, perspectiva estratégica, ecología comunicacional y política situada; de acuerdo a su comportamiento, frecuencia y variabilidad, estas permiten verificar la presencia o no de manifestaciones de ciberciudadanía.

Los datos se analizaron desde las siguientes perspectivas teóricas:

  • Teoría de Valoración (Kaplan, 2004), que permite ubicar la postura ideológica y emotiva hacia el contenido experiencial de los enunciados; específicamente, de dicha teoría analizaremos los sistemas de valoración: actitud (juicio, afecto y apreciación) y gradación (fuerza y foco de los enunciados).

  • El modelo de comunicación y contrainformación de López y Roig (2006).

  • Los conceptos de Escobar (2007) sobre TIC y acción política situada.

Sobre estos referentes se construyó la matriz de codificación (tabla 2), que se aplicó a las unidades de contexto seleccionadas.

Tabla 2 Matriz de codificación 

Fuente: Elaboración propia.

Resultados

Fase de exploración

El Comité Ambiental en Defensa de la Vida (CADV) se define como una

Plataforma de integración y trabajo colectivo de organizaciones de carácter social, grupos ambientalistas, corporaciones, fundaciones, colectivos estudiantiles, campesinos, indígenas, medios de comunicación alternativos y personas independientes que tiene como objetivo impulsar acciones públicas en defensa del agua, la vida, el territorio y derecho colectivo a un ambiente sano. Surge en el año 2011 como parte del acumulado histórico de movimientos socioambientales de Colombia y América Latina, asumiendo como aprendizaje la experiencia de movilización, resistencia y articulación de estos movimientos (n.d.).

Entre sus acciones se encuentra la realización de la Gran Marcha Carnaval y el apoyo y acompañamiento a las consultas populares realizadas en los municipios de Piedras, Cajamarca e Ibagué.

Su página web opera como un centro de gestión informativa con una propuesta multimedial que integra radio, video, boletines de prensa, publicaciones y acciones formativas con el desarrollo de diplomados ambientales. Se complementa su accionar con redes sociales como https://Twitter.com/DefensaVida, con 2626 seguidores y https://www.facebook.com/oficialcomiteambiental/, con 16.628 seguidores.

La gestión comunicativa ha tenido movimiento por Facebook, pero con el predominio de Twitter, la dinámica se ha trasladado a esa red social. Sobre la cuenta @defensavida, se identifican otras cuentas que han complementado el manejo informativo como @votonominearia, @marchacarnaval y el uso de etiquetas como #CarnavalesPorElAgua, #carnavalambiental, #CajamarcaSeRespeta, #consultespopulars, #WeLoveIbague y #CajamarcaNoSeArrepiente.

Fase de focalización

En esta fase, el software Twitonomy permite lograr una caracterización cuantitativa y cualitativa de cada cuenta, permitiendo conocer rasgos históricos y datos sobre su comportamiento. Para ello, se han seleccionado algunos ítems de análisis como se ve en la tabla 3.

Tabla 3 Análisis descriptivo cuentas seleccionadas 

Ítems de análisis/ Cuenta @defensavida @votonomineria @marchacarnaval
Definición de la propia cuenta Plataforma de organizaciones sociales y ambientales de Tolima Espacio de articulación de sectores sociales y ambientales que promueven el NO a megaproyectos en consultas​ populares “¡Sígueme! Colombianos de más de 34 municipios nos unimos en la más grande movilización nacional contra el extractivismo. #CarnavalesPorElAgua
Fecha de más movimiento cuenta Agosto de 2017-noticia sobre acuerdo 012 que prohíbe la minería en Ibagué Marzo 27 de 2017- triunfo consulta popular en municipio de Cajamarca Junio 2 de 2017 por realización Marcha Carnaval.
Fecha de inicio 26 de marzo de 2013 21 de julio de 2016 01 de junio de 2017
Fecha de análisis 2014 - 2018 2016 - 2018 2017 - 2018
Cantidad de tuits 5294 3314 789
Seguidores 2619 2929 281
Tuits x día 1,67 4,6 2,04
Hashtags 937 449 41
Usuario más replicado @valentinacmpm #consultapopular @valentinacmpm
Usuario más mencionado @Mineros_sa, @Defensavida @AGAColombia
Tuit favorito 15/11/2017: A esta hora en plantón frente a @MinAmbienteCo y la @ANLA_Col ciudadanos protestan contra el proyecto minero Soto Norte de @Minesa_Col #SanturbánNOEstáEnVenta 26/03/2017: #CajamarcaVotaNo El ambiente en Cajamarca es una fiesta, al son de @systema_solar promoviendo la #ConsultaCajamarca 07/06/2017: #JericoDiceNoMineria Jericó aprueba acuerdo municipal por el cual se prohíbe la minería de metales. Y así se le corre + la cerca a Anglogold
Plataformas más usadas Facebook (1726), Twitter for Android (1394), WordPress.com (33), Twitter Web Client (28), Instagram (7), MailChimp (6), Google (3). Twitter for Android (3167), Twitter Web Client (17). Twitter for Android (720), Twitter Web Client (67).

Fuente: Elaboración propia con datos de Twitonomy.

Verificando el comportamiento cuantitativo de cada una de las cuentas, se reflejan rasgos que profundizan cómo Twitter actúa como un dispositivo de ciberciudadanía. Las cuentas @defensavida y @votonominería son mucho más antiguas, lo cual implica un mayor número de seguidores y una gestión representada en cuanto a los tuits y retuits. Llama la atención que, si bien el proceso de La Colosa se inicia hacia el 2008, el uso de Twitter en estas cuentas se evidencia en años posteriores. La cuenta @defensavida tiene un carácter institucional, es la imagen del comité ambiental y por ello aborda diversos temas que, en el transcurso del proceso, se han articulado a la agenda mediática y del conflicto. El tuit más destacado es sobre un conflicto ambiental en Santurban, en Santander, una región distinta a donde se ubica el proyecto minero La Colosa, el objeto de estudio de esta investigación. La cuenta @marchacarnaval es mucho más reciente y por ello sus cifras son más bajas, pero es importante determinar que se complementa con una serie de etiquetas como #CarnavalesPorElAgua, #carnavalambiental, en las cuales se visualiza un tráfico de contenidos específicos a las diferentes versiones de la Marcha Carnaval. Esto demuestra un uso estratégico de esta cuenta, concentrando en estos escenarios las diferentes acciones realizadas en cada evento, como las convocatorias, y convirtiéndose en eslogan de las movilizaciones. Finalmente, la cuenta @votonomineria cuenta con más seguidores, mayor cantidad de retuits, de menciones y de favoritos, evidenciando su impacto y del interés sobre las consultas populares. Ha evolucionado con el conflicto, ya que al convertirse las consultas populares en el eje de la estrategia contra las empresas extractoras en Colombia, el tráfico de información e interés incrementó. Su focalización, al igual que la cuenta @marchacarnaval, está en que el tuit más destacado es coherente con sus perspectivas estratégicas y temáticas. Otros aspectos relevantes son que entre los usuarios con mayor interacción aparece la cuenta @valentinacmpm, una periodista ambiental de Ibagué, así como que las plataformas con mayores interacciones son Facebook y Twitter. Se destaca la coincidencia de los horarios y los días de publicación, en la madrugada y el domingo y lunes; asimismo, por las plataformas utilizadas, se comprueba el rol que ha tomado Twitter en el proceso.

Fase de profundización

En atención al propósito de la investigación, se describe el contexto de cada acción colectiva, que son los escenarios en los cuales se identificará la presencia de prácticas de ciberciudadanía.

La Gran Marcha Carnaval

Es una acción comunitaria realizada desde 2010. Hasta la fecha se han realizado diez eventos, en los cuales diferentes representantes de la sociedad civil marchan con cantos, eventos culturales, conciertos y discursos por las calles de la ciudad de Ibagué, para terminar en el parque principal donde se congregan los asistentes y se llevan a cabo discursos, denuncias, manifiestos, entre otra serie de actividades. De acuerdo al Comité ambiental, se inició con tres mil asistentes y se tienen cifras de asistencia de más de 100 mil personas en las últimas versiones.

Las marchas nacieron para lograr una presencia mediática a nivel nacional e internacional, a través de un medio pacífico y cultural. Las articulaciones surgieron al ir integrando actores fundamentales como movimientos sociales, docentes, medios regionales, sectores comunitarios, la academia y personajes públicos (actores de TV, músicos). Al avanzar los impactos, el evento se institucionalizó a realizarse el 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, conectándose con celebraciones globales relacionadas con el tema, evolucionando en su ampliación y organización.

Consulta popular

En Colombia se han realizado en total siete, cinco de ellas durante 2017 (Carmen del Darién, 2009; Piedras, 2013; Cabrera, Cajamarca, Pijao, Arbeláez, y Jesús María, 2017). Son un mecanismo de democracia participativa, se consagran en la Constitución Política de 1991 y se regulan por los artículos 50 al 57 de la Ley Nacional de Participación (Ley 134 de 1994). Complementa el artículo 33 de la Ley Municipal (Ley 136 de 1994), que autoriza a los gobiernos locales el derecho a realizar consultas populares sobre determinados asuntos. La Ley 1757 de 2015 abrió la posibilidad para que en los municipios sus respectivos alcaldes realicen consultas populares ciudadanas mediante la recolección de firmas. El procedimiento requiere que estas consultas pasen inicialmente por el Consejo Municipal y tengan una participación mínima del 33% de la población censada.

Las consultas populares se enmarcan en lo que Dietz (2017) denomina estructuras de oportunidad política, difusión directa e indirecta y participación; consiste en mecanismos democráticos para incidir sobre la implementación y el desarrollo de proyectos mineros en Colombia.

La primera consulta se realizó en el municipio de Piedras el 28 de julio de 2012, donde AGA proyectaba una expansión del proyecto minero. Ante la presencia de la empresa, se iniciaron consultas y protestas por parte de la comunidad (bloqueo del municipio de Doima, represión de la policía). Con el apoyo de diversas organizaciones, se llevó a cabo la consulta, que tuvo una participación de 58%. Con este resultado, en otros dos municipios (Ibagué y Cajamarca) se motivaron a realizar consultas, pero por incidencia y amenazas de la empresa AGA y del Estado, los respectivos consejos municipales la rechazaron. Posteriormente, con el fallo de la Corte Constitucional de octubre de 2016 (T-445/16), si bien en Ibagué no se realizó la consulta, sí se generó un acuerdo del Consejo Municipal, el 2 de agosto de 2017, prohibiendo el desarrollo de actividades mineras de metales y de la gran y mediana minería de los demás minerales en la jurisdicción del municipio (Concejo Municipal Ibagué 2017, p. 3).

En Cajamarca, el mecanismo fue otro: partió de la recolección de firmas acorde a la Ley 1757 de 2015, que señala que para iniciar una consulta a partir de recolección de firmas debe estar apoyada por el 10% de los votantes. La consulta se realizó el 26 de marzo de 2017, con un resultado del 36,05%, superando el umbral.

La tabla 4 señala cómo los contenidos en Twitter evidencian el comportamiento de las categorías marco ideológico, perspectiva estratégica, ecología comunicacional y política situada en las unidades de contexto Gran Marcha Carnaval (GMC) y Consulta Popular (CP), lo cual permite verificar la práctica de una ciberciudadanía en las acciones colectivas.

Para ello, se organizaron los datos sobre un esquema de rangos en cuatro cuartiles: primer cuartil (Q1), entre cero y 25%, evidencia una baja manifestación de ciberciudadanía; segundo cuartil (Q2), entre 26% y 50%, con una manifestación media; tercer cuartil (Q3), entre 51% y 75%, que señala una manifestación media-alta como ciberciudadanía, y un último cuartil (Q4), entre 76% y 100%, con una evidencia alta de ciberciudadanía.

Tabla 4 Identificación cuantitativa de categorías ciberciudadanía GMC: Gran marcha carnaval - CP: Consulta Popular. 

Fuente: Elaboración propia

Marco ideológico

En las Consultas Populares, se identifica que los tuits de las cuentas @defensavida y @votonomineria transmiten valoración con alta intensidad y fuerza, mientras en aquellas relativas a la Gran Marcha Carnaval la valoración es más equilibrada. Al contrario, la cuenta @marchacarnaval maneja un nivel de valoración menor en comparación a los contenidos relacionados con la Gran Marcha Carnaval donde lo emocional, la valoración y la fuerza tienen un nivel mayor de contenidos. Así, se encuentra que las tres cuentas evidencian posiciones ideológicas y actitudinales sobre los procesos, y los porcentajes ubican los datos en los cuartiles 3 y 4, evidenciando una manifestación media-alta y alta de ciberciudadanía. Estos aspectos quedan reflejados en ejemplos como:

@Defensavida: El año pasado fuimos 120.000 voces contra el extractvisimo, este año seremos mas! #Junio2MarchaCarnaval (@Defensavida, 2017, March 9)

@ehsalah1: Suspender las CONSULTAS POPULARES es un ATENTADO contra la democracia y el derecho fundamental a la participación en, contravía del espíritu descentralizador de nuestra Constitución Política, Comparto mi columna de opinión de hoy https://goo.gl/UEdDJT (@ehsalah1, 2018, April 26)

@VotoNoMineria: @consejodeestado ratificó la constitucionalidad de la pregunta planteada en la #ConsultaPasca estaremos comunicando la fecha próximamente #PascaVotaNO (@VotoNoMineria, 2017, November 9)

Perspectiva estratégica

Con porcentajes superiores al 70% (tercer y cuarto cuartil), los contenidos generados tienen fines de sensibilización, motivación a la acción y su continuidad fomenta una presión sobre los diversos procesos, lo cual manifiesta un alto nivel de ciberciudadanía en su gestión. En este sentido, Twitter actúa desde una perspectiva estratégica, lo cual ha sido necesario, ya que es un fenómeno sin precedentes en el país; el enfrentamiento contra las estrategias del Estado, de AGA y de las entidades interesadas en el proyecto minero ha requerido esfuerzos notables para generar inicialmente una conciencia y, posterior a ello, una movilización y luego las respuestas representadas en los logros de cada acción, como se evidencia en los siguientes tuits.

@mambientalistac: Sí te encuentras en Bogotá, te esperamos hoy a las 12 del medio día en la Plaza de Bolívar. Plantón y movilización en rechazo a la tragedia ambiental en Lizama. (@mambientalistac, 2018, April 3)

@ambienteysoc: Guía Metodológica para realizar Consultas Populares en Colombia ----> http://bit.ly/2EBKzqS vía @Defensavida (@ambienteysoc, 2018, February 19)

Ecología comunicacional

El resultado de esta categoría es contundente, ubicándose en el cuartil 4, con un alto nivel de ciberciudadanía, al partir de dos procesos con un alto sentido comunicacional de transformación: la Gran Marcha y la Consulta Popular. Son dos constructos discursivos conformados por lógicas de acción colectiva, que se han desplegado en Twitter, donde los repertorios comunicacionales se han activado con el fin de presionar, mediante la focalización e intensificación. Se articulan redes comunicacionales basadas en la interacción entre Facebook, Twitter, Instagram, formularios de firmas digitales, campañas de Twitter, páginas web, blogs, YouTube, y medios de comunicación tradicionales que circulan y recirculan los contenidos, como se puede apreciar en los siguientes ejemplos:

@TejidoT: Inicia Foro "Educación Popular y acción colectiva en defensa del territorio" pueden seguirla en https://t.co/DeuUebDUPA (@TejidoT, 2017, August 25)

@VotoNOMineria: Transmisión del debate de control político sobre las #ConsultasPopulares, entérate porqué somos #DictaduraMinera (@VotoNOMineria, 2017, September 26)

@VotoNOMineria: Descripción gráfica de lo que pretende hacer @OscarBarretoTol con el acuerdo 012 que prohíbe megaminería en Ibagué #NoMásMineroPolítica (@VotoNOMineria, 2017, September 12)

Política situada

Se despliegan las regiones, los contextos, los eventos, la acción ciudadana, se cubren los hechos y se identifican actores y proyecciones. Twitter se convierte en una acción estratégica focalizada y contextualizada, donde la identidad se refuerza con rasgos culturales propios de cada región. Se verifica con un 100% representado en que los contenidos van acompañados de etiquetas con nombres de regiones, personas, ilustrados con imágenes, mapas, fotografías, entre otros elementos, como por ejemplo:

@Asonalca_: #PolíticaMineroEnergéticaMata En Meta, Santanderes y Antioquia, nos quieren meter, a las malas, los intereses de empresarios como comunes (@Asonalca_, 2017, August 20)

@valentinacmpm: Aprobado acuerdo 012 por medio del cual se prohíbe la minería contaminante en Ibagué. #IbaguéSinMineríaContaminante (@valentinacmpm, 2017, July 31)

Conclusiones

Esta investigación se realizó para profundizar en una perspectiva de la ciberciudadanía y en cómo su presencia se refleja en el uso de la red social Twitter, en los diferentes procesos que han consolidado la Gran Marcha Carnaval y las consultas populares, como dos acciones colectivas de gran incidencia en la lucha de la comunidad contra el desarrollo del proyecto minero La Colosa en el Tolima, Colombia.

Sobre la teoría propuesta, se concluye que la ciberciudadanía como discurso permite comprender con mayor rango el fenómeno y desplazarlo del determinismo que señala solo una serie de prácticas de comunicación digital, el activismo y mucho más la perspectiva desde el e-gobierno o e-democracia. De igual forma, la investigación evidencia cómo desde los conceptos señalados y los resultados son claras una serie de prácticas de ciberciudadanía a través de Twitter, como se amplía a continuación.

La primera identificación surge con la importancia que implica el ciberespacio para el Comité Ambiental en Defensa de la Vida y la Red de comités ambientales del Tolima, convirtiéndolo en un espacio de lucha estratégico. Así, el Comité despliega recursos a través de la página web, redes sociales en Facebook, Twitter, YouTube e Instagram. De manera específica, Twitter se ha manejado como una cuenta institucional y desde allí, con base en las narrativas y la lógica de la comunicación digital, ha integrado a manera de hipermedio otras cuentas, etiquetas, difusión de fotografías, videos, documentos, audios, memes, enlaces, firmas digitales, jornadas de uso de Twitter intensivo, Periscope y Facebook Live. En ese sentido, construye una metanarrativa basada en el hipertexto, donde la comprensión global se sostiene desde el marco ideológico, por los diferentes eventos y la línea evolutiva del fenómeno que determina contenidos, replicas, retuits y la participación de otras cuentas que circulan la información.

La fase de focalización presenta cómo las cuentas estudiadas juegan un rol decisivo en las dinámicas de la Gran Marcha Carnaval y las consultas populares, señalando picos de frecuencia de publicación en fechas fundamentales, generando un posicionamiento informativo y permitiendo la valoración sobre los hechos y las reacciones, en especial sobre las consultas populares, que generaban respuestas sobre los resultados desde los diversos sectores involucrados; así, en Twitter se difundía la información y se actualizaba en tiempo real sobre posibles procesos a realizar. Los datos descriptivos de cada cuenta presentan cómo es necesario acudir a estas métricas para desarrollar una gestión planificada de la comunicación en este tipo de entornos. Las cuentas operan sobre acciones específicas, la realización de las marchas, los procesos de las consultas, y es importante analizar el manejo que se le da al ir integrando otras problemáticas de otras regiones.

La fase de profundización, parte de definir que la ciberciudadanía comprende una serie de categorías gestionadas a través de Twitter. Predomina un marco ideológico caracterizado por una valoración negativa hacia el Estado, la empresa AGA y diversos actores pro proyecto minero, a la vez que se consolida un discurso en defensa de los recursos naturales y que invita a considerar nuevas alternativas de desarrollo. Hay un componente emocional, que constantemente es combustionado con mensajes que invitan a la reflexión y la acción. Hay una perspectiva estratégica a nivel de sensibilización y organización, la cual es eficiente, pero que requiere transitar a otros estados donde la comunicación a través de Twitter sea menos reactiva e informativa y en la dinámica discursiva perfile otros escenarios; es decir, considerar que luego de la acción colectiva, comunicacional y educativamente, ¿qué debe continuar?

Con relación a la ecología de medios, los contenidos sobre la Gran Marcha Carnaval y las consultas populares logran un impacto debido a la posibilidad de actuar sobre redes que permitan flujos de información diversos, directos y masivos. Desde el inicio de la agenda de protesta, los contenidos se generaron y circularon, funcionando como representaciones sociales que simplificaron el mensaje, el sentido y permitieron adaptarlo a las realidades, contextos y cimentarlos en escenarios específicos: marchas carnavales y consultas populares. Al basarse en el bien común, se logró una interacción y una interconexión de individuos en general desconocidos entre sí, integrando una movilización de recursos y un enfoque colectivo (Conover et al., 2013, p. 1) sobre las narraciones que generaron, las cuales se potencializaron en la movilidad de la comunicación digital.

Los medios estructuraron oportunidades políticas, evidenciando vacíos jurídicos, sociales, económicos y resonando los impactos, creando los escenarios para la acción colectiva, por lo cual la participación en las marchas y en las consultas se convirtieron en escenarios transversalizados por datos, facilitando la sensibilización, la coordinación y la acción (Martínez Romero, 2012).

Discusión

La complejidad del fenómeno ha implicado estructurar una serie de categorías que operan como detectores de acciones y prácticas que permitan su verificación. Así, desde una postura interdisciplinaria a través de una matriz de análisis se evidencian prácticas ciberciudadanas en los contenidos analizados en diversas prácticas ideológicas mediante un discurso definido, una serie de estrategias definidas, una visión ecológica de la comunicación y la acción política en territorio.

Esta investigación corrobora la lógica sobre la cual la comunicación en redes sociales -como en este caso- y su articulación con hechos en territorio se configuran sobre modos horizontales, con parámetros de producción y transmisión diversos, en ocasiones caóticos. Estas plataformas van en paralelo a los medios tradicionales; no hay que olvidar que se alimentan del espíritu del conflicto y buscan visibilidad aprovechando la cultura de la convergencia. Solo desde ese anclaje se pueden comprender los métodos con los que se gestiona la comunicación; así, todos los seguidores de estas cuentas posiblemente no estén en las calles ni asistan directamente a la consulta popular, pero son parte de una dinámica colaborativa que se intersecta con la problemática, configurando la denominada sociedad en red, conectada, híbrida. Con ello, los movimientos sociales, al abordar los entornos online y offline, despliegan repertorios con un alto nivel de intensidad y fuerza.

Es fundamental comprender que la ecología comunicacional opera sobre las lógicas de las redes. Cada cuenta tiene una relación directa con un tema, pero no es exclusiva; así, la cantidad de tuits que manejan y los porcentajes relacionados con cada unidad de contexto son bajos: @defensavida, 22%, @VotoNOMineria, 29% y @MarchaCarnaval, 33%; es decir, circula una gran cantidad de información relacionada, pero que conecta con otro tipo de temáticas como redes hermeneúticas que configuran el sentido. Estas conexiones se movilizan en frecuencias de publicación dependiendo de la incidencia de los hechos y de la perspectiva estratégica que sobre ellos se defina a nivel de sensibilización, acción o presión. En este punto, es relevante analizar la distancia entre el inicio del conflicto, aproximadamente 2008, y el inicio de las cuentas en Twitter, el 26 de marzo de 2013, el 21 de julio de 2016 y el 1 de junio de 2017, lo que se produce por los tiempos en los cuales este tipo de redes sociales fueron integrándose al consumo de los usuarios y, en especial, porque al inicio del proceso se usaron más páginas web, blogs y Facebook.

La acción de política situada se evidencia desde el hecho de actuar de los grupos vinculados a la acción colectiva. Parten del territorio, de lo local, de los municipios, y con todas sus diferencias e intereses logran consolidar representaciones que se mediatizan y que facilitan la identidad, como por ejemplo #noalacolosahorrorosa, #NoalaMINA, “si paramos la Colosa, paramos cualquier cosa”, #cajamarcadiceno, #dictaduraminera, #aquiNadiesemueredeHambre, #Pijaovotono, #yoatacolagranmineria, los cuales se concibieron como estrategias multimedia, ya que se proyectaron sobre etiquetas para el uso de redes sociales. Desde esos espacios, se enfrentaron a modelos de desarrollo hegemónicos con base en su apuesta local por una estabilidad económica, que dependía de ellos mismos y no de modelos macroeconómicos impuestos.

La investigación plantea una serie de categorías y una metodología para abordar cómo en las redes sociales, en este caso Twitter, los conflictos encuentran en el ciberespacio una esfera en la cual se desarrollan dinámicas específicas. El concepto de ciberciudadanía como discurso pretende abordar con un mayor nivel de complejidad lo que sucede en la comunicación digital y, en especial, sus correlaciones con la forma en que los movimientos sociales desarrollan su actuar en esta esfera. El trabajo se centró en los enunciados publicados en Twitter, y abre escenarios de estudio de interés, al proyectar unas categorías que permiten puntualizar esa relación y metodologías como el análisis de métricas. De igual forma, son necesarios estudios que aborden otros aspectos comunicativos como lo audiovisual y multimedial, que cumplen un rol predominante al focalizar e intensificar los mensajes, dando forma a muchos de los sentidos y métodos sobre los cuales se caracteriza y certifica la importancia de las plataformas digitales en las acciones de los movimientos sociales en la actualidad.

Agradecimiento

Este artículo presenta resultados de las investigaciones, Prácticas contrainformativas como expresión de la ciberciudadanía ambiental y del proyecto Medios digitales, acciones colectivas y consultas populares como manifestaciones de una ciberciudadanía contra la explotación minera en el proyecto la Colosa, financiadas por la Universidad Nacional Abierta y a Distancia y desarrolladas por integrantes del grupo de investigación FISURA, (UNAD-Colombia) y del grupo GICID, Grupo de Investigación en Comunicación e Información Digital (GICID) (S29-17R), reconocido por el Gobierno de Aragón y financiado por el Fondo Social Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), Construyendo Europa desde Aragón.

Referencias

Alzamora, G. & Braga, C. (2014). Las redes sociales, armas de protesta. Twitter y Facebook en las protestas de movimientos sociales en España y Brasil (Social networks, weapons of protest. Twitter and Facebook in the protests of social movements in Spain and Brazil). In C. Ferré Pavia (Ed.), El uso de las redes sociales: ciudadanía, política y comunicación. La investigación en España y Brasil (The use of social networks: citizenship, politics and communication. Research in Spain and Brazil) (pp. 16-29). Barcelona: Institut de la Comunicació, UAB. [ Links ]

Algo huele mal: lecciones del desastre ambiental en Barrancabermeja (Something smells bad: lessons from the environmental disaster in Barrancabermeja). (2018, March 31). Semana. Retrieved from https://www.semana.comLinks ]

Araya, R. (2005). Internet, política y ciudadanía (Internet, politics and citizenship). Nueva Sociedad, (195), 56-71. Retrieved from http://nuso.org/articulo/internet-politica-y-ciudadania/Links ]

Ariza, A. (2007). Democracias, ciudadanías y formación ciudadana. Una aproximación (Democracies, citizenship and civic education. An approximation). Revista de Estudios Sociales, (27), 150-163. https://doi.org/10.7440/res27.2007.10Links ]

@ambienteysoc (2018, February 19). Guía Metodológica para realizar Consultas Populares en Colombia ----> http://bit.ly/2EBKzqS vía @Defensavida (Methodological Guide for Popular Consultations in Colombia ---->http://bit.ly/2EBKzqS via @Defensavida) (Twitter post). Retrieved from https://twitter.com/ambienteysoc/status/965608044141924352Links ]

@Asonalca_ (2017, August 20). #PolíticaMineroEnergéticaMata En Meta, Santanderes y Antioquia, nos quieren meter, a las malas, los intereses de empresarios como comunes (#PolíticaMineroEnergéticaMata In Meta, Santanderes and Antioquia, we want to put, badly, the interests of entrepreneurs as common) (Twitter post). Retrieved from https://twitter.com/Asonalca_/status/899391424818532353Links ]

Badillo, M. & Marta-Lazo, C. (2014). Análisis de la contrainformación en Internet relacionada con la minería: estudio de caso proyecto La Colosa, Tolima (Colombia) (Analysis of Internet disinformation in connection with mining: a case study of La Colosa project, Tolima (Colombia)). Revista Eleuthera, 11, 31-53. Retrieved from http://vip.ucaldas.edu.co/eleuthera/downloads/Eleuthera11_4.pdfLinks ]

Badillo, M. (2015). Prácticas contrainformativas como expresión de la ciberciudadanía ambiental (Alternative communication practices as an expression of environmental cyber-citizenship) (Doctoral dissertation). Retrieved from http://e-spacio.uned.es/fez/view/tesisuned:Educacion-Mebadillo. [ Links ]

Bardin, L. (1996). Análisis de contenido (2ª ed.) (Content analysis (2nd ed.)). Madrid: Akal. [ Links ]

Bartolomé, M. & Cabrera, F. (2003). Sociedad multicultural y ciudadanía: hacia una sociedad y ciudadanía interculturales (Multicultural society and citizenship: towards an intercultural society and citizenship). Revista de educación, (nº. extraordinario 2003), 33-56. Retrieved from http://www.educacionyfp.gob.es/revista-de-educacion/numeros-revista-educacion/numeros-anteriores/2003/re2003/re2003-03.htmlLinks ]

Castells, M. (2000). La era de la información: economía, sociedad y cultura. Volumen 1: la sociedad red (4ª ed.) (The information age: economy, society and culture. Volume 1: The rise of the network society (4th ed.)). Madrid: Alianza Editorial. [ Links ]

Castells, M. (2009). Comunicación y poder (Communication and power). Madrid: Alianza editorial. [ Links ]

Creswell, J. W. (2013). Research design: Qualitative, quantitative, and mixed methods approaches. Thousand Oaks: Sage. [ Links ]

Comité Ambiental en Defensa de la Vida. (n.d.). Quiénes somos (Who are we). Retrieved from https://comiteambiental.org/que-somos/ (par. 1). [ Links ]

Conover, M., Davis, C., Ferrara, E., McKelvey, K., Menczer F., & Flammini, A. (2013). The Geospatial Characteristics of a Social Movement Communication Network. PLoS ONE, 8(3). https://doi.org/10.1371/journal.pone.0055957Links ]

Concejo Municipal de Ibagué. (2017). Acuerdo número 012 de 2017. Por medio del cual se dictan medidas para la preservación y defensa del patrimonio ecológico y cultural del municipio de Ibagué y se dictan otras disposiciones (Agreement number 012 of 2017. By means of which measures are dictated for the preservation and defense of the ecological and cultural patrimony of the municipality of Ibagué and other dispositions are dictated). Tolima: Concejo Municipal Ibagué. Retrieved from http://www.concejodeibague.gov.co/documentos_2009/2017/Acuerdo012_2017.pdfLinks ]

Corredor Gil, D. (2014). Estrategias de control ciudadano: una aproximación a la intervención megaminera en Cajamarca, Tolima, 2007-2013 (Strategies of Civil Control: An Approximation to the Megamining Intervention in Cajamarca, Tolima, 2007-2013). OPERA, 14, 71-94. Retrieved from https://revistas.uexternado.edu.co/index.php/opera/article/view/3841Links ]

De Moraes, D. (2004). Redes virtuales y mutaciones comunicacionales (Virtual networks and communication mutations). Espéculo: Revista de Estudios Literarios, 26. Retrieved from https://webs.ucm.es/info/especulo/numero26/redesvi.htmlLinks ]

@Defensavida(2017, March 9). El año pasado fuimos 120.000 voces contra el extractvisimo, este año seremos mas! #Junio2MarchaCarnaval (Last year we were 120,000 voices against the extravisimous, this year we will be more! #Junio2MarchaCarnaval) (Twitter post). Retrieved from https://twitter.com/Defensavida/status/839880035448258561Links ]

Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). (2018). Indicadores básicos de TIC en Hogares (Basic ICT indicators in Households). Retrieved from https://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/tecnologia-e-innovacion/tecnologias-de-la-informacion-y-las-comunicaciones-tic/indicadores-basicos-de-tic-en-hogaresLinks ]

Dietz, K. (2018). Consultas populares mineras en Colombia: Condiciones de su realización y significados políticos. El caso de La Colosa (Referendums on mining in Colombia: the conditions in which they are held and their political meanings. The case of La Colosa). Colombia Internacional, (93), 93-117. Retrieved from https://revistas.uniandes.edu.co/doi/full/10.7440/colombiaint93.2018.04Links ]

Escobar, A. (2007). La invención del tercer mundo. Construcción y deconstrucción del desarrollo (Encountering development. The Making and Unmaking of the Third World). Caracas: Fundación Editorial el Perro y la Rana. [ Links ]

@ehsalah1 (2018, April 26). Suspender las CONSULTAS POPULARES es un ATENTADO contra la democracia y el derecho fundamental a la participación en, contravía del espíritu descentralizador de nuestra Constitución Política, Comparto mi columna de opinión de hoy https://goo.gl/UEdDJT (Suspend POPULAR CONSULTATIONS is an ATTACK against democracy and the fundamental right to participate in, contrary to the decentralizing spirit of our Political Constitution, I share my opinion column today https://goo.gl/UEdDJT) (Twitter post). Retrieved from https://twitter.com/ersalah1/status/989682271471980545Links ]

Finquelievich, S. Baumann, P., & Jara, A. (2001). Nuevos Paradigmas de Participación ciudadana a través de las tecnologías de información y comunicación (New Paradigms of citizen participation through information and communication technologies). Buenos Aires: Instituto de investigaciones Gino Germani. [ Links ]

Galeano, M. (2007). Estrategias de investigación social cualitativa (Qualitative social research strategies). Bogota: La Carreta Editores. [ Links ]

Galindo, J. (1998). Cibercultura, ciberciudad, cibersociedad hacia la construcción de mundos posibles en nuevas metáforas conceptuales (Cyberculture, cybercity, cyber society towards the construction of possible worlds in new conceptual metaphors). Estudios sobre las culturas contemporáneas, 4(7), 9-23. Retrieved from https://www.culturascontemporaneas.com/culturascontemporaneas/contenidos/cibercultura_ciberciudad.pdfLinks ]

Guhl, E. (2016). La Política Ambiental Colombiana en las dos últimas décadas y Laudato Si (The Colombian Environmental Policy in the last two decades and Laudato Si). Jesuitas Colombia. Retrieved from https://jesuitas.co/la-politica-ambiental-colombiana-en-las-dos-ultimas-decadas-y-laudato-si-41Links ]

Hergueta-Covacho, E., Marta-Lazo, C., & Gabelas-Barroso, J. (2016). Educación mediática e inteRmetodología relacional aplicada a los MOOC (Media Literacy and relational Inter-methodology implementation on MOOC). Revista mediterránea de comunicación, 7(2), 47-58. https://doi.org/10.14198/medcom2016.7.2.4Links ]

Hine, Ch. (2004). Etnografía Virtual (Virtual Ethnography). Barcelona: Editorial UOC. [ Links ]

Kaplan, N. (2004). Nuevos desarrollos en el estudio de la evaluación en el lenguaje: La teoría de la Valoración (New developments in the study of evaluation in language: The theory of Valuation). Boletín de Lingüística, (22), 52-78. Retrieved from http://saber.ucv.ve/ojs/index.php/rev_bl/article/view/1468Links ]

Krippendorff, K. (1990). Metodología de análisis de contenido (Content analysis. An introduction to its methodology). Barcelona: Paidós Comunicación. [ Links ]

López, S. & Roig, G. (2006). Del tam-tam al doble click. Una historia conceptual de la Contrainformación (From tam-tam to double click. A conceptual history of alternative communications). In Ciberactivismo: sobre usos políticos y sociales de la red (Cyberactivism: about political and social uses in the network) (pp. 15-44). Barcelona: Virus. [ Links ]

Lozada, M. (2004). El ciberciudadano: representaciones, redes y resistencias en Venezuela y América Latina (The cybercitizen: representations, networks and resistances in Venezuela and Latin America). In D. Mato (Ed.), Políticas de ciudadanía y sociedad civil en tiempos de globalización (Citizenship and civil society policies in times of globalization) (pp. 167-180). Caracas: FACES, UCV. [ Links ]

Martínez, U. (2012). Movimientos sociales y la autocomunicación de masas: Una revisión del movimiento 12-M (Social movements and mass self-communication: A review of the 12-M movement) (Bachelor’s thesis). Retrieved from http://biblio.colsan.edu.mx/tesis/MartinezRomeroUlisesPavel.pdfLinks ]

Marta Lazo, C. & Grandio, M. (2013). Análisis de la competencia audiovisual de la ciudadanía española en la dimensión de recepción y audiencia (Analysis of the audiovisual competence of the Spanish citizenship in the dimension of reception and audience). Comunicación y Sociedad, 26(2), 114‐130. https://doi.org/10.15581/003.26.2.114-130Links ]

Marta-Lazo, C., Segura-Anaya, A., & Martínez Oliván, N. (2017). Variables determinantes en la disposición al pago por contenidos informativos en Internet: perspectiva de los profesionales (Key variables in willingness to pay for online news content: The professionals’ perspective). Revista Latina de Comunicación Social, (72), 165-185. https://doi.org/10.4185/RLCS-2017-1159Links ]

Martín-Barbero, J. (2001). Transformaciones comunicativas y tecnologías de lo público (Communicative transformations and technologies of the public). Galáxia. Revista do Programa de Pós-Graduação em Comunicação e Semiótica, (2), 101-111. Retrieved from https://revistas.pucsp.br/index.php/galaxia/article/view/1232/739Links ]

Martínez, G. (2004). Internet y ciudadanía global: procesos de producción de representaciones sociales de ciudadanía en tiempos de globalización (Internet and global citizenship: processes of production of social representations of citizenship in times of globalization). Aposta Revista de ciencias sociales, 9, 1-20. Retrieved from http://www.apostadigital.com/number.php?id_num=9Links ]

Melucci, A. (2002). Acción colectiva, vida cotidiana y democracia (Collective action, daily life and democracy). Mexico City: El Colegio de México. [ Links ]

Mina de oro La Colosa, polémico proyecto que impulsaría economía colombiana (La Colosa gold mine, controversial project that would boost the Colombian economy). (2009, August 30). La Crónica del Quindio. Retrieved from http://www.cronicadelquindio.comLinks ]

Misión de Observación Electoral. MOE. (2018). Medios de comunicación, redes y democracia (Media, networks and democracy). Bogota: MOE. Retrieved from https://moe.org.co/wp-content/uploads/2019/01/Libro-monitoreo.pdf Links ]

Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia (MINTIC). (2018). Boletín Trimestral de las TIC (Quarterly ICTs Newsletter). Retrieved from https://colombiatic.mintic.gov.co/679/w3-article-75854.htmlLinks ]

Nuevo derrumbe en Hidroituango obliga a evacuar trabajadores (New landslide in Hidroituango forces workers to evacuate). (2018, May 26). El Espectador. Retrieved from https://www.elespectador.comLinks ]

@mambientalistac (2018, April 3). Sí te encuentras en Bogotá, te esperamos hoy a las 12 del medio día en la Plaza de Bolívar. Plantón y movilización en rechazo a la tragedia ambiental en Lizama (If you are in Bogotá, we are waiting for you today at 12 noon in the Plaza de Bolívar. Seedling and mobilization in rejection of the environmental tragedy in Lizama) (Twitter post). Retrieved from https://twitter.com/mambientalistac/status/981163967300083715Links ]

Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina. (2014, May 7). 15 razones para oponerse a la mina La Colosa en Cajamarca Tolima (15 reasons to oppose the La Colosa mine in Cajamarca Tolima) (blog post). Retrieved from https://www.ocmal.org/tag/proyecto-la-colosaLinks ]

Páez, Á. (2009). Ciudadanía, participación y movimientos sociales a través de las TIC (Citizenship, participation and social movements through ICTs). In Crisis analógica, futuro digital: actas del IV Congreso Online del Observatorio para la Cibersociedad (Analog crisis, digital future: proceedings of the IV Online Congress of the Observatory for Cybersociety). Barcelona: Meddia, cultura y comunicación. [ Links ]

Páramo de Santurban en peligro, fuera Minesa de Colombia (Santurban paramo in danger, get out Minesa de Colombia). (2018, April 18). VirtualPro Procesos Industriales. Retrieved from https://www.virtualpro.co/Links ]

Polo, D. (2017). Construcciones de sentido y universos simbólicos sobre la minería en los medios colombianos. El caso de La Colosa, Cajamarca, Tolima, entre 2011 y 2016 (Meaning constructions and symbolic universes about mining in the Colombian media. The case of La Colosa, Cajamarca, Tolima, between 2011 and 2016). In J. M. Pereira (Ed.), Humanidades digitales, diálogo de saberes y prácticas colaborativas en red: Cátedra Unesco de Comunicación (Digital humanities, knowledge dialogue and collaborative practices in network: Unesco Lecture in Communication) (pp. 238-239). Bogota: EPUJ. [ Links ]

Porras, J. (2005). Internet y las nuevas oportunidades para la deliberación pública en los espacios locales (Internet and new opportunities for public deliberation in local spaces). Nueva Sociedad, 195, 102-116. Retrieved from http://nuso.org/articulo/internet-y-las-nuevas-oportunidades-para-la-deliberacion-publica-en-los-espacios-locales/Links ]

Prats, J. & Álamo, O. (2003). Democracia electrónica: concepto, tipos y posicionamientos (Electronic democracy: concept, types and positioning). Politikaperu. Retrieved from https://www.politikaperu.org/democracia-electronica-concepto-tipos-y-posicionamientos-2.htmLinks ]

Robles, J. (2015). E-Gobierno y Ciberpolitica. Informe de Situación Social 2015 (E-Government and Cyber-politics. 2015 Social Situation Report). Madrid: Centro de Investigaciones Sociológicas. [ Links ]

Robinson, S. (2005). Reflexiones sobre la inclusión digital. Internet y las nuevas oportunidades para la deliberación pública en los espacios locales (Reflections on digital inclusion. Internet and new opportunities for public deliberation in local spaces). Nueva Sociedad, 195, 127-140. Retrieved from https://www.nuso.org/articulo/reflexiones-sobre-la-inclusion-digital/ Links ]

Rueda, R. (2006). Apropiación social de las tecnologías de la información: ciberciudadanías emergentes (Social appropiation of information technologies: emerging cybercitizenships). Tecnología y comunicación educativas, 41, 19-32. Retrieved from http://investigacion.ilce.edu.mx/stx.asp?id=2335Links ]

Ruelas, A. & Pérez, P. (2006). El gobierno electrónico: su estudio y perspectivas de desarrollo (E-government: its study and development perspectives). Razón y Palabra, 52. Retrieved from http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n52/27RuelasyAramburo.pdfLinks ]

Scolari, C. (2008) Hipermediaciones. Elementos para una Teoría de la Comunicación Digital Interactiva (Hypermediations. Elements for a Theory of Interactive Digital Communication). Barcelona: Gedisa. [ Links ]

Tamayo, C, González, A., & González, C. (2013). Evaluación de impacto ambiental y estudios previos a una valoración contingente. Caso La Colosa, Cajamarca, Tolima, Colombia (Environmental impact assessment and studies prior to contingent valuation. Case of La Colosa, Cajamarca, Tolima, Colombia). Ensayos de Economía, 23(42), 191-222. Retrieved from https://revistas.unal.edu.co/index.php/ede/article/view/41259Links ]

Tilly, C. (2010). Los movimientos sociales, 1768-2008. Desde sus orígenes hasta Facebook (Social movements, 1768-2008. From its origins to Facebook). Barcelona: Crítica. [ Links ]

@TejidoT (2017, August 25). Inicia Foro "Educación Popular y acción colectiva en defensa del territorio" pueden seguirla en https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1940479289529985&id=1385813901663196 (Start Forum "Popular Education and collective action in defense of the territory" can follow it in https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1940479289529985&id=1385813901663196) (Twitter post). Retrieved from https://twitter.com/TejidoT/status/901101023158300672Links ]

Van Dijk, J. (2000). Models of Democracy and Concepts of Communication. London: Sage Publications. [ Links ]

Vargas, J. (2003). Teoría de la acción colectiva, sociedad civil y los nuevos movimientos sociales en las nuevas formas de gobernabilidad en Latinoamérica (Collective action theory, civil society and new social movements in the new forms of governability in Latinoamerica). Revista Latina de Comunicación Social, (53). Retrieved from http://www.revistalatinacs.org/200353vargas.htmLinks ]

Vargas, J. (2017, April 27). Anglogold Ashanti suspende exploración de oro en proyecto La Colosa (Anglogold Ashanti suspends gold exploration in La Colosa Project). El Tiempo. Retrieved from https://www.eltiempo.comLinks ]

Varela, M. (2008). ¿Hacia dónde va la ciudadanía social? (de Marshall a Sen) (Where is social citizenship heading? (from Marshall to Sen)). Andamios, 5(9), 157-181. https://doi.org/10.29092/uacm.v5i9.188Links ]

Viché, M. (2008). Ciberanimación. Quaderns d´animació i educació social, (8). Retrieved from http://quadernsanimacio.net/ANTERIORES/ocho/ciberanimacion.pdfLinks ]

@valentinacmpm (2017, July 31). Aprobado acuerdo 012 por medio del cual se prohíbe la minería contaminante en Ibagué. #IbaguéSinMineríaContaminante (Approved agreement 012 whereby polluting mining is prohibited in Ibagué. #IbaguéSinMineríaContaminante) (Twitter post). Retrieved from https://twitter.com/valentinacmpm/status/892174372731072513Links ]

@ VotoNOMineria (2017, November 9). @consejodeestado ratificó la constitucionalidad de la pregunta planteada en la #ConsultaPasca estaremos comunicando la fecha próximamente #PascaVotaNO (@consejodeestado ratified the constitutionality of the question raised in the #ConsultaPasca We will be communicating the date soon #PascaVotaNO) (Twitter post). Retrieved from https://twitter.com/VotoNOMineria/status/928610958167207936Links ]

@VotoNOMineria (2017, September 26). Transmisión del debate de control político sobre las #ConsultasPopulares, entérate porqué somos #DictaduraMinera https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=309917719416630&id=100011952120651 (Transmission of the political control debate over #ConsultasPopulares , find out why we are #DictaduraMinera https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=309917719416630&id=100011952120651) (Twitter post). Retrieved from https://twitter.com/VotoNOMineria/status/912717431315079171Links ]

@VotoNOMineria (2017, September 12). Descripción gráfica de lo que pretende hacer @OscarBarretoTol con el acuerdo 012 que prohíbe megaminería en Ibagué #NoMásMineroPolítica (Graphic description of what you intend to do @OscarBarretoTol with the agreement 012 that prohibits mega-mining in Ibagué #NoMásMineroPolítica) (Twitter post). Retrieved from https://twitter.com/VotoNOMineria/status/907734018837409792Links ]

Recibido: 30 de Junio de 2018; Aprobado: 03 de Septiembre de 2019

Miguel Ezequiel Badillo Mendoza, doctor en Comunicación y educación en entornos digitales, docente asistente de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, UNAD, Colombia. Actualmente es Secretario Académico de la Asociación Colombiana de Investigadores, ACICOM, co-director del grupo de investigación FISURA, investigador del GICID e Investigador Junior en Colciencias. Fue Líder Nacional de la Cadena de Formación en Comunicación Social de la UNAD (2014-2019) y coordinador de la Cátedra de Comunicación UNAD (2014, 2016, 2017 y 2018).

Carmen Marta-Lazo, investigadora principal del Grupo de Investigación en Comunicación e Información Digital (GICID) de la Universidad de Zaragoza (España). Profesora titular de Periodismo, directora de Radio Unizar, presidenta de Investigación de ARU, co-editora de la Revista Mediterránea de Comunicación. Ha escrito más de doscientas publicaciones (índice H=21), entre libros, capítulos y artículos relacionados con sus líneas de investigación: educación mediática, competencias digitales y usos e interacciones en redes sociales. Ha dirigido doce tesis doctorales y es socia de honor del Grupo Comunicar.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons