SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.13 número1UNA NUEVA SECCIÓN DE ACTA BIOETHICAEL MODELO DE INVESTIGACIÓN EN BIOÉTICA índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Acta bioethica

versión On-line ISSN 1726-569X

Acta bioeth. v.13 n.1 Santiago jun. 2007

http://dx.doi.org/10.4067/S1726-569X2007000100014 

 

Acta Bioethica 2007; 13(1)

COLECTÁNEA

MÉTODO O MÉTODOS PARA INVESTIGAR EN BIOÉTICA. UNA REFLEXIÓN

Carolina Manrique Nava*
Octaviano Domínguez Márquez**

*Profesora-investigadora del Centro de Investigaciones Económicas, Administrativas y Sociales, CIECAS-IPN
**Vicepresidente Academia Nacional Mexicana de Bioética


En el poliforum de la Academia Nacional Mexicana de Bioética1 se logró convocar a bioeticistas experimentados de diversas instituciones de México y el exterior, y se pudieron escuchar diversas voces sobre cómo investigar en bioética.

El carácter de la bioética como ciencia o disciplina aún se discute. Para Van Rensselaer Potter2 la bioética puede ser llamada la "ciencia de la supervivencia" y debe construirse sobre la ciencia de la biología, ampliada más allá de sus fronteras tradicionales para incluir elementos más esenciales de las ciencias sociales y humanidades; es decir, no se debe considerar una ciencia sola, sino enfatizar más en sus dos más importantes componentes: conocimiento biológico y valores humanos. Algunos grupos han entendido que la investigación en bioética debiera hacerse en la forma como se hace la medicina experimental, siguiendo los preceptos de Claude Bernard: "es nuestro deber y nuestro derecho realizar un experimento en un hombre siempre que se pueda salvar su vida, curarlo o brindarle algún beneficio personal"3.

Para otros, el abordaje del objeto de estudio de la bioética se puede hacer desde algunas de las posturas teóricas de las ciencias sociales, como lo es la investigación cualitativa, desde la cual el investigador pretende conseguir datos sobre las percepciones "desde dentro", a través de un proceso de comprensión empática (versthen), con la intención de alcanzar una perspectiva general "holística" de la cultura y el contexto del objeto de estudio4.

Sin embargo, otras reflexiones argumentan que si la ética se define como filosofía moral, la bioética entonces, en tanto ética aplicada, es una forma menor de reflexión filosófica, que se distingue de otras disciplinas por el tipo de temas que trata pero que utiliza la metodología de la filosofía moral tradicional5.

Los puntos de vista anteriores llevarían a pensar que, como investigadores, tendríamos que apegarnos a alguna postura, ya que, al momento de dar a conocer los resultados de nuestras investigaciones –o desde el momento de la concepción de los proyectos–, se nos exige el cumplimiento de normas metodológicas que, con seguridad, permitirán la aprobación y/o publicación de los mismos. Dichas normas responden al modelo hegemónico de la investigación en las ciencias de la salud y, generalmente, nos llevan a seguir las pautas de la investigación clínica y/o epidemiológica, en las cuales el planteamiento y comprobación de una hipótesis son elementos esenciales; por lo tanto, nos compromete a abordar los objetos de estudio desde una postura positivista, lo cual, para el caso de los problemas bioéticos o de interés en la bioética, no siempre resulta lo más idóneo en términos de validación.

Además de lo anterior, si a la bioética se le considera como una interdisciplina ello complica aún más las formas o métodos de abordaje de sus objetos de estudio, lo que demandaría que cada investigador pudiera generar en forma creativa pero sistematizada un método particular para cada investigación.

La bioética, como disciplina aún en construcción y consolidación, deberá seguir madurando epistemológicamente para determinar los límites de su objeto de estudio, de su método y de su teoría, así como de una propia tecnología, elementos que, al desarrollarse y afianzarse, podrán conducirla al estatus de ciencia.

Lo que por el momento se podría proponer es retomar el método de la investigación científica como una herramienta que puede prestar un servicio a la investigación en bioética6, pero con la apertura de aceptar otras formas de abordajes, es decir, aceptar que si en la bioética confluye una serie de disciplinas, entonces lo mismo tendría que suceder con los métodos.

Para Viesca7, la cuestión del método o de los métodos de investigación en bioética se propone como una gran utopía, ya que la disciplina es compleja. Plantea dos problemas: la estructura del discurso y la forma en que debe entenderse a sí misma. Son dos niveles de análisis: por un lado, los problemas específicos dentro del terreno de la bioética que le permitirán su maduración como ciencia y, por otro, las relaciones que establece con otras disciplinas para generar su propio discurso.

Señala Viesca que existen dos campos: la bioética de la investigación en diferentes disciplinas y la bioética de la investigación en bioética. Para enfrentar esos temas habría que recurrir al método filosófico, es decir, a la reflexión en dos grandes dimensiones: una analítica y la otra hermenéutica, lo que permitirá, muy probablemente, generar nuevas líneas de investigación y llevar a la bioética a su propia definición.

En el terreno específico de los derechos humanos y su vinculación con la bioética, Martínez8 propone que la salud y estos derechos aportan sus propias metodologías, y que el acento debe ponerse en el desarrollo de un lenguaje común que exprese valores vigentes en la realidad.

Casas9 plantea situar la metodología como una herramienta para resolver los problemas de los investigadores en el campo de la bioética. Propone el desarrollo de un marco epistémico dentro del cual el investigador cuestione los alcances sociales de su investigación y los avances y aportes que esta implica para la bioética. Sugiere que la investigación se sostenga en un marco teórico, con el fin de fundar sólidamente la investigación.

García Romero10 propone el desarrollo de modelos de investigación en bioética, identificando tres grandes campos: fundamentos de la bioética como disciplina, necesidades epistemológicas y formación de recursos humanos. Destaca este último, cuyo modelo debe contemplar fundamentos, métodos y líneas de investigación, con el fin de que se pueda alcanzar la solución de problemas empleando un discurso accesible y no sólo desde el Derecho.

A los interesados en bioética les anima el deseo de encontrar respuestas que se pueden dar sólo por el camino de la investigación y la reflexión. Para que los conocimientos obtengan el reconocimiento de las comunidades científicas será necesario ubicar dentro de un gran espectro los niveles de abordaje de cada uno de los temas investigados; es decir, si bien no negar la investigación empírica de corte positivista –pues también son útiles las estadísticas y los resultados duros–, es conveniente aceptar otras formas de investigación.

Será necesario aplicar métodos que permitan integrar los datos duros con datos cualitativos y la reflexión filosófica. Por lo tanto, es preciso que las investigaciones se realicen en equipos multidisciplinarios, interdisciplinarios y transdisciplinarios. La formación universitaria de bioeticistas deberá poner el acento en la enseñaza de diversas metodologías que permitan a los estudiantes e investigadores lograr la integración de las mismas. Se podría decir que, si aún no se cuenta con métodos propios del campo bioético, es conveniente elaborar un "traje a la medida", de acuerdo con el objeto de estudio de que se trate.


Notas

1 Poliforum Investigación en Bioética. Noviembre 11 de 2006. Centro Médico Nacional Siglo XXI. México, D. F. Organizado por la Academia Nacional Mexicana de Bioética.

2 Potter VR. Bioethics, the science of survival. Biology and Medicine 1970; 14(1): 127-153.

3 Citado por Luna F. Ensayos de Bioética. Reflexiones desde el sur. México: Fontamara; 2001: 131.

4 Shaw FI. La evaluación cualitativa. Madrid: Paidós Básica; 2003: 30-31.

5 Luna F. Ensayos de Bioética. Reflexiones desde el sur. México: Fontamara; 2001: 21.

6 Lolas F. Conferencia "Fundamentación para investigar en bioética". Poliforum: Investigación en bioética. Noviembre 11 de 2006. Centro Médico Nacional Siglo XXI. México, D. F.

7 Viesca TC. Conferencia ¿Cómo y dónde dirigir la investigación en bioética? Poliforum: Investigación en bioética. Noviembre 11 de 2006. Centro Médico Nacional Siglo XXI. México, D. F.

8 Martínez VM. Conferencia: ¿Cómo investigar en derechos humanos y bioética? Poliforum: Investigación en bioética. Noviembre 11 del 2006. Centro Médico Nacional Siglo XXI. México, D. F.

9 Casas ML. Conferencia: Investigación en bioética. Poliforum: Investigación en bioética. Noviembre 11 de 2006. Centro Médico Nacional Siglo XXI. México, D. F.

10 García Romero H. Conferencia: Modelos de investigación en bioética. Poliforum: Investigación en bioética. Noviembre 11 de 2006. Centro Médico Nacional Siglo XXI. México, D. F.

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons